¿Cuánta deuda ha tomado el macrismo?

Durante los dos años que Cambiemos, la deuda externa creció 23% y ascendió a 192.000 millones de dólares, cuestión que preocupa a más argentinos día a día.

¿Cuál es el nivel de endeudamiento a partir del cual un país entra en zona de riesgo? Y ¿cuál es el nivel de endeudamiento al que se ha sometido la Argentina con el macrismo?

Y te confesamos que cada vez son más las alarmas por la velocidad a la que crece el endeudamiento argentino…

Bien, la relación deuda vs PBI es del 29%. Hay quienes creen que es manejable y otros creen que es exagerada.

Sí coinciden en algo quienes analizan esto: el ritmo como el actual no podrá sostenerse de modo indefinido.

No es viable que la deuda crezca a un ritmo de 5% anual. Eso hace que se torne imprescindible reducir el déficit fiscal.

Pero ese debate existe desde el instante en que el macrismo volvió al mercado de crédito, tras el arreglo con los fondos buitre.

¿Por qué hablamos de esto justamente ahora?

En las últimas semanas cobró un nuevo impulso, después de que la agencia Standard & Poor´s Global (S&P), que ubicó en la Argentina en la lista de “países frágiles”.

Así se define a los que no resistirían un cambio del ciclo económico mundial producto de una fuerte suba de tasas, una guerra entre dos naciones poderosas o el colapsos financiero de una nación.

En el listado de esos países frágiles, además de la Argentina figuran Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar.

¿Cuál es el nivel de deuda argentina?

Durante los primeros 18 meses de Cambiemos -último registro-, la deuda externa creció 23% y ascendió a 192.000 millones de dólares.

La Argentina es el mayor emisor de deuda del mundo y la decisión de Macri de cumplir con sus compromisos, puso en tapete la discusión sobre el desmanejo del Gobierno, que decidió tomar deuda sin pensar en las consecuencias a futuro.

Después de una década en la que el endeudamiento bajó y no se tomaron préstamos, la llegada de Cambiemos avivó el fuego de la deuda externa.

En 18 meses se tomó la friolera de 55.224 millones de dólares, trepando a 192.000 millones de dólares la cifra que la Argentina adeuda al mundo.

Eso hace que para reinsertarse en el mundo, la Argentina se haya endeudado a un ritmo de 100 millones de dólares diarios, y que sólo en 2017 deban abonar 12.500 millones de dólares de intereses referido a nueva deuda.

De acuerdo con el Presupuesto 2017, el Gobierno puede tomar un empréstito de hasta 38.000 millones de dólares, lo que llevaría a que en los primeros dos años de gestión la deuda tomada pueda alcanzar los 73.000 millones de dólares.

¿Un aumento de deuda insostenible?

De acuerdo con los especialistas, la Argentina sigue sin tener una política productiva a largo plazo. De esta forma, la posibilidad de un ajuste brutal en lo fiscal y una mayor emisión de deuda externa, asoman en el horizonte cercano.

¿Entonces?

Desde la asunción de Macri, la deuda asumida se incrementó en 23%, creciendo en más del 75% la deuda emitida por gobiernos provinciales y municipales, llegando dicha suba a 11% en cuestión del PBI.

Las cifras oficiales muestran que durante 2016 los intereses de deuda respecto a 2015 aumentaron 100%, sumándose más de 9.000 millones de dólares tomados por el sector privado.

Otros números evidencian el descontrol de las políticas de gobierno implementadas por Macri: cada uno de los 44 millones de argentinos incrementaron su deuda en 1.255 dólares por cabeza, trepando en la actualidad a 4.363 dólares.

La Argentina emitió en los meses del mandato PRO 263% más que el segundo mayor emisor que es Arabia Saudita, emitiendo 45.951 millones de dólares contra los 17.500 millones de dólares del país árabe, originando un sobreendeudamiento que no es sostenible en el tiempo.

¿Cuál es la lógica del endeudamiento macrista?

Desde las filas oficiales, el argumento para llevar tranquilidad es que la Argentina viene de una larga etapa de desendeudamiento que nada tenía de voluntario.

Al haber estado en default y mantenerse en estado por años era prácticamente imposible acceder a los mercados.

Esa situación llevó a que el nivel de compromisos tomados fuera relativamente bajo. Por ejemplo, para fines de 2015, la Argentina ocupaba el penúltimo lugar del ranking deuda vs PBI, con el 24%.

Recientemente, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, informó que la deuda publica total ascendía a 302.700 millones de dólares al 31 de agosto, cifra que dio cuenta de un repunte de casi 5% en los primeros ocho meses.

Caputo ha dicho que la Argentina ahora es “uno de los países que mayor proporción de deuda intra sector público como porcentaje del total”.

Y en cuanto a cómo terminará el año, las proyecciones hacen referencia a un nivel equivalente al 59% del producto.

Lo cierto es que si se toman las medidas para achicar el déficit fiscal, tal como está pautado, el mercado puede otorgar más tiempo y lo mismo vale si la economía crece.

Entonces, ¿querés ser parte de este mundo?

¿Querés aprender a escoger bonos argentinos que te ayuden a alcanzar tu independencia financiera?

Accedé al Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita donde analizamos esto en detalle.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido