Si querés escoger exitosamente bonos argentinos, entonces deberías tener en cuenta a nuestro continuo mal: la inflación.

La percepción del inversor respecto a su mayor o menor confianza en los próximos meses de una eventual baja de la tasa de inflación, será primordial a la hora de optar por algún papel.

“El optimista sobre una reducción inflacionaria debe ir a los bonos a tasa fija en pesos porque tiene cupones muy altos. El pesimista, en cambio, debería apostar por aquellos atados a la inflación”, ha sostenido Nery Persichini, editor de Revancha Argentina.

Entonces, tal y como lees, las mejores alternativas de bonos se vinculan a la inflación. No obstante, si el BCRA no cumple con sus objetivos, la rentabilidad de estos instrumentos será menor a la esperada.