El tramo medio de la curva presenta buenas oportunidades para poder reducir exposición a eventos externos y conservar un rendimiento en torno del 5%, como el del Bonar 2024.

Determinados analistas sugieren que como la parte media de la curva quedó con rendimientos similares o un poco superiores al tramo largo y este último está más expuesto a una fluctuación eventual de la tasa en Estados Unidos, trasladar posiciones a aquellos bonos de duración media es la mejor opción.

Para no resignar rendimiento al reposicionarse en bonos de mediano plazo, los analistas sugieren comprar títulos provinciales. Provincia y Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Córdoba, entre las opciones.

Esta clase de bonos posibilitan al inversor moverse con cierta calma el escenario y devengar una renta cercana al 5% a doce meses.

Para aquellos que estén dispuestos a un poco más de riesgo, una posición en títulos como el DICA podría otorgarle al ahorrista retornos de capital más intereses por hasta 15%, siempre que se verifique la compresión de spreads.