Tuesday, November 12, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


Invertir en Renta Fija de Corto Plazo, tutorial para 2020

Los productos que ofrece la renta fija siempre han sido atractivos para los ahorristas e inversores más conservadores ya que…

By wpadmin , in Aprendiendo Argentina Sin categoría , at 7 octubre, 2019

Los productos que ofrece la renta fija siempre han sido atractivos para los ahorristas e inversores más conservadores ya que se trata de instrumentos financieros de bajo riesgo asociado y que cuya rentabilidad, si bien acotada en comparación con otro tipo de inversiones con más riesgo, es conocido de antemano. Entre ellos se destacan los bonos, obligaciones, págares o letras del Tesoro.

A diferencia de la renta variable, que  es un tipo de inversión formada por todos aquellos activos financieros en los que la rentabilidad es incierta, la renta fija brinda más certezas y por ende un horizonte más alumbrado. La rentabilidad está garantizada por la devolución del capital invertido ni la rentabilidad del activo. La misma depende de la evolución de los activos en los que se invierte.

Tipos de renta fija

El mercado ofrece diversos productos de renta fija que se pueden clasificar según los actores y el tipo de emisión, el plazo de la inversión y el rendimiento que brindan. Dentro de dichas clasificaciones encontramos:

Renta fija según emisor

  • En principio, se trata de la renta fija pública, que es aquella que emiten los Estados y demás Administraciones u organismos públicos con el objetivo de financiar sus gastos estructurales y completar los ingresos procedentes de los impuestos.
  • A su vez tenemos la renta fija privada, cuya emisión está a cargo de empresas que necesitan financiación para acometer proyectos o ampliar capital.

Renta fija según el plazo de vencimiento

  • Las inversiones a corto plazo las encontramos en los mercados monetarios, en donde se adquieren principalmente Letras del Tesoro y promesas de pago de empresas, cuyo vencimiento está fijado de antemano y tiene un plazo máximo de 18 meses. Este tipo de productos tienen una liquidez muy elevada, es decir, se pueden vender fácilmente en el mercado secundario, aunque tienen una rentabilidad inferior a la de las inversiones de mayor plazo.
  • Las inversiones a medio y largo plazo se realizan en los mercados de capitales, en donde se compran Bonos y Obligaciones tanto de empresas privadas como de Administraciones Públicas.

Renta fija según el rendimiento que ofrece

  • Este tipo de productos tiene rendimiento explícito y son aquellos que realizan pagos periódicos al inversor en forma de intereses (cupones). La periodicidad de estos pagos varía en función de lo estipulado en la emisión, siendo habitual el cupón semestral o anual.
  • Por otra parte, los productos de rendimiento implícito o cupón cero son aquellos en los que la rentabilidad viene determinada por la diferencia entre el precio que paga el inversor por el producto y el precio el momento de amortización. Este tipo de productos de renta fija tiene un pago único de intereses en el momento de la amortización.

¿Cómo funciona la renta fija?

Una de las formas más óptima de incrementar nuestro capital financiero a base de renta fija es a través de fondos de inversión de renta fija, donde el gestor se encarga de comprar las mejores emisiones, diversificar y minimizar los riesgos de emisor, tipo de interés y liquidez. Para ello es menester saber: Cuál es el tipo de interés y su periodicidad; Cuáles son los precios de emisión y reembolso.; Fecha y condiciones de amortización, así como las condiciones de amortización anticipada; y si se trata o no de un título que cotiza.

Entre las principales características de los fondos a corto se destacan las siguientes:

  • No incluye activos de Renta Variable (acciones cotizadas en bolsa) en su patrimonio.
  • Tampoco ningún presumen tipo de instrumento financiero no relacionado con la Renta Fija.
  • La Duración media de su cartera no podrá ser superior a los 2 años.
  • Acostumbran a ser uno de los tipos de fondos de inversión con comisiones más bajas.
  • Tienen liquidez diaria 
  • Algunos de ellos tienen comisión de gestión variable en base a los resultados de rentabilidad que obtenga el gestor.

Los riesgos de la renta fija

Hay que aclarar lo siguiente: que la renta fija no tenga riesgos a comparacion de otros productos con mayor volatilidad no significa que no los posea.. Es importante incidir en que cualquier producto de inversión contiene riesgo en mayor o menor medida. Estos riesgos siempre deberán venir detallados en el folleto de emisión del producto. En el caso de renta fija, encontramos básicamente, de tres tipos de riesgos: Riesgo del Emisor, Riesgo en los cambios de tipos de interés y Riesgo de Liquidez. 

La Renta Variable

Por otra parte, tenemos productos de renta variable que guardan relación con los tipos de inversión formada por todos aquellos activos financieros en los que la rentabilidad es incierta. Por eso, la rentabilidad no está garantizada ni la devolución del capital invertido ni la rentabilidad del activo.

En la renta variable, al contrario que en la renta fija, no conocemos los flujos de caja que vamos a recibir por parte de la empresa. Incluso, puede que la rentabilidad sea negativa y que perdamos dinero con la inversión.  La renta variable es uno de los actores principales en los mercados financieros. 

Tipos de activos de renta variable

  • Materias primas
  • Divisas
  • Acciones
  • Índices bursátiles
  • ETFs (Fondos de inversión por especulación, – Exchange Trade Funds)

En definitiva, si queremos encontrar la principal diferencia entre Renta Fija y Renta Variable nos tenemos que acotar al momento de inversión. Cuando invertimos en Renta Fija a diferencia que en las acciones el emisor promete de antemano unas condiciones (valor nominal , precio, vencimiento, cobros… ) y una rentabilidad a priori conocida que retribuya a los inversores (clientes), que pasan a ser acreedores y obligacionistas de la Empresa o el Estado en cuestión. En tanto, el que invierte a través de acciones se convierte en propietario de la misma, participando en mayor medida de la rentabilidad y de los riesgos de la empresa en cuestión.

Por esta razón, aquellos quieran invertir en renta fija en el corto plazo pueden optar por Letras del Tesoro. Pese a la baja rentabilidad en comparación con otros instrumentos financieros, la ventaja de esta adquisición es la retribución en bajos intereses.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido