Monday, May 25, 2020
El sitio de noticias de Inversor Global


Ayudas del gobierno para emprendedores frente a la crisis del COVID-19

Cómo tramitar las ayudas para salarios, monotributistas, autónomos y desempleados Frente a la alarmante situación internacional, los países han tomado…

By Inversor Global , in Aprendiendo , at 30 abril, 2020

Cómo tramitar las ayudas para salarios, monotributistas, autónomos y desempleados

Frente a la alarmante situación internacional, los países han tomado diversas medidas para intentar contrarrestar el contagio del COVID-19, más conocido como coronavirus. Aunque existe un clima de incertidumbre generalizado, en China -donde se originó el virus y comenzó a propagarse- ya lograron controlar el brote.

Se está trabajando a lo largo y ancho del globo para desarrollar una vacuna de forma rápida y efectiva. Mientras tanto, los gobiernos están tomando diversas medidas para prevenir la infección y, con ella, el colapso de los sistemas de salud. Aunque no todos están teniendo políticas de protección extremas -como es el caso de EEUU-, estas parecen aplanar la cifra de contagios  -como está sucediendo en Argentina-.

La cuarentena ha sido la respuesta más efectiva para controlar la problemática, con distanciamiento social, el cese de prácticamente todas las actividades -exceptuando las de primera necesidad- y la preparación de los sistemas de atención médica frente a posibles picos de contagiados ingresando a los sanatorios.

Lógicamente, semejante decisión también significa una gran pausa a casi todas las actividades productivas de un país. En términos macro nos habla de una situación de crisis a nivel internacional, donde los mercados se ven de pronto congelados y donde los Estados y las empresas ven mermar sus ingresos, afrontar grandes pérdidas e incluso ir a la quiebra y despedir trabajadores.

En términos micro, aquellas personas que tenían por único sustento trabajos informales, ya sean cuentapropistas, empleados “en negro” o artesanos, se ven totalmente imposibilitados de obtener ingresos, a menos de que tengan la posibilidad de migrar a entornos virtuales, opción que desde ya no es accesible para todos. 

Conscientes de la alarmante situación económica, algunos países buscaron retrasar al máximo la declaración de cuarentena, intentando así mantener la rueda productiva andando. Sin embargo, esta decisión significa mayor cantidad de contagios y potenciales muertes, un costo desastroso para cualquier gabinete político.

Otros países están llevando adelante estrategias de salvataje, en donde el Estado juega un rol preponderante en la búsqueda de mantener a flote a empresas y trabajadores. En nuestro caso, es clave el sistema de ayudas del gobierno argentino, dirigido desde el Anses, que propone la inyección de capitales a diversos sectores sociales, a modo de paliativo frente al problema.

Éste plan comprende un número de políticas destinadas a diversos actores de la economía, brindando ayudas tanto para empresas como para trabajadores del sector formal e informal. También hay ayudas del gobierno específicas para emprendedores.

Relacionado:  Asegurate de saber todos estos conceptos antes de invertir en bonos

La medida más conocida es el Ingreso Familiar de Emergencia, un bono de $10.000 destinado a trabajadores y trabajadoras informales, de casas particulares, monotributistas sociales y de categoría A y B. Éste dinero se brinda sólo a los grupos familiares donde ningún integrante tiene un trabajo en blanco o categoría mayor a la C en el monotributo. Se prioriza a la mujer para entregarle el dinero.

El IFE es también una ayuda del gobierno para desempleados, aunque nada tiene que ver con el seguro de desempleo que ya venía otorgando Anses, una medida que le permite acceder a un monto mensual, conservar la obra social y las prestaciones familiares a aquellos trabajadores y trabajadoras formales despedidos sin justa causa.

Otra de las ayudas del gobierno durante el coronavirus es el compromiso con el sector empresario privado de asumir los costos del 50% de los salarios en aquellas empresas en crisis. Esta medida, generada a partir de un Decreto de Necesidad y Urgencia, compromete al Estado con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y la Cámara Argentina de Comercio.

Dichos organismos estaban negociando con los sindicatos quitas de hasta un 50% en los salarios de quienes no estuviesen concurriendo a sus puestos de trabajo debido al distanciamiento social. Ésta medida ayudará a descomprimir las tensiones entre patronal y trabajadores aunque la negociación se retomará frente a la inminente extensión de la cuarentena. 

Por otro lado, el Estado también implementó una recategorización a la baja para aquellos monotributistas que no estén facturando como lo hacían habitualmente. Dado que la siguiente recategorización por cronograma es en julio, presentando documentación que respalde la situación se puede acceder a este beneficio, aunque no se implementa de forma automática.

El gobierno también está otorgando préstamos a tasa cero para aquellos que no logran entrar en las ayudas anteriormente mencionadas. Aunque como todo préstamo debe ser reintegrado, se otorga un período de gracia de seis meses desde el momento del cobro, pudiendo pagarse en doce cuotas iguales consecutivas. El monto máximo es de $150.000, que se adquiere a través del banco con el que se opere habitualmente.

Aunque es un préstamo interesante, es importante resaltar que el dinero no se dará en efectivo sino que se cargará a la tarjeta de crédito en tres pagos, por lo que es preciso contar con una. Con este dinero no se pueden comprar dólares ni títulos del Estado, y no se podrá solicitar adelantos en efectivo durante la duración del préstamo.

 

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido