¿Por qué las acciones son mejores que los bonos?

Es todo un debate, pero el Oráculo de Omaha, Warren Buffett lo tiene claro a pesar de que 2017 haya sido un año de complicada selección en Wall Street. Si también querés conocer cuál es la apuesta más rentable, esta es la nota para vos.

Cuando dimos nuestros primeros pasos en el mundo financiero todos nos preguntamos: ¿invertimos en acciones o bonos?

No hay excepciones.

Empezamos a documentarnos y nos encontramos con que…

Las acciones son partes en las que se divide el capital de una empresa y que son poseídas por inversores.

Resaltá la palabra poseídas. Son tuyas.

Y los bonos son emitidos por gobiernos (soberanos) o empresas (corporativos) para financiar sus operaciones.

Cuando los compramos, le prestamos dinero al emisor por cierto período y como recompensa nos devuelven nuestro dinero más ciertos intereses.

Acá vamos a destacar la palabra préstamo. No será siempre nuestro.

De la mano de Warren Buffett

¡Ah! Pero no hemos respondido cuál es mejor.

¿Qué te parece si en vez de dar nuestra opinión te contamos lo que tiene que decir el Oráculo de Omaha, Warren Buffett?

Su opinión no es nada despreciable. Es uno de los mejores inversores del mundo. En 2017 ocupa la segunda posición en la lista de hombres más ricos del mundo, por detrás de Bill Gates, con una fortuna de 75.600 millones de dólares.

Él no fundó Amazon, ni Google, ni Facebook. Warren Buffett labró su riqueza mediante inversiones.

La mejor inversión de nuestra vida

Y el empresario estadounidense cree que si bien las acciones son hoy menos atractivas, siguen siendo ganadoras en comparación con los títulos.

El alza en los mercados durante los últimos años ha hecho más difícil encontrar gangas, pero sigue prefiriendo acciones antes que los bonos.

Cuando se le preguntó por qué Berkshire Hathaway, su empresa, ha acumulado tanto dinero en efectivo, contestó que “eso nos dice que las acciones no son tan baratas como lo han sido la mayoría del tiempo”.

Comprar acciones después de la crisis financiera del año 2008 era lo más fácil del mundo.

Las acciones son menos atractivas

Lo cierto es que durante las últimas cinco décadas, Buffett transformó a Berkshire Hathaway en un extenso conglomerado a través de astutas adquisiciones.

Las decenas de filiales de la compañía incluyen aseguradores, fabricantes, minoristas y un ferrocarril.

Su cartera incluye millonarias participaciones en Apple, Wells Fargo y Coca Cola, y está valorada en 135.000 millones de dólares para fines de junio.

Pero “las acciones se han vuelto menos atractivas a medida que suben, aunque todavía son muy interesantes en comparación con los bonos”.

Luces y sombras

¡Ojo! Buffett ha invertido en acciones durante 2017.

La más sorpresiva de sus apuestas fue en Apple. No porque la compañía de la manzana no merezca su confianza, sino porque no acostumbraba invertir en  acciones tecnológicas.

A principios de agosto, su puesto para tomar el control de Oncor Electric Delivery, el distribuidor de energía más grande de Texas, no prosperó.

Seis meses antes, un acuerdo respaldado por Berkshire para comprar Unilever tampoco fue alcanzado.

El colapso de dos acuerdos de alto perfil en un plazo tan corto es raro para Buffett, que logró su último acuerdo en 2015, cuando Berkshire compró a Precision Castparts, un fabricante de piezas aeroespaciales, por más de 35.000 millones de dólares.

Y la falta de acuerdos tiene complicaciones para Berkshire.

La compañía no paga dividendos y rara vez recompra sus acciones, por lo que al no sumar transacciones acumula el efectivo de sus subsidiarias.

A finales de junio, Berkshire tenía poco menos de 100.000 millones de dólares en el bolsillo.

La inversión más popular vs la más rentable

Comercializar con bonos es muy popular entre inversor dado que son considerados como una inversión confiable.

¿Por qué?

En el caso de los bonos, tenés una idea general acerca de cuándo y cuánto te pagarán, y mientras esperás, entonces ganás un interés.

Y un reciente estudio de los Estados Unidos cuestionó la creencia de que las acciones son mejores que los bonos, dado que solo 4% de las compañías norteamericanas genera rentabilidad a largo plazo en la Bolsa.

Sí, invertir es un ejercicio parecido a encontrar una aguja en un pajar.

Claro, este estudio se concentra en los datos sobre bonos y acciones estadounidenses, pero sus conclusiones son relevantes para los inversores de todo el mundo.

¿Qué tan rentable son las acciones?

Desde 1926, de las 25.782 acciones norteamericanas que cotizan apenas 1.000 acumulan buenos resultados, según el medio especializado Estrategias de Inversión.

¿Querés un dato aún más sorprendente?

Apenas 86 compañías generaron más de la mitad de esas subas. Con una rentabilidad positiva excesivamente sesgada por unas pocas acciones, 4 de cada 7 acciones no tienen mejores resultados que los bonos.

De hecho, 49,2% de las acciones han tenido rentabilidades positivas durante un período de 10 años, convirtiendo a la selecciones de acciones en una tarea realmente difícil de realizar.

¿Cuál es entonces la inversión más arriesgada?

¿En cuál peligran más tus ahorros y en cuál estás refugiado?

Hemos armado un informe especial en el que analizamos esto de manera totalmente gratuita para vos. La respuesta podría sorprenderte.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido