¿Pertenecés a la clase media? ¡Cuidado con la reforma tributaria!

Se gravarán productos de consumo masivo y la renta financiera, mientras que la baja de impuestos se circunscribe a empresas y a un reducido número de contribuyentes.

¿Ya analizaste la reforma tributaria macrista?

¿No?

Bueno, si sos de la clase media te tenemos que hacer una advertencia: aumentará la presión tributaria, especialmente sobre asalariados y cuentapropistas.

¿Sabés por qué?

Se gravarán productos de consumo masivo y la renta financiera, mientras que la baja de impuestos se circunscribe a empresas y a un reducido número de contribuyentes.

De hecho, en caso de prosperar la iniciativa tal y como está, te presentamos el escenario para un empleado con ingresos promedio de 40.000 pesos.

Te explicamos:

  • Pagarás más caros los consumos diarios

Recordá que le van a colocar más impuestos a la cerveza, gaseosas azucaradas, vinos, champañas y bebidas.

El ajuste no discrimina por valores y en consecuencia afectará a productos de primera línea así también a las segundas y terceras marcas que son compradas por los segmentos más bajos de la sociedad.

  • Créditos

De haber obtenido un crédito hipotecario, personal o prendario, tendrás que hacer frente a una mayor cuota por el aumento de las tasas de interés que provocará el impuesto a la renta financiera.

  • Tarjetas de crédito

Y sí, la misma razón del punto anterior, sufrirá un aumento sobre una eventual deuda con la financiación.

  • Pérdida de rentabilidad

Algunas inversiones financieras, como el plazo fijo o los bonos, sufrirán al principio por la aplicación del tributo a la renta financiera.

  • Suscripciones más caras

¿Tenés Netflix? Deberás pagar 21% más por suscripciones de servicios digitales como Netflix, Spotify, o cualquiera similar, al pasar a estar gravados con IVA.

  • Operaciones inmobiliarias

Estas van a continuar pagando el Impuesto a la Transferencias de Ingresos ya que su eliminación se aplicará cuando se complete el ciclo de compra/venta posterior a la sanción de la ley.

Y a eso le agregamos que asalariados y cuentapropistas deberán absorber los aumentos en las tarifas energéticas y del transporte público.

La compensación de esta mayor carga tributaria se concentra en empresas, a las que se les reducirá la alícuota del impuesto a las ganancias del 35% al 25%, en caso de reinvertir utilidades.

También se acelerará la devolución de crédito fiscal de IVA  a las empresas que hayan realizado inversiones y no las recuperen en seis meses.

A todo se suma la progresiva eliminación del impuesto al cheque, de ingresos brutos y de los impuestos a los sellos.

Te revelamos los secretos de la reforma tributaria.

La reforma tributaria y las economías regionales

¿Sabías que hay una propuesta de subir impuestos internos a las economías regionales?

Sí, y ya generó impacto político…

El economista Jorge Day, del Ieral, planteó como ejemplo de la región pampeana fue la de mejor nivel de actividad en los últimos tiempos.

Eso ocurrió gracias a la rebaja de las retenciones y la quita de trabas al comercio exterior dispuestas a fines de 2015.

En cambio, la Patagonia y Cuyo se caracterizan por su alta dependencia del precio internacional del petróleo y por contar con actividades muy intensivas en mano de obra, con altos costos laborales.

La propuesta menciona que la Nación procurará que las provincias reduzcan Ingresos Brutos, una carga muy distorsiva por su efecto cascada.

Ingresos Brutos en las provincias

En las provincias económicamente grandes, que dependen menos de los fondos nacionales, es un impuesto clave y cualquier cambio en sus alícuotas resentirá sus finanzas en el corto plazo.

Si a eso sumamos que posiblemente la reforma tributaria congelará la transferencia de fondos nacionales, más difícil será la reducción de Ingresos Brutos.

Respecto de los impuestos internos a productos netamente regionales, la vitivinicultura aparece entre los perdedores.

Pasará a pagar este impuesto (17%) justo en un período en que el sector está con serios problemas de competitividad; no sólo tiene altos costos en dólares, sino que viene de dos malas cosechas, con subas en la materia prima.

La fracción de los vinos varietales podrá eludir ese impuesto si se exportan, pero los envíos están estancados de hace seis años debido a la menor competitividad.

Costos laborales

Sobre los costos laborales, la reforma tributaria plantea una reducción, a través de la fijación de un mínimo no imponible, aunque con alícuotas mayores.

Beneficiaría más a los sectores intensivos en mano de obra y con salarios no tan altos, que es el caso de varias economías regionales.

En cambio, juega en contra en actividades con poco personales y con salarios muy altos, como el petróleo y la minería.

El análisis incluye el impacto que las medidas apuntan al fomento de la inversión y sostiene que la clave es que haya rentabilidad suficiente para encararlas.

Los cambios planteados también tendrán efectos “ambiguos” en lo que hace al financiamiento.

Pero bueno, te revelamos todos los secretos detrás de la reforma tributaria. Hemos armado un Informe Especial en el que encontrarás toda la información que necesitás.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido