La oportunidad que la mayoría teme en Wall Street

El índice VIX mide la volatilidad, cuestión que nos ayuda a conocer el sentimiento tanto de niveles de complacencia o confianza como los de miedo y pánico extremo.

Un año ha transcurrido desde que Donald Trump ganó sorpresivamente las elecciones presidenciales estadounidenses y han sido los meses más calmos para Wall Street en más de medio siglo.

Sí, mucho no logran entender por qué…

El riesgo existe. ¿Un ejemplo? El programa de armamento nuclear de Corea del Norte, sin ir muy lejos.

Lo cierto es que desde las elecciones, la variación diaria media del S&P 500, el principal índice bursátil, ha sido de 0,31%, y el selectivo ha alcanzado nuevos máximos, gracias a la oscilación diaria más baja en 50 años.

En el último medio siglo, el índice ha variado una media del 0,72% diario, más del doble de la volatilidad de 2017.

Y es ahí cuando entra en escena el tema del que queríamos hablarte…

Índice VIX

El índice VIX, conocido también como el índice del miedo. Lo primero: ¿qué es la volatilidad?

La volatilidad es una medida de la frecuencia e intensidad de los cambios de precio de un activo y se normalmente para cuantificar el riesgo de un instrumento.

Lo básico: VIX es el código del oficialmente llamado Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index (CBOE) o índice de volatilidad del mercado de Chicago.

¿Qué mide la volatilidad?

La volatilidad nos ayuda a conocer el estado de los inversores, o sea, el sentimiento tanto de niveles de complacencia o confianza como los de miedo y pánico extremo, opuestos pero interesantes a la hora de tomar decisiones.

La falta de volatilidad de hoy sugiere que hay pocos inversores apostando a que el S&P 500 registre grandes movimientos en el corto o mediano plazo.

El riesgo en los mercados financieros siempre recae sobre escenarios en los cuales los inversores tienden a alcanzar elevados niveles de seguridad y confianza, invirtiendo en activos riesgosos, por lo que no hay que dejar la cautela de lado.

Cuando un mercado presente complacencia suele ser porque la volatilidad es baja y el mercado sube lentamente sin apenas asustar.

VIX en Wall Street

Y por tanto, los inversores se sienten seguros y este sentimiento es la antesala de una caída…

Cuando un mercado presenta pánico suele ser porque la volatilidad es muy alta y el mercado cae bruscamente asustando a gran parte de los inversores.

En el momento en que hay gran volatilidad, el VIX alcanza elevadas cifras y nos indica que en el mercado hay miedo y pesimismo.

El VIX se calcula usando una serie de opciones del índice de referencia. Existen distintos índices de volatilidad, como el VXN para el Nasdaq 100, el RVX para el Russell 2000, el VXO para el SP100, aunque el VIX del S&P 500 es el más famoso.

Ante este escenario y estudiando las últimas grandes correcciones del mercado, ¿qué sectores proporcionan el mejor refugio contra la vuelta de la volatilidad?

Los más clásicos

Tomando como base las siete correcciones desde 1995 en las Bolsas, el componente clásico de las carteras defensivas han sido los sectores de servicios públicos, telecomunicaciones y bienes de consumo básico.

Estos sectores suelen tener baja volatilidad y, por tanto, están sobreponderados en las estrategias de baja volatilidad.

Una consideración clave es que los inversores deben reducir drásticamente su exposición a bancos e industrias para inclinar la cartera a estos sectores.

Sectores defensivos potenciales

Algunos otros sectores han ofrecido protección contra la volatilidad. La energía fue uno de los sectores defensivos durante las grandes correcciones previas a la crisis financiera mundial.

Recientemente, el sector energético se ha convertido en uno sensible a las perspectivas macroeconómicas.

Dados los precios bajos del petróleo, probablemente la energía no vaya a ser afectada durante la próxima corrección.

Real Estate tiene también un constante flujo de liquidez de los inquilinos y una rara caída de los precios de la vivienda con lo que es estable durante las correcciones.

En el período posterior a la crisis financiera, las acciones inmobiliarias tuvieron un buen desempeño durante las correcciones.

El último sector potencial es, sorprendentemente, las tecnologías de la información, un sector sensible al ciclo económico, ya que los semiconductores tienen mayor peso en el índice sectorial.

Dado que los mercados de renta variable mundiales se han correlacionado altamente por sectores, la única forma de conseguir un rendimiento positivo durante las correcciones es apostar a largo plazo.

Con todo lo que te hemos contado: ¿buscamos refugio en los bonos o en acciones?

Te lo contamos todo en el Informe Especial que hemos preparado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido