Todas las razones que necesitás para no tenerle miedo a la Bolsa

Cuando todos miran hacia Wall Street, en líneas generales, sienten que está llena de eruditos y la ven como una posibilidad muy lejana, cuando es una posibilidad más cerca de lo que creés.

Si la Bolsa es tan buena inversión como decimos, ¿por qué la mayoría de la gente no quiere saber nada de ella?

Es algo que constantemente nos preguntan…

El conocimiento o la imagen que la mayoría tenemos de “algo” es la que nos dan los medios de comunicación al respecto.

Y a veces esa imagen refleja la realidad y otras esa imagen es contraria a la misma, y no refleja en absoluto lo que realmente es ese algo.

Los medios de comunicación, en líneas generales, no reflejan correctamente lo que es la Bolsa, de acuerdo con el portal invertirenbolsa.info

¿No lo creés?

Invertir en la Bolsa: realidad

Vamos a fijarnos en las películas sobre la Bolsa, sobre Wall Street específicamente. Todas las personas que invierten son gente muy rica e inteligente.

Apenas hay personas de clase media o baja que hablen de la Bolsa en las películas, y las que lo hacen es para contar cómo se arruinaron “por dejar sus ahorros en la Bolsa”.

De alguna forma, eso graba en el subconsciente de la mayoría que la Bolsa es únicamente para gente que ya es muy rica e inteligente.

¿Otros grupos?

Mejor abstenerse de invertir en la Bolsa. La mayoría de la gente la ve como algo muy lejano a lo que no deben acercarse.

Invertir en la Bolsa: ¿tarea de los inteligentes?

¿La realidad?

Millones de personas invierten en la Bolsa, y la mayoría de ellas no son demasiado ricos ni mucho más inteligentes que la media.

De hecho, para invertir en la Bolsa es infinitamente más importante la prudencia y el sentido común antes que la inteligente.

Si dejás de lado la prudencia y el sentido común, probablemente te arruinarías en la Bolsa. En caso contrario, obtendrás excelentes resultados al invertir en la Bolsa, y con el pasar del tiempo vas a elevar tu calidad de vida.

Otras de las imágenes habituales de las películas de Bolsa es que los protagonistas se arruinan o se hacen más ricos de lo que ya son en plazos breves, incluso con ligeros movimientos de las cotizaciones.

Son imágenes muy impactantes, los protagonistas miran cómo se mueven las cotizaciones con gran tensión, y saltan de alegría o se derrumban cuando, minutos después, la acción se desploma hasta arruinarlos.

¿Miedo a la Bolsa?

Cualquiera que lo vea y hasta ese momento no se haya interesado por la Bolsa es probable que no quiera tener su dinero en algo que le cambiará la vida en unos minutos, para bien o para mal.

Y más si esas personas, “tan inteligentes” pueden arruinarse en cuestión de minutos, ¿entonces qué me va a pasar a mí?

La inversión en Bolsa a largo plazo es infinitamente más tranquila y segura. Claro, hay quienes se arruinan, pero por lo general es porque cometen graves imprudencias.

Los medios de comunicación también da muchas veces una imagen equivocada al informar sobre la Bolsa.

Casi todos los días la Bolsa “se hunde” o “se dispara” por cualquier nimiedad que pase en cualquier rincón del mundo.

Como es evidente, nadie sabe lo que puede suceder en cualquier rincón del mundo en cuestión de cinco minutos, o si eso hará que tus ahorros se vuelvan locos.

Invertir en la Bolsa: el papel de los medios

La realidad es que la Bolsa ni se “hunde” ni se “dispara” todos los días. Las cotizaciones fluctúa, lógicamente, pero no pasan del cielo al infierno con tal rapidez.

De hecho, quienes invierten a largo plazo no se arruinan cuando hay un desplome o una crisis, sino que compran más acciones y aumentan su rentabilidad a futuro.

Todo se centra en esto: el lenguaje usado es llamativo y, cuando menos, exagera mucho la realidad, pero no describe de forma objetiva lo que sucede en la Bolsa.

Entonces, ¿por qué se nos muestra una realidad alterada?

La verdad es que una película consigue más espectadores cuanta más emoción y suspenso tenga.

Si el protagonista se arruina o se arruina en cuestión de minutos, evidentemente va a ser más llamativa que si aparece un inversor que vive su vida tranquilamente, y al que apenas le afectan las subas y bajas de la Bolsa, un poco como hace Warren Buffett.

Una extraordinaria inversión

Las películas consiguen espectadores e ingresos mostrando cosas llamativas y espectaculares, sean verdad o no.

Cuando alguien hace una película sobre la Bolsa no piensa en que las personas que la vean inviertan mejor su dinero tras verla, sino en que paguen la entrada.

La prensa, por su parte, vive de la publicidad. De que la gente compre los diarios o entre en sus páginas, cuantas más veces, mejor.

Decir que no ha pasada nada especial, igual que ayer o el día anterior, seguramente reportará menos ingresos que alegar que la Bolsa se ha disparado o se ha hundido 2,1%.

¿Cómo lo decimos en otras palabras?

La Bolsa es una extraordinaria inversión a largo plazo, muy buena. Si la mayor parte de la población  invierte en la Bolsa, obtendrá buenos resultados.

¿Querés un motivo adicional?

Te damos la mejor razón para volcar tus ahorros en la Bolsa a través de nuestro Informe Especial elaborado de forma totalmente gratuita.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido