Tuesday, November 12, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


Un cambio de juego financiero: ¿Qué es una Fintech?

Si nunca escuchaste nombrar el término, te preguntarás qué es una fintech y cómo funciona. Toda la información sobre esta…

By Inversor Global , in Aprendiendo , at 27 agosto, 2019

Si nunca escuchaste nombrar el término, te preguntarás qué es una fintech y cómo funciona. Toda la información sobre esta nueva forma de hacer negocios.

“Fintech” es una palabra inglesa, una abreviatura para Financial Technology -tecnología financiera en español- que define a las empresas que desarrollan software aplicado al mejoramiento del mundo financiero. Ofrecen productos y servicios de avanzada en el campo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s)

Por lo general, las compañías de Fintech son StartUps, es decir, empresas emergentes que utilizan intensivamente las TIC’s para la comercialización de sus productos o servicios, generando un modelo de negocio con escalas que permite un rápido crecimiento y sostenimiento en el tiempo, con menor inversión inicial que las empresas tradicionales.

El objetivo de las Fintech es ofrecer servicios financieros sencillos de usar, contratar y entender, utilizando nuevas tecnologías para abaratar costos y simplificar operaciones, permitiendo así el acceso a un número mayor de usuarios y empresas y desarrollando la digitalización de las finanzas a nivel mundial. 

Si todavía no queda claro, gracias a las Fintech existen webs o apps que nos permiten transferir dinero o pagar impuestos y servicios sin tener que acudir a alguna sucursal de cobro. 

De todas formas, existen distintos tipos de Fintech que se desarrollan en diversos campos del ámbito financiero.

Transferencia de fondos; pagos y cobros a través de internet

Producen actualizaciones digitales para el pago y cobro de impuestos y servicios a través de aplicaciones y páginas web, además del avance en la transferencia de fondos, con mejoras en los mecanismos de transacción a menor costo. También podemos resaltar la creación de apps para el manejo de finanzas personales y domésticas.

Fintech de préstamos

Frente a las crisis económicas, el acceso a crédito para el desarrollo de PYMES y para privados se vuelve muy restringido. Los sistemas bancarios endurecen sus cláusulas y condiciones, cerrando el campo de posibilidades y generando un freno a la actividad económica. 

Muchas StartUps de Fintech se desarrollaron y multiplicaron buscando volverse una alternativa fiable frente a la negativa crediticia de los bancos. Para ello, construyeron distintos tipos de modelos en negocios que se están volviendo cada vez más populares.

Uno de estos modelos es el Crowdfunding, “financiación en grupo”, que consiste en una red colectiva de apoyo, por lo general online, que utiliza todo tipo de donaciones, no sólo económicas, para apoyar un proyecto a cambio de compensaciones o, simplemente, con fines desinteresados. Por ejemplo, financiar proyectos artísticos, pequeñas empresas de productos, creación de instituciones y demás

También existen los mini y microcréditos. Son préstamos de carácter personal o a organizaciones chicas de pequeñas cantidades de dinero, concebidos para ser devueltos a corto plazo. Suelen entregarse sin tener que comprobar recurso, por lo general solicitando comprobante de domicilio, identificación y un documento de aval. Por lo general, la cancelación de estos créditos se hace de forma semanal o quincenal.

¿Cómo crear una Fintech?

Si pensamos emprender en el terreno de las Fintech, es necesario tener en cuenta ciertas complejidades del propio campo de negocios a las que nos enfrentamos. Primero, es crucial contar con capacidad analítica y de adaptación en un escenario en constante transformación. También es condición tener un perfil comercial y poder negociar, requisitos básicos en cualquier actividad económica.

La competencia es fuerte y hay que tener en cuenta qué están haciendo las empresas en el nicho de mercado específico que elegimos, así como quienes parecieran no ser “del sector”, como las entidades financieras tradicionales y los bancos.

Por otro lado, la captación de fondos  en su fase inicial es la clave para todo desarrollo y a la vez la tarea más compleja, ya que debemos atraer grandes inversiones que apoyen nuestra idea. Existen alternativas además de los clásicos créditos bancarios, pero todas piden parte de las acciones de la empresa en crecimiento, por lo que es importante revisar bien los contratos para no terminar perdiéndolo todo en manos de inversores.

Es importante aclarar que, por ejemplo, las Fintech en Argentina no poseen ninguna regulación desde el Banco Central, situación fuertemente discutida al seno de la comunidad financiera. De cualquier manera no pretenden presentarse como la sustitución de bancos u otras entidades, sino como un complemento, una especialización en ciertas actividades económicas.

Sin embargo, empiezan a desarrollarse ordenamientos en Latinoamérica, como es el caso de las Fintech en México, que como país posee el 7° lugar mundial en materia de legislación del sector. Mantener a las Fintech reguladas supone establecer garantías jurídicas para los usuarios frente al cambio de juego –aún en desarrollo- que la tecnología propone.

Podemos descargar información sobre las Fintech en PDF, para profundizar en el tema. Es interesante leer lo que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico de México ha publicado, teniendo en cuenta su carácter de avanzada en lineamientos y leyes. También es importante leer al respecto de Argentina, si nos interesa emprender en el país con este novedoso tipo de negocios, que día a día gana más popularidad.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido