Los inversores que deseen posicionarse en activos energéticos pero sientan temor de hacer en acciones individuales, pueden hacerlo por medio de los Fondos Cotizados en Bolsa o ETFs, que son instrumentos dedicados a replicar el comportamiento de una gran diversidad de papeles vinculados al segmento.

En esa línea y como te comentamos antes, se encuentran el VanEck Vectors ETF, iShares U.S. Oil Equipment & Services ETF, y el SPDR S&P Oil & Gas Equipment & Services ETF.

El primero de ellos, se enfoca en las acciones de las compañías más grandes y líquidas de la industria, como es el caso de Halliburton.

Por su parte, el iShares U.S. Oil Equipment & Services replica el comportamiento de los papeles energéticos que cotizan en el índice Dow Jones, por lo que se considera un instrumento bastante seguro a la hora de posicionarse en el sector.