De ingresar al grupo de mercados emergentes, los fondos de inversión van a querer comprar las acciones que aún son baratas e YPF es una buena oportunidad.

El banco de inversión UBS, por ejemplo, ha elevado el objetivo para YPF a 30 dólares, nivel que esperamos que la acción llegue en los próximos meses.

El Credit Suisse sostuvo que la compañía está subvaluada en su cartera de inversión y elevó su precio objetivo a 27 dólares en el caso de los ADR.

Itaú BBVA tiene un precio objetivo de 27 dólares por acción, porque la creencia es que se trata de una valoración atractiva y que ha abordado correctamente todas las preocupaciones expresadas por los inversores.

Morgan Stanley, otro gran jugador de Wall Street, ubica a YPF en 25,5 dólares. Los analistas de riesgo creen entonces que el papel tiene un gran campo por delante, siendo una de las más atractivas del 2017.