La receta perfecta para la mejor inversión del verano

Federico Sturzenegger nos ha avisado que mantendrá las tasas de interés en un nivel elevado para asegurar que no haya un rebrote inflacionario. ¿La estrategia? La bicicleta financiera.

Sí, volvió la bicicleta financiera. Volvió la inversión de moda en la Argentina.

¿Sabés de qué estamos hablando?

El concepto de bicicleta financiera se refiere a un simple pase de monedas con el que ahorristas logran buenas ganancias.

Así salen del dólar, compran activos en pesos para aprovechar las altas tasas de interés, por ejemplo las Lebacs, y con lo obtenido recompran más billetes verdes.

Suena sencillo, ¿no?

Federico Sturzenegger ya nos ha avisado que va a mantener el tipo de interés en un nivel elevado para asegurarse que no ocurra un rebrote inflacionario como el del verano pasado.

Comprá Lebacs

¿Y eso qué le dice a un inversor?

Bien sencillo: comprá Lebacs porque, al menos hasta marzo, no habrá cambios en su política monetaria.

Es la propia bicicleta la que potencia el ingreso de dólares para aprovechar los buenos rendimientos en moneda local.

Y a su vez, ese incremento en la oferta verde no hace otra cosa que empujar hacia abajo el tipo de cambio.

La sensación que dejó la nueva suba del tipo de interés (que escaló al 28,75%), es que el carry trade se convierte nuevamente en la alternativa preferida de los inversores.

Y no es para menos, dado que nos permite hacernos con buenas ganancias, y con cierta facilidad, en términos de moneda dura.

En lo que va del año, la bicicleta financiera generó buenos rendimientos, más allá de que hubo meses en los que perdieron y pese a las advertencias del Banco Central acerca de la volatilidad asociada con esta operatoria.

Bicicleta financiera: ¿siempre ganamos?

Si vemos en retrospectiva, los momentos en los que el carry trade no ha dado alegrías a los inversores no han sido tantos:

  • Del 17 de mayo al 21 de junio: por la crisis política en Brasil, perdieron 2%, producto del alza del dólar en Argentina.
  • Fines de junio al 19 de julio: quienes apostaron por las tasas en pesos terminaron con un rojo de casi 4%.
  • Septiembre: la apuesta por pesos también quedó corta frente a la suba del dólar. La pérdida fue del 0,4%
  • En octubre la divisa acumuló una suba del 34,5 centavos respecto del mes previo. La devaluación fue del 2%  y complicó a los inversores en Lebacs.

El mejor momento para la bicicleta financiera

¿En qué momento del año tendrías que haber comprado Lebacs y cuándo te hubiera convenido salir para maximizar tu rentabilidad?

Quienes compraron Lebacs a fines de 2016 y las mantuvieron hasta mediados de mayo, o sea antes de la crisis brasileña, se alzaron con un beneficio de casi 10% en dólares.

Según datos de MB Inversiones, las ganancias alcanzadas por esta apuesta en Lebacs cortas llegan al 23,6% en lo que va de 2017.

A eso tenemos que descontarle la devaluación que, hasta el momento, es del 10,6%. Por  ende, la ganancia alcanza 11,7% medida en dólares.

Las ganancias se obtienen tan solo colocando tus pesos en Lebacs y, claro está, esperando que el tipo de cambio no se mueva demasiado.

Si eso ocurre y en el marc de altas tasas en pesos, la oportunidad de alcanzar buenos rendimientos es cada vez mayor.

¿Quiénes son los que más invierten en la bicicleta financiera?

Básicamente, los inversores institucionales: compañías de seguros, empresas, grandes financistas y fondos del exterior, principalmente.

Los más pequeños ahorristas no suelen invertir en Lebacs -un gran error-, sino que compran dólares directamente

¿Cómo funciona la bicicleta financiera?

Imaginá que un inversor toma un crédito por 100 dólares a una tasa de interés del 1% anual. Esos dólares lo cambia a pesos.

Y en este mundo imaginemos que un peso cuesta un dólar. Es para fines didácticos.

En otras palabras, por 100 dólares recibe 100 pesos y con esa plata puede comprar bonos. El que escoge le da un interés del 20% anual.

Pasado un año, este inversor va a recibir 120 pesos por los 100 pesos que colocó originalmente. La cuestión es ¿cuánto cuesta un dólar entonces?

Si un dólar sigue costando un pesos, entonces podrá comprar 120 dólares

Y si por el crédito que tomó debe pagar 101 dólares (100 dólares de capital más uno de interés), entonces habrá ganado 19 dólares.

Si un dólar, por el contrario se revaluó y pasa a costar, por ejemplo, dos pesos, entonces con los 120 pesos se podrá comprar 60 dólares y habrá perdido 41.

Si con el esquema explicado allí, analizamos una inversión en Lebacs en la Argentina entonces sabremos cómo operar con la bicicleta financiera.

Por cierto, ¿querés conocer el oscuro secreto de las Lebacs?

Te lo contamos en el Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido