Lo que nos espera en 2018 tras los resultados de las elecciones legislativas

Durante el próximo año, aparecerán nuevos desafíos para los inversores del mercado argentino y la clave detrás de todo será la selectividad y la prudencia. ¿Cuáles serán las apuestas ganadoras?

Lo que hemos visto en la Bolsa este 2017 es un hito. Difícilmente, se repetirá durante el próximo año, pero los resultados en las elecciones legislativas podrían alentar una que otra buena noticia.

Seguramente sabés que gracias a los positivos resultados para Cambiemos, el presidente Mauricio Macri lanzó su propuesta de reforma tributaria, laboral y judicial.

La idea es reducir el déficit fiscal, mejorar los niveles de competitividad, y encauzar la economía hacia una sostenibilidad que permita atraer inversiones, crear fuentes de empleo y rebajar la pobreza.

Lo cierto es que en 2018 aparecen nuevos desafíos para los inversores y las bases que configurarán un nuevo mercado más selectivo y prudente.

Sí, más selectivo y prudente.

No es que cualquier opción te va a llevar a la independencia financiera. ¿Entendés?

Por eso tenés que seguir leyendo…

La proyección del mercado argentino

Ese mercado que te describimos se moverá no sólo al compás del avance de las reformas, sino también en función de una compleja coyuntura internacional.

Y así es como empezamos a ver una toma de ganancias.

Entre los motivos que impulsan a la toma de beneficios aparece el anuncio sobre el impuesto a la renta financiera, hoy exenta para personas físicas, con tasas de hasta el 15%.

Más allá de esto, los especialistas entienden que los activos domésticos aún cuentan con espacio (mucho) para crecer.

Con el mercado financiero a favor de un mundo de tasas bajas y margen de construcción de capital político, la historia financiera argentina aún no termina.

Lo cierto es que el positivo resultado electoral debería dar confianza, un empujoncito que necesitaban los inversores.

Por eso hay que empezar a ver el ingreso de los dólares financieros, que finalmente determinará el volumen que tenga el mercado.

La FED

Vamos a empezar por el lado internacional. Hoy la atención está puesta en la tasa estadounidense a 10 años, que pegó un salto en los últimos dos meses.

¿Qué ocurrió en el medio?

Comenzó el desfile de rumores sobre el reemplazo de Janet Yellen al frente de la FED.

El nombramiento de este cargo definirá el ritmo con el que se ajustarán las tasas de acá en adelante.

En las últimas horas trascendió que Donald Trump nominó a Jerome Powell, con reputación de moderado y cuya posición sobre las tasas es similar al enfoque cauteloso de Yellen.

¿Cómo queda el carry trade?

El dólar es la variable que todos los argentinos miran y tenderá al atraso cambiario, gracias al modelo de endeudamiento y la entrada de dólares destinados a inversiones financieras.

Lo cierto es que es probable que se acentúe el retraso del valor del dólar, más allá de que cada vez los pisos son más altos.

Esto ocurrirá hasta que el mercado internacional siga permitiendo la fluidez del canal financiero como ingreso de divisas.

Y es probable que el dólar se mueva por debajo de la tasa de interés y de la inflación, a pesar de que en algún mes pueda ajustar un poco más.

De ahí que a firmas como el Estudio Bein les guste el carry trade de las Lebacs, pero ¿por qué?

En un esquema de metas de inflación con entrada de capitales y financiamiento del déficit fiscal con deuda en dólares, la tendencia pareciera ser que la tasa de interés le gana a la inflación y ésta al dólar, aunque en el medio puede haber vaivenes.

¿Oportunidades en bonos durante 2018?

El analista German Fermo ha explicado que la parte larga de la curva “sigue siendo una oportunidad de compra de largo plazo.

Por ejemplo: 12 años de duration brasileña rinden 5,45%, mientras que su equivalente argentino lo hace en 6,6%.

Frente a la actual coyuntura, con una mayor exposición a shocks externos y frente al aumento del déficit de la cuenta corriente externa en un esquema de tipo de cambio flotante y una suba de tasas gradual en los Estados Unidos.

Ante el panorama, lo más preferible es manejarse entre el tramo corto y el tramo medio, con posiciones en bonos con vencimientos en 2024, 2020, 2022, 2026 y 2027.

¿Y en el mundo de las acciones?

Antes te lo dijimos, ¿te acordás?

En el mercado de renta variable hay que afinar el lápiz a la hora de conformar las carteras, o sea, aplicar selectividad tanto en sectores, como en papeles.

Tras las fuertes ganancias de energéticas y bancos, hay que observar los segmentos más relacionados al consumo, a la construcción, y a cuestiones que estén vinculadas al nivel de actividad.

¿Y a dónde vemos?

Empresas como Siderar, Telecom, pero también los bancos e YPF. ¿Y ya viste la salida a la Bolsa de Loma Negra?

¿Cómo será la economía durante 2018?

Hemos armado un Informe Especial en el que te lo contamos de forma totalmente gratuita basados en proyecciones hecha por expertos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido