¿Qué tan difícil es invertir en opciones? La mejor guía 2017

Las opciones financieras son instrumentos en los que se otorga un derecho al comprador y una obligación al vendedor de realizar la transacción a un precio determinado.

Los mercados de opciones son los que más dinero mueven en todo el mundo, pero existe una creencia sobre la complejidad de estos.

¿Qué tan cierta es?

Las opciones financieras son instrumentos en los que se otorga un derecho al comprador y una obligación al vendedor de realizar la transacción a un precio determinado y en una fecha concreta.

Y a través de las opciones existen una cantidad ingente de estrategias, dependiendo del nivel de riesgo que estés dispuesto a asumir.

Lo cierto es que el mundo financiero se abre a toda clase de inversor y una de sus puertas de entrada son las opciones, esos contratos que te dan el derecho a adquirir o desprenderte de activos como acciones o índices bursátiles a un precio determinado.

Tranquilo, vas a terminar dominando los conceptos que envuelven a este mercado…

¿Por qué son “tan complejas” las opciones financieras?

Si bien la terminología propia es difícil consolidar en la memoria pero la operativa es sencilla, tan sólo hay que entender conceptos básicos.

Y es que entre los riesgos a los que podés enfrentar como inversor uno de los más graves es el psicológico.

No se puede olvidar que debemos de ser racionales durante la operativa y que tu peor enemigo sos vos.

Entonces, ¿en qué consiste una operación con opciones?

Según Nery Persichini, economista jefe de MB Inversiones, el tomador o titular, a través del pago de un monto de dinero (prima), compra el derecho a exigir a la otra parte la compra o venta de cierta acción a un precio fijo.

¿Qué son las opciones call?

Una opción de compra (call) da a su comprador el derecho a comprar un activo a un precio fijado. El vendedor tiene la obligación de desprenderse del activo en cas de que el comprador ejerza su derecho a adquirirlo.

Interesa comprar una opción call cuando el inversor tenga expectativas alcistas sobre el mercado o haya una acción en tendencia.

También es adecuado si el activo ha tenido una fuerte trayectoria alcista, ya que al comprarla se pueden aprovechar las subas.

¿Qué implica un call?

Un call implica poder adquirir la acción a un precio fijo, establecido por el inversor, de momento que cualquier suba por encima será ganancias.

Si cae por debajo, las pérdidas por siempre fijas y conocidas, iguales a la cantidad que se pagó por la opción call.

Entonces cuesta mucho menos que comprar la acción y la relación costo/rendimiento es muy alto. Con pequeñas inversiones se pueden obtener altas rentabilidades.

¿Cuándo vender un call?

Tenés que hacerlo en el momento preciso. El vendedor recibe el precio de la opción y, a cambio, en el caso de que el comprador ejerza su opción de compra, está obligada a vender al precio fijado.

A continuación algunas situaciones en que aconsejable vender un call:

  • Para asegurar ingresos adicionales una vez que se decidió vender las acciones
  • Si no importa vender las acciones a un precio fijado por el inversor y percibir un ingreso extra

¿Qué son las opciones put?

Una opción put es un derecho a vender a un precio predeterminado hasta una fecha concreta. El vendedor de la opción venta tiene la obligación de comprar el activo si el tenedor de la opción decide ejercer su derecho.

Te interesa comprarla cuando se prevean caídas, porque se fija el precio a partir del que se gana dinero. Si la acción se derrumba por debajo, obtenés un beneficio.

Conviene comprar una put cuando el inversor tenga acciones y crea que éstas tienen grandes probabilidades de caer a corto plazo o cuando la acción vaya a caer y se desea aprovechar esta circunstancia para obtener beneficios.

Si las expectativas son bajistas, una de las estrategias bursátiles es comprar estas opciones.

Ninguna otra opción ofrece la posibilidad de ganar dinero con título que pierden valor, con el riesgo limitado si las previsiones no son acertadas y se producen un cambio brusco en la tendencia.

¿Cuando vender una opción put?

Al vender una opción put, el inversor cede un derecho por el que cobra un precio.

A los ahorradores que contraten este tipo de productos les interesa vender esta opción en las siguientes situaciones:

  • Para comprar acciones con descuento
  • Cuando se crea que el precio de la acción entrará en un período de estabilidad y no va a caer.

Y bueno, finalmente llegamos, ¿querés 8 datos para hacer una fortuna bajista en la Bolsa?

Hemos armado un Informe Especial de forma totalmente gratuita para conocer todos estos datos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido