Dentro de la renta variable, los analistas ven con mejores ojos a los sectores vinculados al ciclo económico, entre los que destacamos bancos y consumo.

Dentro del primer grupo, destacan Banco Francés por la solidez de su balance y la reciente caída en su valuación, aunque a los otros bancos también los califican como atractivos, ante una expectativa de crecimiento del crédito de la mano de la reactivación económica.

En el sector de consumo, IRSA es su principal elección por la calidad de sus activos, perspectivas positivas y una valuación atractiva. El sector de petróleo y gas luce correctamente valuado pero con perspectivas positivas en el mediano plazo.