Llegó el momento de ser ambiciosos

Desde la crisis financiera de 2008, nunca había cundido tanto pesimismo en los mercados como …