Tuesday, November 19, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


La sangría de reservas del Banco Central volvió a acelerarse en octubre

La salida de dólares del sistema financiero argentino volvió a agravarse en octubre. Luego de una desaceleración en septiembre, la…

By Inversor Global , in Argentina , at 22 octubre, 2019

La salida de dólares del sistema financiero argentino volvió a agravarse en octubre. Luego de una desaceleración en septiembre, la fuga de divisas se incrementó nuevamente debido a la expectativa sobre las elecciones presidenciales.

Según los datos oficiales del Banco Central, en los primeros dieciséis días del corriente mes, se vendieron US$1.023 millones solo para contener el tipo de cambio, casi la misma cifra que en todo septiembre. Si se tiene en cuenta que el BCRA siguió interviniendo, es muy probable que la institución venda aún más dólares que en agosto, cuando abasteció al mercado con más de US$2.000 millones.

Las reservas internacionales de la entidad presidida por Guido Sandleris también se vieron afectadas en el último tiempo. Ayer, bajaron US$563 millones debido al pago de  deudas y actualmente solo quedan US$46.885 millones. Desde el 9 de abril hasta ahora, se han desplomado casi un 40%. 

La constante sangría también preocupa al principal candidato de la oposición, Alberto Fernández. El político del Frente de Todos, que ganó en las primarias por más de quince puntos de diferencia, sabe que si las reservas siguen cayendo, es muy probable que la próxima gestión que gobierne el país tendrá que enfrentar grandes dificultades financieras.

La fuga de divisas del sistema también se ve reflejada en el stock de dólares del sector privado. Con los datos pertenecientes al 16 de octubre, los depósitos representaban 20.911 millones. Un poco más de dos meses atrás, la cifra superaba los US$32.500 millones, pero luego de las PASO, comenzó una corrida bancaria que hizo bajar el stock casi un 36%. 

Al comienzo de septiembre, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció medidas regulatorias para tratar de frenar la salida de capitales. Una de ellas, fue la implementación de un cepo cambiario, que impide a las personas físicas comprar más de US$10.000 por mes y tampoco pueden transferir al exterior más de esa misma cantidad.

En la semana pasada, el funcionario declaró que el Gobierno “no está evaluando un ajuste más fuerte del cepo”. Sin embargo, si las condiciones siguen empeorando en los próximos días, es probable que el ministro tenga que anunciar medidas de urgencia.

A pesar de que el cepo de Lacunza haya estabilizado la cotización oficial del dólar, la situación fue completamente diferente en el mercado paralelo. A menos de una semana para las elecciones generales, el dólar blue supera los $67,25, mientras que el “contado con liquidación” rompió la barrera de los 80 pesos. Está apreciación en el ámbito informal creo una brecha muy amplia entre las cotizaciones. Actualmente, la diferencia entre el dólar mayorista y el CCL supera el 35%.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido