Los “cinco frágiles”, la oportunidad de oro para hacer dinero en 2018

La Argentina cayó en el grupo de los cinco países más frágiles ante los vendavales económicos internacionales, tras su fuerte endeudamiento en dos años.

Cuando unos se llevan las manos a la cabeza, otros ven una oportunidad de hacer mucho dinero.

Y eso, señores, es lo que sucedió la Argentina, junto a otros cuatro países, recibió una dudosa distinción del S&P Global Ratings.

La compañía de calificaciones se basó en las vulnerabilidades percibidas en el caso de una suba en las tasas de interés de la Reserva Federal y sus altos niveles de deuda.

La Argentina cayó así en el grupo de los cinco países más frágiles ante los vendavales económicos internacionales, tras su fuerte endeudamiento en dos años.

¿Quiénes son los cinco frágiles?

Es así que, Argentina pasó a formar parte del grupo que integra Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar, luego de que Mauricio Macri tomara 125.000 millones de dólares hasta hoy.

Esa nueva agrupación, en realidad, es una actualización de una lista creada hace cuatro años por Morgan Stanley.

“Son las economías de mercados emergentes las que sufrirán más con esta nueva política de las naciones desarrolladas”, justificaba la agencia crediticia.

Pero como te decíamos al principio, donde uno ven amenazas, otros ven oportunidades…

Uno de ellos es Angus Bell, que supervisa unos 45.000 millones de dólares para el equipo de deuda de mercados emergentes de Goldman Sachs Asset Management.

“El grado en que los países pueden responder a un shock hoy es posiblemente mejor que en cualquier otro momento de los últimos años”, observó Bell.

De ahí que apuesta por la moneda turca, la egipcia y la argentina.

Detrás de los BRICS y los PIGS

¡Ojo! Los cinco frágiles no es la primera etiqueta pegadiza en el momento equivocado. ¿Hay riesgos?

Ocurrió cuando el ex economista de Goldman Sachs, Jim O´Neill presentó por primera vez el nombre de BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en 2001 para los países que, a su juicio, liderarían el crecimiento mundial durante la próxima década.

Por entonces, quizá era un buen momento para vender las acciones de los mercados emergentes…

Luego ocurrió de nuevo con los PIGS -un acrónimo para referirse a Portugal, Italia, Grecia y España-, que ganaron fuerza en 2010, cuando apostar a lo largo de la zona euro era una buena idea.

Y cuando el grupo de los “cinco frágiles” original fue acuñado por Morgan Stanley en 2013, resultó ser en realidad un momento ideal para comprar activos de naciones en desarrollo.

¿Invertir en los cinco frágiles?

“A veces es necesario correr hacia el fuego”, contaba Samy Muaddi, gestor de activos para T. Rowe Price Group.

¿Y entonces?

En la Argentina, por ejemplo, a Bell le gustan los niveles de deuda relativamente bajos, déficits manejables y un optimismo generado por el presidente Mauricio Macri.

Egipto, por su parte, atravesó un doloroso ajuste económico y tiene la posibilidad de restablecer la estabilidad macroeconómica.

En Turquía, donde la ansiedad de los inversores ha aumentado más, la dinámica de su deuda es la menor de sus preocupaciones.

Incluso Pakistán, hogar de un déficit externo cada vez mayor y la reducción de reservas extranjeras, luce interesante.

¿Por qué?

Los cargos de corrupción contra su Ministro de Finanzas sugieren que las instituciones nacionales han mejorado, cuestión que disparará más claridad con las elecciones del 2018.

Oportunidad de oro para la Argentina

Ya a principios de noviembre un informe de la Universidad Wharton de Pensilvania ponderó la oportunidad de invertir en la Argentina, cuyos activos adolecen aún de reconocimiento de los grandes fondos de inversión internacionales.

¿Podría ser esta una oportunidad de oro para que los inversores apuesten en la Argentina?

Y lo cierto es que la Argentina encabeza la lista de países de frontera que quieren graduarse como mercados emergentes.

Stephen Sammut, un experto de la Escuela de Negocios en Wharton, reconoció que las “tendencias mundiales en los precios de las materias primas tampoco han ayudado a la región”.

Pero si la Argentina continúa al alza, y todos creen que así será, es realmente un buen momento para invertir en el país.

Eso obedece a que las oportunidades son muy significativas y la competencia por las ofertas es menor de lo que será en el futuro, cuando los fondos disputarán posicionarse por los activos locales.

Calma antes de la tormenta

De hecho, el informe de Wharton describe el presente financiero de la Argentina como “la calma antes de la tormenta”.

Y los inversores inteligentes que buscan un punto de apoyo en América Latina pueden verlo como una oportunidad de oro.

Dentro de uno o dos años, las cosas probablemente comenzarán realmente a acelerarse y, en ese punto, las oportunidades serán menores y más costosas.

Y para un inversor astuto que quiera adelantarse a la curva, este podría ser un buen momento para ingresar a la Argentina.

¿Cómo ganar con el ascenso de la Argentina a los mercados emergentes?

Hemos armado un Informe Especial de forma totalmente gratuita para vos en el que te respondemos esta y muchas otras de tus preguntas.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido