¿Conocés las 4 amenazas a las que se enfrenta el mercado de valores?

El S&P 500 pasó de 735 puntos a casi 2.600 en cuestión de ocho años y medio. ¿Sabías que eso representa un alza del 251%? Y todo tiene un fin.

Los mercados son una fiesta y no muchos se detienen a pensar en los peligros que afronta el mundo financiero.

¿Pero cuándo fue la última vez que los inversores sintieron miedo de verdad?

Y es que en la historia de Wall Street, pocas veces hubo un período de crecimiento tan duradero como el que se vive hoy.

Iniciado al calor de la crisis hipotecaria subprime, desde febrero de 2009 que los principales índices bursátiles no paran de crecer.

El S&P 500 pasó de 735 puntos a casi 2.600 en cuestión de ocho años y medio. ¿Sabés que eso representa un alza del 251%?

Es un avance gigantesco para un mercado financiero de una economía desarrollada como la de los Estados Unidos.

Claro, la recuperación de la Bolsa de Nueva York se inició desde un nivel bastante bajo por la calamidad que significó la crisis hipotecaria.

El mercado de valores durmiente 

Los mercados se habían derrumbado más del 50% en menos de un año y hubo que esperar un total de cuatro para recuperar los valores alcanzados a fines de 2007.

Por más que sea proverbial la falta de memoria de los inversores en los mercados, dando por hecho que mientras haya codicia, será difícil aprender de los errores, esta vez podría ser distinto.

Y de ahí que cada vez más se hable más de los cuatro grandes riesgos que enfrentan los mercados durante los próximos meses.

¿Cuáles son?

  • El precio del petróleo
  • La tasa de inflación de los Estados Unidos
  • La crisis de Cataluña
  • El fin de la política monetaria ultra expansiva de los principales bancos centrales del mundo

¿Qué ocurre con el petróleo?

Estamos muy, muy lejos de los picos mínimos que alcanzamos a principios de 2016, cuando el barril de petróleo tocó los 28 dólares.

Y estamos aún más lejos del máximo histórico de los 147 dólares, un techo que alcanzó en julio de 2008.

Desde hace un año, el precio del petróleo se ubica en una franja que va de los 45 a los 60 dólares, lo que le permitió a los países importadores abastecerse a valores bastante bajos y con estabilidad.

La abundancia de crudo, gracias a la producción de los Estados Unidos, causó una baja en los precios y las expectativas del sector.

Lo que ocurre con la inflación de los Estados Unidos

El crecimiento económico es cada vez más sólido durante los últimos años, por lo que los inversores han podido aprovechar su efecto positivo sobre los mercados financieros.

Pero que la economía tome velocidad también trae su contrapartida: una suba de la tasa inflacionaria.

Y si la Reserva Federal no es capaz de controlar este fenómeno con política monetaria contraria y sin afectar el crecimiento, los mercados financieros podrían sufrir tal escenario.

La presidenta de la FED, Janet Yellen, lo tiene claro. Sin embargo, el presidente Donald Trump parece no considerar este delicado equilibrio, dado que busca por todos los medios que la economía siga viento en popa, y con bajas tasas de interés para impulsar los mercados financieros, pero con el riesgo de que todo se descarrile.

En la visión de los analistas, los inversores están dispuestos a pagar las acciones a precios altos siempre que la inflación no se dispare.

Si eso ocurre, crearía una especie de inseguridad macroeconómica que podría poner en duda su propensión a aceptar estas valorizaciones.

¿Y Cataluña?

Si la elección de Emmanuel Macron en Francia, y la posterior reelección de Angela Merkel en Alemania, pudieron convertirse en señales fuertes de confianza hacia los mercados respecto del futuro europeo, la crisis catalana marcha en la dirección contraria.

Por ahora las dudas se centran en la Bolsa de Madrid, pero nadie sabe a ciencia cierta cuán cerca estamos de una corrida financiera global, en la que todos los inversores adoptan una vez más un comportamiento de manada.

Además, Cataluña podría generar nuevos movimientos secesionistas en otras partes de Europa, habida cuenta que ya existen varios partidos escépticos gobernando, como Polonia o Hungría, que acaban de ganar elecciones, como en Austria o República Checa.

Fin de la liquidez

Y viene el fin de la era del dinero cuasi gratis, o de la política monetaria ultra expansiva puesta en práctica por los principales bancos centrales, como forma de contrarresta la crisis subprime primero, y luego de la deuda soberana europea.

Tanto la FED como el Banco Central Europeo ya anunciaron que comenzaban a reducir su nivel de emisión monetaria.

Pero por más que el proceso sea gradual, tampoco se sabe cómo reaccionarán los inversores.

Demasiadas incógnitas para un perfil de personas que disfrutan del riesgo, pero nunca en dosis extremas.

¿Cuáles son los presagios de una burbuja financiera?

Te los contamos en el Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido