Desde hace algún tiempo hemos sostenido que el mercado da indicios de comienzo de un ciclo bajista.

La semana pasada, tanto el S&P 500 como el Dow Jones cerraron por debajo de la media, un dato que cuanto menos es preocupante.

Con las elecciones en Francia, las fuertes subas han vuelto a poner los índices por encima de sus medias, nuevos históricos, nuevos récords, por lo que se distorsionó la tendencia que venía afianzándose.

El gobierno de Donald Trump y la reforma fiscal sin ejecución son un misterio y no se sabe cuáles de las promesas de campaña se van a cristalizar en medidas concretas.

¿Cuál es la conclusión?

Tenés que estar más alerta que nunca…

Lo primero es ver cuánto dura el arrastre positivo de Francia y después es fundamental vigilar el comportamiento de los principales índices, dado que en caso de posicionarse por debajo de sus medias, muy probablemente estamos en una tendencia de mercado bajista.