Saturday, December 14, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


Kiyosaki, activos y pasivos: ¿a que se refiere Robert Kiyosaki?

Empresario estadounidense, inversor, motivador emocional y autor del best seller “Padre Rico, Padre Pobre”. Mientras que para unos es el…

By Inversor Global , in Aprendiendo , at 8 julio, 2019

Empresario estadounidense, inversor, motivador emocional y autor del best seller “Padre Rico, Padre Pobre”. Mientras que para unos es el fundador de la empresa The Rich Dad Company y gurú financiero, para otros es un farsante, al tiempo que lo adoran y siguen sus consejos a rajatabla. Hoy te contamos sobre su razonamiento acerca de los activos y pasivos de una persona.

Para entender a Kiyosaki es necesario saber cuál es la forma en la que concibe el mundo. Veamos en el caso de activos y pasivos, ejemplos

¿Qué son los ingresos activos y pasivos?

La definición de pasivo según varios autores no varía demasiado. En la contabilidad tradicional se define los “activos” y “pasivos” en función de lo que le sirve al Estado a la hora de cobrarnos los impuestos. Mientras que ingreso es lo que generamos, pasivo es lo que debemos pagar al fisco. 

Con inteligencia Kiyosaki redefine estos conceptos a partir del interés de cada uno y modifica el significado de estos conceptos.

En síntesis, a los ojos de Kiyosaki, Activo es lo que le “Da de comer” y pasivo es lo que “Lo come a usted”, por eso prefiere decir gasto pasivo.

En sí, todo es activo desde el punto de vista económico. Ejemplos de activos son todas aquellas cosas que nos generan un ingreso, ya sea de forma diaria, mensual o anual. Por lo tanto, existen dos tipos de ingresos: Ingresos pasivos que es el dinero que entra a tu bolsillo sin necesidad de que trabajes por él e Ingresos activos, por ejemplo,  tu salario y que depende de tu trabajo, sino no tendrías un sólo centavo.

Cabe remarcar que la gran mayoría de las personas solamente tiene ingresos activos, los cuales provienen de su salario o fuente de trabajo.

La importancia de los activos es fundamental. Pensemos por un momento que podemos adquirir algún activo que nos dé ingresos sin necesidad de trabajar. Con ello, vamos a tener más tiempo para lo que queramos, para nuestro ocio, para estudiar, en definitiva, para hacer lo que queramos siempre y cuando nuestro bolsillo nos pueda permitirlo. Bolsillo que, de hecho, a medida que pasa el tiempo se irá llenando con los activos.

Por lo tanto, el objetivo para ser financieramente libre es llegar al momento en que tendrás tantos activos que ya no hará falta trabajar. En este punto, lo más importante es que tendremos el tiempo libre para hacer lo que realmente quieras. Es esta lógica la que muchos empresarios exitosos aplican en su vida y la razón por la cual aprenden a utilizar su dinero para apalancarse y crear negocios.

¿Cuál es la diferencia entre los activos y los pasivos? 

Los ingresos pasivos remiten a todas aquellas cosas que nos quitan dinero de los bolsillos. Preguntémonos: ¿Cuántas cosas de nuestra vida nos quitan dinero en vez de llenarlo? Una hipoteca, un préstamo, ropa, el auto, las salidas, cenas de más, la membresía de Netflix, etc.

La reflexión se dirige a otra pregunta: ¿Por qué estamos tan ocupados de tener gastos y no de tener más ingresos? Se insiste: la diferencia entre los activos y los pasivos son que unos ponen dinero y otros sacan dinero de tu bolsillo.

Por lo tanto, la preocupación que debería girar por nuestra cabeza y nuestros bolsillos es por generar la mayor cantidad de activos posibles.

Entonces, si queremos hacer un gran cambio en nuestra vida, un cambio de índole financiero, debemos, dice Robert Kiyosaki, establecer cuáles son nuestros ingresos y gastos, y luego nuestros ingresos activos y pasivos.

Repasemos. El ingreso activo se refiere entonces a aquel monto de dinero por el que tenemos que trabajar, si no trabajamos no lo ganamos, es decir, no lo tenemos. El ejemplo paradigmático de esto es nuestro salario. Un ingreso que necesita de nuestro esfuerzo de manera inmediata y también de nuestro tiempo. Si no ponemos tiempo ni trabajamos, no tenemos ingresos activos.

De manera contra, el ingreso pasivo se refiere a lo generado sin la necesidad de que nosotros estemos presentes. Dinero que sea producto de alguna inversión o de algún activo físico o sistema de negocio. En sí, puede ser todo aquello que nos genera interés, una inversión, un plazo fijo, la participación accionaria de una empresa, la renta por el alquiler de una casa, los ingresos ganados por nuestra flota de autos puestos en Uber, etc.

Como conclusión, para Robert Kiyosaki, la libertad financiera solo se logrará cuando los ingresos pasivos superan lo que gastamos. 

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido