Una campaña con más sonrisas que ideas

Los políticos pisaron el acelerador a fondo y no se salvó nadie. Un payaso indignado, …