Burbuja financiera: el ABC para que aprendas de qué se trata

De vez en cuando conviene hacer un repaso. ¿En qué consiste la burbuja financiera? ¿Cuáles han sido las más graves? Y la pregunta más importante de todas: ¿cuándo nos tocará la próxima?

Hay dos palabras a la que toda persona con cuatro dedos de frente teme: burbuja financiera.

Una burbuja financiera puede ser sinónimo de que tus ahorros de toda la vida quedan licuados.

La burbuja financiera se traduce en quiebres de empresas y crisis gubernamentales.

Y hay quien alerta que una burbuja financiera se cocina hoy mismo mientras lees esta nota, que los mercados se han inflado a valores desproporcionados.

¡Boom!

Podés escucharlo en cualquier momento.

Una burbuja financiera obedece, en gran parte, a la especulación, caracterizada por una suba anormal y prolongada del precio de un activo.

El precio de un activo alcanza niveles absurdamente altos hasta que la burbuja acaba estallando, debido al inicio de la venta masiva del activo cuando hay compradores dispuestos a adquirirlo.

Pero las causas de una burbuja financiera siguen siendo un desafío.

Se suele considerar que la burbuja financiera es negativa porque conlleva una asignación inadecuada de recursos, destinando recursos a fines improductivos.

Pero además, la burbuja financiera puede destruir una gran cantidad de riqueza y producir un malestar continuado.

¿Querés burbuja financiero ejemplos?

¿Cómo se origina una burbuja financiera?

La estructura básica de una burbuja financiera también se divide en 5 fases:

  • Sustitución: incremento del valor de un activo
  • Despegue: se originan compras especulativas, es decir comprar ahora para vender a futuro a un precio mayor y obtener una utilidad
  • Exuberancia
  • Etapa crítica: comienzan a escasear los compradores
  • Estallido: cuando los compradores desaparecen por completo y muchos venden forzando bajas

Entonces, ¿qué vas a obtener de esta nota?

Te vamos a responder una serie de dudas a continuación:

  • Qué es una burbuja inmobiliaria
  • Burbujas económicas en la historia
  • La burbuja financiera 1929
  • Y la burbuja financiera Japón
  • Burbuja financiera ejemplos
  • Recordamos la burbuja financiera 2008
  • Burbuja financiera 2016
  • Teoría del más tonto
  • Burbujas financiera PDF
  • Cómo surgen las burbujas financieras
  • Características de una burbuja financiera
  • Cómo prevenir burbujas financieras
  • ¿Burbuja financiera en el Merval?
  • Y una burbuja a 100 años

¿Qué es una burbuja inmobiliaria?

Una burbuja inmobiliaria es un incremento excesivo e injustificado de los bienes inmuebles o bienes raíces, ocasionado por la especulación.

En una burbuja, los precios se incrementan sin que exista una razón lógica.

Su incremento se fundamenta en la especulación y el deseo de la gente de adquirir bienes para vender a mejor precio.

Cuando suben los precios de los bienes raíces, muchos inversores quieren invertir en esta clase de activos, empujando mediante el incremento de la demanda la suba de precios.

Y luego las solicitudes de los inversores, inmobiliarias y constructoras se dedican a armar más activos para atender un ávido mercado.

Cuando un bien sube de precio, se convierte en un bien muy atractivo para los inversores, y muchos de ellos querrán tener ese bien, lo que lleva a un exceso de demanda elevando con los precios.

Al incrementarse la demanda, la oferta se incrementará por lo atractivo de su rentabilidad.

La firma decisión de los inversores de formar parte de la gran oportunidad los lleva a ofrecer más dinero por un activo, pues está seguro que el precio subirá y ganará mucho.

En una burbuja inmobiliaria, la oferta de bienes no se incrementa en función de las necesidades reales de la sociedad sino en función de satisfacer al inversor.

Entonces se construyen más bienes de los que la sociedad consume, y cuando eso sucede la estructura especulativa se derrumba.

¿Querés un burbuja financiera ejemplos?

Supongamos que en una ciudad existe una necesidad de 1.000 viviendas.

Al presentarse una burbuja y para atender la sed de inversión especulativa se llega a construir 1.500 viviendas.

Cuando la situación llega a ese punto, todo se revierte y los precios suben por exceso de demanda en su momento.

Pero la burbuja financiera no es sólo inmobiliaria. Sucede en cualquier otro activo.

Burbuja financiera ejemplo: 1929

El primer ejemplo que tenemos es aún recordado como la Gran Depresión.

Cada escuela económica encuentra sus argumentos para explicar la crisis y en general el debate gira en torno a un eventual exceso en la oferta de bienes americanos en el extranjero.

También hubo insuficientes niveles de consumo interno y una emisión monetaria descontrolada que derivó en el otorgamiento no regulado de créditos bancarios.

Lo cierto es que los tiempos que precedieron a la crisis fueron de prosperidad. El Dow Jones  había aumentado a 381,17 puntos a principios de septiembre de 1929, nivel que apenas alcanzaría de nuevo en 1954.

Y el derrumbe fue generalizado…

Aún hoy circulan versiones que aseguran que en los primeros días del crack bursátil se ofrecieron paquetes de acciones a un tercio de su valor, sin encontrar comprador.

Y que muchos millonarios y ricos inversores se lanzaban desde los rascacielos, incapaces de asumir la debacle.

Burbuja financiera ejemplo: Japón

Los 80 fueron años de cuentas comerciales saludables para Japón.

Sus medidas proteccionistas y la identificación de los trabajadores con empresas que sabían garantizar el empleo de por vida.

La economía crecía a un promedio del 10% anual entre 1955 y 1972, mientras que entre 1975 y 1990 lo hizo a un ritmo de 4% anual.

Semejante bonanza generó un sobrante de divisas y un incremento de la masa monetaria que comenzó a destinarse a la construcción y el mercado inmobiliario en general.

En concreto, entre 1955 y 1989 los precios de los inmuebles japoneses supieron aumentar más de 7.000%.

Tan caros resultaba que tenían cinco veces el valor adjudicado al territorio completo de Estados Unidos, cuya extensión es 25 veces mayor.

Sólo el entorno metropolitano de Tokio valía lo que Estados Unidos, mientras que un sólo distrito de la capital podría costar lo mismo que Canadá.

Entre principios de 1988 y 1990, el Banco Central de Japón aumentó las tasas de interés.

Y desde 1990, los precios de las acciones sufrieron un fuerte retroceso, llegando a perder el Nikkei un 63% de su valor.

Y ya hay quien ve la próxima burbuja financiera en un activo en particular…

Burbuja financiera 2008

Nos remontamos a algo que ocurrió hace 9 años.

La quiebra de Lehman Brothers marcó el inicio de la debacle más fuerte de todas, incluso mayor que la Gran Depresión de 1929.

Los efectos de la peor crisis de la historia se viven hasta hoy.

Lo cierto es que Estados Unidos colapsó y luego le siguió el resto de economías desarrolladas.

La burbuja financiera 2008 en realidad comenzó en el 2002.

El entonces presidente de EEUU, George W. Bush, dijo que parte de cumplir el sueño americano era tener una casa propia.

Por eso es que pidió ayudar al sector privado, con miras a que el mercado de capitales facilite el financiamiento hipotecario a personas de ingresos más bajos.

La herida causada por el atentado terrorista contra las torres gemelas aún estaba fresca, y la economía aún sentía el impacto de la crisis de las puntocom.

Y la Reserva Federal redujo rápidamente las tasas de interés: de 6% a sólo 1% en unos cuantos meses.

Burbuja financiera 2008

El dinero era tan barato que los 8.000 bancos y agentes hipotecarios iniciaron una grave expansión del crédito hipotecario.

Este crecimiento alcanzó a la clase desfavorecida, sin ingresos, activos ni empleo.

Las hipotecas fueron bautizadas como “subprime”, que en realidad eran sólo activos tóxicos, con alta probabilidad de impago.

Y la especulación llevó al desarrollo de una burbuja inmobiliario, que infló considerablemente los precios.

En paralelo, se armaba un proceso que convertiría a las hipotecas subprime en armas de destrucción financiera masiva

Estos activos tóxicos estaban siendo empaquetados con otros, creando una gran variedad de nuevos productos financieros.

Fue así que los bancos de inversión empezaron a repartir sus paquetes de activos por todo el mundo.

La burbuja financiera 2008 y, con ella, los precios de los activos se desplomaron.

Y las familias endeudadas optaron devolver la casa al banco, pues les era más barato que seguir pagando el préstamo.

Eso se conoce como default.

Y ocasionaron grandes pérdidas a los bancos.

Esta situación generó un colapso en los portafolios de los bancos de inversión mundial, debido a que estaban plagados de las hipotecas tóxicas subprime.

A raíz de todo este proceso, Lehman Brothers se declaró en quiebra, golpeado por las pérdidas de activos tóxicos.

Y a partir de ahí, la historia es conocida en todo el mundo y los efectos aún se perciben en los países avanzados.

Burbuja financiera 2016

Bien, han pasado nueve años desde la última burbuja financiera.

¿Sabías que en promedio pasan de 5 a 7 años existen fenómenos económicos que la provocan?

Basta con analizar la situación económica mundial para darnos cuenta. Se han visto caídas en los mercados financieros, inicio de un mercado bajista y continuas caídas en las bolsas económicas sólidas han dado muestra de lo rápido repentino que podría estallar en una crisis.

En estos momentos, China está en desaceleración, Japón en recesión, algunos países europeos también y países emergentes se han estancado.

La inestabilidad tiene un efecto en las decisiones de los accionistas, claramente buscan un mercado sólido y seguro.

Por eso es que se habla que hubo el inicio de una burbuja financiera 2016.

Y en estos momentos, para empeorarlo, países como China, Japón, Gran Bretaña, Estados Unidos, ha impreso una enorme cantidad de dinero.

¿Qué ocurre cuando hay pánico financiero?

Otro punto importante a analizar es la deuda, los países que consideramos sólidos económicamente, las potencias mundiales están hundidos en deuda.

La puerta está abierta para llegada de una burbuja financiera, y la situación no parece mejorar.

Todo lo contrario, en estos momentos las acciones que se toman son fundamentales, pueden empeorar la situación, como seguramente lo harán y sólo quedará esperar a ver en qué economía estalla la  burbuja.

Burbuja financiera: la teoría del más tonto

La teoría del más tonto describe a las burbujas dirigidas por un comportamiento optimista de los participantes de un mercado que compran activos sobrevalorados.

Las burbujas financieras continúan mientras los tontos encuentran más tontos para pagarles por los activos sobrevalorados.

Y la burbuja explota sólo cuando el más tonto paga el precio superior por el bien super valorado y no encuentra otro comprador.

Los mercados están compuestos, según la teoría del más tonto, por personas que buscan a alguien más tonto.

Una explicación adicional…

En la economía, como en la física, las leyes de la naturaleza tienden a cumplirse.

La premisa de la teoría del más tonto en que siempre habrá alguien dispuesto a pagar un precio superior por el bien cuyo valor es claramente ficticio.

Obviamente, el más tonto es el último de la fila, y cuando la burbuja estalla es el más perjudicado por pagar la entrada más cara por acudir a una fiesta a punto de terminar.

De todos modos, si querés más explicaciones hay un montón de burbujas financieras PDF en todos lados.

Pero seguí leyendo que te aseguramos que saldrás como un experto.

La teoría del más tonto con ejemplos

Bien, una burbuja económica se da cuando el precio de un activo se aleja cada vez más de su valor real.

Los precios suben más allá de los razonable y se disocian de la realidad.

Y estalla cuando desaparecen los compradores.

Es así como el efecto rebaño lleva a la mayoría de los inversores a asumir que si todos han comprado un activo, debe ser una oportunidad interesante.

Para que haya una burbuja financiera se deben cumplir cinco pasos:

  1. Importantes alzas de precios de un activo
  2. Gran entusiasmo del público
  3. Buena repercusión mediática
  4. Nuevos métodos de valoración que justifican esos precios
  5. Caída en la actividad del sistema crediticio

A eso sumamos abundancia de crédito y su bajo costo, factores que magnifican los efectos de una crisis

¿Y el ejemplo?

En la burbuja financiera de las .com se invertía en empresas que no se sabía qué hacen y carecían de un modelo de negocio.

El mercado del Arte es similar. El precio de la obra no corresponde al que se piensa que puede alcanzar a futuro.

En Yahoo! Finanzas podemos conseguir:

¿Vale la pena invertir en arte?

Responden que el arte se ha sobreestimado y los riesgos se han depreciado.

Para llegar a esa conclusión se usó una muestra de 20.538 pinturas que se vendieron y revendieron entre 1972 y 2010.

Tras el analizar el mercado durante casi 30 años se llegó a la conclusión de que sólo quienes revenden ganan.

Por cierto, hay señales de la próxima burbuja financiera. ¿Las conocés? Es mejor cuidarse

¿Cómo surgen las burbujas financieras?

Boombustology: Spotting Financial Bubbles Before They Burst es un libro del inversor Vikram Mansharami.

Su nombre en español sería Detectando burbujas financieras antes de que exploten

Él explica cuáles son los elementos que dan lugar a una burbuja y son las pistas por el inversor para identificarla a pesar del componente de incertidumbre que las empaña.

Lo primero es identificar qué es lo que está sujeto a una burbuja financiera.

¿Son las acciones?

¿Es el mercado inmobiliario?

Cuando ese bien avanza a una velocidad vertiginosa sin fundamentos que respalden la tendencia, algo sucede.

Para explicar cómo surgen las burbujas financieras, seguí leyendo…

En el ámbito macroeconómico se producen los hechos que más tarde provocarán la sobresaturación del contexto financiero

Ahi tenés:

  • Aumento de créditos de carácter especulativo
  • Un alto nivel de inversión con flujos de capital mal asignados
  • Una producción que supera la capacidad económica

Todas esas características de una burbuja financiera se evidencia en China, en la que la actividad del sector construcción superó a la demanda por medio de un gran endeudamiento.

Y el exceso de confianza de las autoridades es determinante en el proceso de abarrotamiento del contexto financiero.

Este es el factor presente desde la perspectiva psicológica.

Eso da lugar a un comportamiento irracional en el que las personas advierten que algo malo sucede pero confían en que “todo será diferente” y descartan un desenlace negativo.

Luego se produce el quiebre que corresponde al enfoque biológico en el que la burbuja financiera termina por propagarse.

Y luego desemboca en un desplome del protagonista de la burbuja.

Características de una burbuja financiera

¿Te acordás de 1997?

Dejanos ponerte en contexto.

Muchos daban su primer año en el mundo inversor.

En los diarios se leía que Internet estaba revolucionando al mundo.

Los jóvenes estadounidenses crearon empresas y se volvían millonarios en pocos días.

Eso pasaba ante los ojos de todo el mundo.

Nadie se resistía a la tentación.

En la realidad la codicia con escasa información y experiencia se conviritó en una mezcla de alta combustión.

La fiesta de Internet parecía que nos iba a enriquecer a todos. Enceguecidos, nadie se animó a cuestionar la lógica de los inversores de la época.

Y Warren Buffett siempre lo advirtió: “no inviertas en lo que no conocés”.

Pero había una euforia por las acciones tenológicas.

Nadie miraba fundamentales.

Nadie se preocupaba por entender cómo funcionaba el negocio.

O cuánto ganaba la compañía en cuestión.

Todos juraban que cualquier compañía podía convertirse en un Microsoft, Apple o Google.

En ese ambiente eufórico, la burbuja financiera creció hasta llevar al Nasdaq a un máximo de 5.000 puntos, pero el 13 de marzo de 2000 marcó el principio del fin.

Hubo una ola de ventas masiva que desató una caída en picada.

Llamadas desesperadas a los brókers, sociedades de Bolsa infestadas de activos.

¿Y el resultado?

De 5.000 puntos se hundió a 1.000 puntos en un retroceso que duró dos años.

Múltiples empresas cerraron, desaparecieron miles de millones de dólares en valor bursátil. La mitad de las compañías tecnológicas no sobrevivieron.

Tal es la voracidad de una burbuja financiera.

Burbuja financiera ejemplos

Beez.com era una moneda virtual que prometía volverse masiva, pero encontró resistencia al querer ingresar en numerosos países.

Kozmo.com prometía tener lo que quisieras en tu hogar en menos de una hora y no cobraba por el envío de productos. Nunca dio ganancias.

Muchas de las .com tenían grandes falencias en sus planes de negocios.

Varias empresas destinaron grandes sumas a publicidad y desarrollos para un mercado que aún no monetizaban.

Incluso las más sólidas como Intel o Cisco se tambaleaban.

Estas son algunas características de una burbuja financiera:

  1. Dinero barato y expansión del crédito
  2. Historia de crecimiento aceptada y apoyada en una moda
  3. Boom de inversiones en esa moda
  4. Especulación y ambición de los inversores
  5. Irracionalidad colectiva y comportamiento de rebaño
  6. Fraude y armado de esquemas de Ponzi
  7. Consumo excesivo
  8. Valoraciones irreales

El más notorio es el primer. Los países emiten dinero sin parar. Los desarrollados ponen tasas de interés en cero, lo que incentiva a tomar riesgos para generar rendimientos.

Y eso es un caldo de cultivo para una burbuja financiero.

¿Conclusión?

No bajemos la guardia. No perdamos de vista que antes de invertir, debemos entender cómo funciona.

Por cierto, hay pistas de la próxima burbuja financiera, ¿querés conocer dónde se oculta?

¿Cómo prevenir burbujas financieras?

¿Es posible prevenir burbujas financieras?

Esto es importante desde la euforia que vivió Holanda en el siglo XVII.

¿Conocés el caso?

La población empezó a pagar precios exorbitantes por los bulbos de la flor de Tulipán, que era una gran inversión que seguiría subiendo con los años.

Hubo personas que sacrificaron sus ingresos de varios años de trabajo o incluso sus viviendas a cambio de un solo bulbo.

Al final no hubo compradores para un mercado inundado por vendedores que cobraban precios exorbitantes.

Y la economía llegó al quebradero.

En fin existen tres señales sobre cómo prevenir burbujas financieras

  1. La construcción de un rascacielos innecesario y cuya oferta sobrepasa las necesidades del sitio donde se ubica
  2. El inexplicable comportamiento del mercado de obras de arte cuando alcanzan valores absurdos
  3. La proliferación de portadas de revistas que muestran un excesivo optimismo sobre el futuro

El camino a prevenir burbujas financieras

Seamos honestos…

Los motivos que conducen a una burbuja financiera son psicológicos.

La idea es que no te dejes arrastrar por la marea formada por la burbuja. Lo difícil es saber hasta qué punto llegará la burbuja financiera.

Y cuándo estallará…

Claro, podés ganar mucho dinero en el mercado especulativo, pero un paso falso, una finta, y vas a parar al fondo de un foso.

Una forma de diversificar el riesgo que implican las burbujas financieras son los ETF, mejor conocidos como fondos cotizados en Bolsa.

¿Burbuja financiera en el Merval?

En octubre de 2016 muchos pronosticaron que el Merval estaba inmerso en una burbuja financiera.

No explotó…

El índice trepó y sigue trepando hacia máximos nuevos.

Entre 2013 y 2015, el Merval en dólares avanzó 123%, mientras que en ese período el S&P 500 retornó 53%.

La Argentina se ha convertido en un paraíso para los inversores.

¿Será momento de ser cautos con el Merval?

Ya viste cómo resultó la exclusión de la Argentina del índice de mercados emergentes, cuando todos descontaron lo contrario.

¿Un ejemplo?

Bien podríamos colocar a Edenor, cuyas ganancias no son coherentes con la realidad que presenta en su balance.

¿Una burbuja financiera a 100 años?

¿Te imaginás que un día necesitás un préstamos y los bancos pujan por vos recibiendo ofertas hasta cuatro veces por el monto que requerías inicialmente?

Eso es lo que le sucede a la Argentina que lanzó un bono a 100 años y fue tanto el interés que huele a burbuja financiera.

La Argentina sorprendió a los mercados con la emisión del bono 100 años por 2.750 millnes de dólares con rendimiento del 8%.

Podrías creer que sería difícil de encontrar alguien que quisiera comprarlo, porque la Argentina ha incumplido el pago de sus deudas ocho veces en 200 años, con cinco defaults en el último siglo.

Y la Argentina demandó 2.750 millones de dólares pero recibió ofertas por 9.750 millones. ¿Hablamos de una burbuja financiera?

Con un rendimiento de 8%, el Globant 2117 se repaga a los inversores en cuestión de 12 años, convirtiéndolo en una apuesta atractiva en caso de que la inflación sigue baja.

Y el gran condicional para ganar con el bono 100 años es que las condiciones económicas se sostengan y hay tanta incertidumbre que resulta difícil vislumbrar.

¿Querés conocer cuándo será la próxima burbuja financiera?

Este análisis lo hacemos en el Informe Especial que hemos armado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido