Friday, September 20, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


¿Qué es el liberalismo? El ABC para entenderlo en 2019

En este artículo vamos a definir en conceptos simples qué es el liberalismo político y económico, cuáles son sus singularidades…

By Inversor Global , in Aprendiendo , at 12 agosto, 2019

En este artículo vamos a definir en conceptos simples qué es el liberalismo político y económico, cuáles son sus singularidades y de dónde proviene.

El liberalismo es una doctrina político-económica que se basa en la defensa de las libertades individuales, la restricción de la participación del Estado en los asuntos personales y la fuerte defensa a la propiedad privada. Ha servido como fundamento para conceptos como el de democracia representativa y la división de poderes -legislativo, ejecutivo, judicial-.

El origen del liberalismo se remonta al S.VXIII en Europa, como respuesta a las restricciones económicas impuestas por las monarquías, y entre sus exponentes destacan  el filósofo y médico inglés John Locke (1632-1704), el economista escocés Adam Smith (1723-1790), y el economista inglés David Ricardo (1772-1823).

Características del liberalismo

  • La libertad como derecho fundamental: libertad de expresión, de culto, de asociación, de prensa, etc. Es conocida la expresión popular “mis derechos terminan donde empiezan los tuyos”, frase con claras raíces liberales, que explica esta característica crucial de la doctrina y que además, establece también el límite de intromisión gubernamental propuesto por el liberalismo.
  • Tolerancia a la autonomía individual y grupal/colectiva: Es un postulado relacionado al de la libertad, ya que plantea el respeto máximo a esta práctica por parte de otros individuos e instituciones.
  • El derecho a la propiedad privada: Un planteo central dentro del paradigma liberal, ya que la posiciona como el motor económico de una sociedad. Es por esto que el liberalismo también se opone a la regulación estatal de las actividades comerciales, argumentando que, por los principios de oferta, demanda y bien común, el mercado se auto regula. 
  • Igualdad formal ante la ley: para el liberalismo todas las personas deben ser consideradas iguales en términos jurídicos y políticos, por lo que el Estado no deberían hacer ningún tipo de diferencia.
  • Constitución y parlamento: El gobierno debe actuar bajo las reglas que le imponen los individuos libres organizados por el bien común, por lo que la construcción de tratados, códigos civiles, constituciones, así como la resolución de conflictos sociales vía asambleas o parlamentos es vital en el esquema social liberal.
  • Separación de la iglesia y el Estado: La libertad de cultos va acompañada por la garantización de un Estado que represente a todos los individuos independientemente de su creencia religiosa, por lo que debe ser laico. 
  • La no politización de los cargos estatales y en general, de cualquier actividad relacionada a lo público, como la educación en todos sus niveles, la aparatos judiciales o de salud.

Se podría decir que en resumen, el liberalismo pone por sobre todas las cosas el ejercicio de la libertad individual como eje regulador y ordenador de lo social, aunque habría que definir qué se entiende como libertad, qué implica y si todos podemos acceder a ella con las mismas garantías y de la misma manera. 

Se han desarrollado diferentes tipos de liberalismo a lo largo del tiempo, que han hecho hincapié en aspectos diversos de la vida de los individuos en sociedad. La distinción más difundida es la del liberalismo económico y el político, aunque ambos conceptos están siempre interrelacionados.

¿Qué es el liberalismo económico?

El liberalismo económico surge como una respuesta a las restricciones económicas impuestas por los gobiernos monárquicos de la Europa del S.XVIII. Se desarrolló durante la Ilustración y se fundamenta en el acrecentamiento del poder y la libertad adquisitiva de los individuos. 

Está conformado por un número de políticas entre las que destacan el apoyo a la economía de mercado, la libre circulación de mercancías y la defensa de la propiedad privada entendiéndola como el motor económico de la sociedad.

Adam Smith (1723-1790), uno de los padres del liberalismo, postula que filosóficamente hablando, cada individuo posee en su naturaleza las siguientes motivaciones: el egoísmo, la conmiseración, el derecho a la libertad, el sentido de la propiedad, el trabajo como actividad habitual y la tendencia al intercambio.

Siguiendo su pensamiento, si cada individuo en pleno ejercicio de su libertad, busca su propio beneficio, no sólo satisfacerá sus motivaciones sino que impulsará el bien común. Para Smith, estas acciones generan un equilibrio natural entre las personas. 

¿Qué es el liberalismo político?

El liberalismo político, también llamado liberalismo social, se basa en los postulados del liberalismo económico pero llevados al terreno de lo político. Entre sus premisas se encuentra la no intromisión del Estado en los asuntos privados de los ciudadanos, la libertad religiosa y de expresión y la libre vinculación entre los sujetos, ya sea amorosa, sexual, amistosa, económica, etc.

Es importante destacar que estas libertades se promueven siempre y cuando exista consenso social al respecto de ellas, ya que el liberalismo está fuertemente guiado por el Estado de Derecho y el ejercicio democrático. La asamblea y/o el parlamento serán los espacios óptimos para normativización de todo aquello relacionado al ámbito privado.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido