Todo lo que tenés que saber sobre el impuesto a la renta financiera

El impuesto a la renta financiera será considerado como un nuevo impuesto, no vinculado con Ganancias o el IVA y estarán gravados los ADRs en el momento de declararse.

La tan esperada reforma tributaria está aquí y se ha develado uno de sus secretos mejor guardados: se viene el impuesto a la renta financiera.

Bien, vamos por partes:

  • ¿Qué se sabe sobre la reforma tributaria?
  • ¿En qué consiste el impuesto a la renta financiera?
  • ¿A quién alcanza el impuesto a la renta financiera?
  • ¿Cómo funcionará este tributo?

Bien, la reforma tributaria se aplicará en cuatro años, comenzando con su aprobación en 2018 por parte del Congreso.

Lo que busca el proyecto, básicamente, es que no se pierda recaudación.

¿Estabas esperando una baja generalizada de una presión tributaria que hoy supera el 45% en general?

Lo sentimos…

Ahora sí, ¿y en qué consiste eso de la renta financiera?

El impuesto a la renta financiera

Las rentas financieras se definen como una distribución de capitales repartidos a lo largo de una partición temporal, de forma que a cada uno de esos intervalos, período de vencimiento, le corresponde un solo capital, al que se denomina como término de la renta que se produce en el mismo.

El impuesto a la renta financiera será considerado como un nuevo impuesto, no vinculado con Ganancias o el IVA.

Tiene en una primera etapa una alícuota del 5% que se le añadirá a la rentabilidad que obtengan a algunos de los inversores del sistema financiero al finalizar la operación

Se aplicará a las operaciones por más de 1,5 millones de pesos (el monto se definirá a último momento) o a los intereses que superen una rentabilidad de 55.000 pesos.

Estarán incluidos los tenedores de depósitos a plazos y títulos como Lebacs, pero quedará fuera la compra y venta de acciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

El impuesto a la renta financiera será coparticipado, con lo cual, se descarta, tendrá una larga vida en el sistema tributario argentino.

Estarán también gravados los ADRs en el momento de ser declaradas como renta por los inversores locales.

Por su parte, la distribución de dividendos de las empresas cotizantes pagarán los impuestos correspondientes, que también se proponen modificar con la nueva legislación.

El impuesto aplicará en las operaciones que comiencen a vencer luego de su aplicación efectiva, y se estudia aún si una renovación igual al vencimiento queda o no dentro del impuesto.

¿Y qué se busca?

Obviamente, busca aumentar la recaudación, así que no es una sorpresa en lo absoluto.

Reforma tributaria en camino

La reforma tributaria propone cambios en impuestos internos y en el IVA para sectores con presión impositiva.

En el primer caso se aplicarán nuevas alícuotas a las cervezas, vinos, bebidas espirituosas y al champagne y también a las gaseosa.

Una pequeña parte del impuesto al cheque podrá ser tomada a cuenta en Ganancias, tanto por los trabajadores en relación de dependencia como autónomos y monotributistas, pero sólo en los créditos. La idea es que se aplique una alícuota de no más del 0,5%.

Por iniciativa de la AFIP, se incluirá también una nueva ley de Revalúo, que incluye un nuevo mecanismo de actualización de los activos alcanzados para calcular los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales, y que incluyen inmuebles de toda clase.

Baja en Ganancias

Lo cierto es que el Gobierno quiere reducir varias distorsiones. También apunta a la eliminación de exenciones y tratamientos especiales para favorecer la generación de empleo y la actividad.

Por lo pronto, en carpeta existe una propuesta para bajar la alícuota del impuesto a las Ganancias para las empresas que reinviertan utilidades.

Según la información obtenida de iProfesional, la iniciativa prevé una reducción gradual de la tasa de 10%.

Como primera rebaja, desde 2019 y por tres años, esa alícuota bajaría de 35% a 30%, para luego quedar en 25%.

La merma en la recaudación sería compensada con la aplicación de un impuesto del 10% a la distribución de dividendos.

La reforma impositiva no está pensada como un extenso y único proyecto sino que comprend siete leyes que llegarán al Parlamento en diferentes etapas.

El Ejecutivo tiene también otras modificaciones en carpeta. Por ejemplo, que el pago del impuesto al cheque se tome en cuenta en Ganancias.

Además, también se ha planteado que paguen IVA las empresas que proveen servicios en el país pero no están radicadas, como Netflix o Uber.

Y ya que hablamos de reforma tributaria, ¿conocés el mito del impuesto a los ricos?

Es un dato crucial que deberías conocerse antes de que se imponga la reforma tributaria macrista. Te lo contamos en el Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido