IVA: todo lo que hay que saber en 2017

¿Deseas aprender cómo calcular el IVA en Argentina? Te contamos este y otros sencillos trucos mediante ejemplos relacionados al popular Impuesto al Valor Agregado.

Decía Benjamín Franklin que “en este mundo nada es seguro más que la muerte y los impuestos”.

Y eso es algo que los argentinos sabemos a ciencia cierta.

Por eso es que en esta nota queremos comentarte todo lo que tenés que saber sobre el IVA en 2017.

Lo primero, y el nivel más básico que encontrarás, es que IVA significa Impuesto al Valor Agregado.

La mayoría de los trabajadores tienen la duda de cómo calcular el IVA.

Pero pasemos a cuestiones más interesantes.

Cosas que realmente desees saber.

¿Qué vas a aprender con nosotros?

    • ¿Cómo calcular el IVA en excel?
    • Calcular IVA Argentina
    • ¿Cómo calcular el IVA incluido?
    • ¿Y cómo sacar el IVA de un precio?
    • ¿Cómo sacar el IVA de una factura?
    • Además, ¿cómo sacar el IVA de un total?
    • ¿Cómo calcular el IVA del 16?
    • Fórmula para sacar el IVA

    Todo lo que tenés que saber sobre el IVA

    El IVA surgió para evitar la distorsión de los impuestos a las ventas en cascadas.

    A eso se le conoce como turnoever tax en inglés y encarecía los costos de producción.

    Pero ¿sabés qué significa?

    Se les conoce como impuestos plurifásicos que se dividen en dos grandes tipos:

    • Impuesto en cascada
    • Modalidad de impuestos sobre el valor añadido

    Acá vamos a tratar el segundo, pero entendamos de qué trata el primero.

    El impuesto en cascada grava todas las fases por las que atraviese un bien por el valor total de transacción.

    Y la verdad es que no son muy usados en la práctica porque suponen un grave inconveniente para el comercio internacional.

    Lo que sucede es que no es posible la determinación exacta del impuesto con que se gravado un bien.

    Bueno, es que esto va a depender del número de fases por las que ha atravesado.

    Además, los impuestos en cascada favorecen la integración vertical de las empresas con el fin de evitar las fases por las que atraviese un producto.

    Por eso es que se utiliza tanto el este impuesto.

    Antes de seguir, encontramos en exclusiva cómo va a ser la reforma tributaria 2017/2018, ¿querés saber?

    Una breve historia del IVA

    Antes de aprender a cómo calcular el IVA, debemos tener algunas nociones básicas…

    Y es que los impuestos son nuestro pan de cada día. Forman parte de nuestra cultura:

    • Son angustia para quienes los pagan
    • Diversión para quien los evade
    • Sustento para quien los impone

    ¿Y dónde se originó el IVA?

    ¿Te lo has preguntado?

    El IVA se originó en Europa, por el año 1925, bajo el régimen tradicional del impuesto a las ventas.

    Y ahí es cuando llegamos a Impuesto al Valor Agregado en Francia.

    Fue en Francia donde surgieron las condiciones prácticas para su desarrollo.

    En Francia, durante la Edad Media, rigió un tributo semejante llamado “maltote”.

    Con el propósito de eliminar el efecto en cascada, el gobierno francés introdujo el gravamen denominado impuesto sobre la producción, promulgado en 1939.

    Fue un antecedente del tributo al valor agregado.

    No fue hasta la reforma fiscal de 1953-1955 cuando apareció el IVA como tal.

    El IVA grava la entrega de bienes, la prestación de servicios y las importaciones en los términos y condiciones establecidos.

    En el fondo, es un impuesto que grava actividades llevadas a cabo por empresarios y profesionales.

    Su naturaleza indirecta presupone la repercusión al consumidor final.

    Calcular IVA Argentina: ¿cómo es?

    Era el año 1975.

    Empezaba a regir el IVA en la Argentina.

    Se eximió a los productos de la canasta familiar para atenuar los efectos regresivos del tributo.

    Pero, claro, vinieron las reformas.

    Y con las reformas al impuesto se amplió la base, de forma que se convirtió en un impuesto regresivo, al afectar productos de primera necesidad.

    Claro, no hay dudas: el IVA es menos distorsivo que los impuestos en cascada.

    Pero eso no implica que no haya algún tipo de distorsión.

    O que las distorsiones del IVA sean insignificantes.

    Por el contrario, el impuesto impone un costo financiero sobre los productores que se traslada hacia adelante.

    Pero es que la tasa aplicable sufrió también variaciones…

    Con la reforma introducida en 1986 se unificó la alícuota general en el 18%.

    Entre 1988 y 1992 se produjeron marchas y contramarchas llegando a descender hasta el 13% en 1990 para subir hasta el 18% en 1992.

    Y a partir de abril de 1995 se incrementó la tasa hasta el 21% vigente en la actualidad.

    ¿Sabés cómo será la reforma tributaria 2017/2018?

    ¿Cómo sacar el IVA de un precio?

    Veamos un ejemplo sencillo.

    La empresa A vende su producto por 100 pesos a la empresa B.

    La empresa B comercializa su artículo por 400 pesos al consumidor final.

    Ninguna cifra incluye impuestos.

    Supongamos también que el impuesto es del 10%.

    Es sólo para que sea sencillo de entender.

    La empresa A le cobra a la B 110 pesos entonces.

    Y de lo que cobra le remite 10 pesos en impuesto al Gobierno.

    Pero B le cobra 440 pesos al consumidor final y remite 30 pesos en Impuesto al Valor Agregado.

    ¿De dónde salen esos 30?

    Un impuesto sobre el producto de 40 pesos menos un crédito de 10 pesos por lo cobrado por el insumo.

    El Gobierno recauda así 40 pesos.

    No hay ningún incentivo tributario para que B cambie su método de producción ni para que las empresas se fusionen.

    Si por algún motivo A no le cobra a B, el gobierno seguiría recibiendo 40 pesos de B.

    ¿Es justo que seamos nosotros quienes pagamos el IVA?

    Juan Manuel Lavignolle, coordinador académico de contabilidad y contador público escribió un interesante artículo para la Universidad de Palermo.

    Es recurrente que en los análisis de costos incluya al Impuesto al Valor Agregado como costo fiscal.

    Pero en definitiva quien termina soportando el Impuesto al Valor Agregado es el consumidor.

    En la Argentina, el impuesto es un impuesto plurifásico no acumulativo.

    ¿Qué significa esto?

    Implica que el tributo se aplica en dos o más etapas de la cadena de valor, y que no se acumula.

    Es decir que permite a las empresas deducir el impuesto pagado hasta la etapa anterior.

    ¿Qué pasa con el impuesto cuando el consumidor compra el producto final?

    Consideremos que realiza la compra de un producto para consumo personal, abandonando un total de 121 pesos, según:

    ¿Por qué el IVA recae sobre el consumidor?

    El consumidor paga 21 pesos de su bolsillo por IVA, cuando el producto cuesta 100 pesos.

    O sea termina soportando el total del IVA, que es la suma del impuesto que fue ingresado al fisco por cada etapa de la cadena de producción y comercialización, sobre el valor agregado.

    De cada 100 pesos que abona un consumidor, si el bien o servicio está gravado al 21% de Impuesto al Valor Agregado, paga nada más ni nada menos que 17,35 pesos de impuesto.

    Si bien el IVA es pagado de tu bolsillo cuando comprás la mercadería, la estructura de liquidación del impuesto presenta una ventaja.

    ¿Cuál?

    Anticipa la recaudación, ya que se comienza a recaudar desde la primera etapa de la cadena de valor.

    En un replanteo del sistema tributario, sería deseable repensar el Impuesto al Valor Agregado a fin de compatibilizar las necesidades del fisco de contar con un impuesto que otorga gran volumen de ingresos.

    Y es de muy fácil recaudación con las necesidades del consumidor de tener precios más razonables con relación a sus ingresos.

    Calcular IVA Argentina: vistazo a América Latina

    Si se compara con América Latina, la Argentina es el país con el IVA más elevado desde hace unos días.

    Sucede que Uruguay, que históricamente tuvo 22% de IVA, dio un volantazo después de 38 años y redujo al 18% el tributo para las compras con débito y dinero electrónico.

    Chile, con 19%; y República Dominicana, con 18%, completan el podio de los países con mayor carga de IVA.

    En otros países, la situación es diferente…

    • Panamá es el país con menor carga de Impuesto al Valor Agregado, con 7%
    • Paraguay va con 10%
    • Puerto Rico con 11,5%

    En otras partes del mundo, el Impuesto al Valor Agregado es mayor.

    • Hungría con 27%
    • Dinamarca, Noruega, Suecia y Croacia con 25%
    • Finlandia, Islandia y Rumania con 24%.

    ¡No lo decimos nosotros!

    Nos basamos en datos de la BBC de Londres.

    Según la asesora Baker & McKenzie, el promedio de América Latina es del 9%.

    Pero la verdad es que la Argentina lidera con 21%.

    Es un nivel equiparable a la mayoría de los países miembros de la Unión Europea.

    ¿IVA en 25%?

    Cuando se comenzó a hablar de la reforma fiscal de Mauricio Macri, se empezó a rumorear un aumento del Impuesto al Valor Agregado del 21% al 25%.

    La reforma fiscal surgió con base en un estudio de la Fundación FIEL.

    Precisaba Infobae que el estudio proyecta reducir las contribuciones patronales y eliminar el impuesto al cheque impuesto por Domingo Cavallo en 2001.

    Y no olvidemos al Impuesto de Ingresos Brutos.

    Desde el Ejecutivo lo consideran “el más distorsivo de todos los impuestos que se cobran en el país y hay que eliminarlo o reemplazarlo por otro”.

    Una de las propuestas de reemplazo era subir el Impuesto al Valor Agregado hasta 25%.

    Así se repartirán 20 puntos para la Nación y 5 más a las provincias.

    IVA devolución a jubilados

    La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la devolución del IVA sobre las compras de productos de la canasta básica para jubilados y beneficiarios de planes sociales.

    La ley dispuso que durante el primer mes de su aplicación, a los jubilados y pensionados se les acreditó una suma fija de 150 pesos.

    Durante el segundo y tercer mes esto se redujo a 75 pesos por cada una de las cuatro primeras transacciones realizadas.

    Y a 50 pesos por cada una de las seis primeras transacciones.

    Lo cierto es que en 2016 se oficializó el reintegro de 15% del Impuesto al Valor Agregado para las compras de jubilados y beneficiarios de planes sociales, con un tope máximo de 300 pesos.

    Ese tope puede modificarse, en función de la variación de la canasta básica de alimentos.

    La devolución parcial del IVA abarca a jubilados y pensiones que cobren el haber mínimo, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y Asignación por Embarazo, y quienes perciban pensiones no contributivas otorgados por el Estado.

    Por cierto, ¿sabés cómo será la reforma tributaria en 2017/2018?

    IVA: reintegro del 5%

    El Gobierno también eliminó el reintegro del 5% del Impuesto al Valor Agregado para las compras con tarjeta de débito.

    Esto tenía una vigencia de 15 años y alcanzaba a compras de hasta 1.000 pesos.

    ¿El problema?

    El costo de este programa.

    En el Presupuesto Nacional de 2017 figuraba que el costo de reingro ascendía a 7.500 millones de pesos, contra los 6.077 millones presupuestados en 2016.

    ¿El objetivo?

    IVA: el verdadero objetivo de Macri

    Lo cierto es que la intención de Macri es empujar a la bancarización a millones de argentinos.

    Recordemos que la apertura de cuentas es totalmente gratuita.

    Esta clase de proyectos han dicho que es obligatorio que todos los comercios minoristas acepten pagos con tarjetas de débito.

    Los empresarios se oponen a la medida al argumentar que las empresas emisoras de tarjetas cobran 1,5% por operación.

    Pero el proyecto sostuvo que se puede desgravar los costos de transacciones de impuestos.

    El Ministerio de Hacienda y la AFIP trabajan en alternativas para mover el uso del posnet.

    La idea es que las emisoras de tarjetas se hagan cargo del costo del sistema y no el comercio.

    Ahora pasemos a un tema muy interesante…

    ¿Cómo calcular el IVA incluido?

    Si sos de los que se preguntan cómo calcular el IVA, seguí leyendo.

    Estás en el lugar correcto…

    Para calcular IVA Argentina, simplemente tenés que multiplicar una cifra por el 21% del IVA expresado en números decimales.

    • Cantidad x 0,21
    • Si buscás calcular IVA Argentina incluido deberás aplicar la siguiente fórmula: Cantidad / 1,21.

    ¿Cómo sacar el IVA de una factura?

    Una vez sepamos el Impuesto al Valor Agregado que debemos aplicar sólo es necesario ponerse a ello con la calculadora.

    Calcular el IVA es más tedioso que complicado.

    En realidad, basta con aplicar una serie de fórmulas matemáticas sencillas para dar con cantidad.

    Para obtener la cantidad ya con el Impuesto al Valor Agregado hay que aplicar la siguiente fórmula:

    • Cantidad x 0,21

    Para calcular el precio sin Impuesto al Valor Agregado la fórmula es la siguiente:

    • Cantidad / 0,21

    De esta forma podés determinar el IVA que hemos pagado para restarlo al Impuesto al Valor Agregado emitido.

    Cómo sacar el IVA de un total: ejemplo

    Para tener todo claro, nada como un simple ejemplo con el Impuesto al Valor Agregado general del 21%, que es el que se usa en la mayoría de las operaciones.

    Supongamos que el valor neto de una venta es de 100 pesos.

    En ese caso, el Impuesto al Valor Agregado será el resultado de aplicar la siguiente operación:

    • IVA es igual a 100 x 21% = 21.

    El valor final de la venta asciende a 121 pesos.

    Por el contrario, si la compra asciende a 121 y queremos conocer el Impuesto al Valor Agregado, lo que vamos a hacer es aplicar esta fórmula.

    • IVA es igual a 121 / 1,21 x 0,21 = 21.

    Al final, el valor neto del producto será de 100 pesos.

    Fácil, ¿no?

    ¿Cómo sumar el IVA de una factura?

    Como su propio nombre indica el Impuesto al Valor Agregado es un valor añadido.

    Es decir, se suma al costo final de tus productos o servicios.

    Para que lo entiendas mejor, si el costo final de tu producto ha sido de 100 pesos y tributa a la escala general, el público pagará 121 pesos por él.

    El Impuesto al Valor Agregadoencarece tus productos y está destinado a que lo pague el usuario final.

    Eso sí, al fijar los precios recuerda que el cliente no entiende que el Impuesto al Valor Agregado es para el Estado o simplemente no lo valora.

    Lo único que ve es el precio final de un producto y en este punto no hacer bien los cálculos y no contar el Impuesto al Valor Agregado supone una gran diferencia.

    Así que ya aprendiste cómo calcular el IVA incluido…

    ¿Cómo calcular el IVA en Excel?

    Si usás Excel para hacer tus cuentas con el impuesto, seguí leyendo…

    Calcular el IVA en Excel es sencillo.

    No requiere ninguna función específica.

    Para calcular el IVA únicamente debemos multiplicar la cantidad que queramos por el porcentaje convertido a decimal.

    Por ejemplo, multiplicaremos por 0,21 para el 21% de Impuesto al Valor Agregado.

    IVA = (precio sin IVA x 0,21)

    Eso nos va a dar la cantidad del impuesto, cantidad que deberemos añadir al precio inicial para obtener el final.

    Así, por ejemplo, para una cantidad de 500 pesos con el 21% de IVA sería.

    500 x 0,21 = 105.

    Precio con IVA = 500 + 105 = 605.

    Aprendé cómo calcular el IVA en Excel

    Podemos hacerlo todo en una misma operación y llenando las celdas correspondientes.

    Si ponemos en la celda A1 = precio sin impuesto (500 pesos).

    Y en la celda A2 = IVA (21%).

    La fórmula final sería:

    Precio total (con IVA) = (A1 x A2) +A1

    De la misma forma podés usar Excel para hacer el cálculo inverso, esto es, averiguar la cantidad resultante si el restás el IVA.

    En este caso, la fórmula es algo diferente, ya que habría que dividir en lugar de multiplicar, y sumando siempre 1 al porcentaje de impuesto.

    Precio sin IVA = precio con IVA / (1 + 0,21)

    Siguiendo con el mismo ejemplo que hemos usado anteriormente, entonces:

    Si ponemos en la celda A1 = precio con Impuesto al Valor Agregado (605 pesos), y en la celda A2 = IVA (21%), la fórmula final sería:

    Precio (sin IVA) = A1 / (1 + A2)

    Cómo calcular el IVA en Excel: paso a paso

    El importe de impuesto es la cantidad que corresponde según la base imponible y el tipo de IVA

    • Ir a la celda B3 y escribir:

    • Si en la celda B2, el tipo de impuesto figura como porcentaje (21%), escribir:

    • O podés escribir:

    ¿Cómo calcular el IVA del 16?

    Y si el IVA es del 16%…

    ¿Cómo sacar el IVA del 16?

    Tenés que conocer el valor antes de Impuesto al Valor Agregado para un producto cuando no lo discriminan.

    Para calcular el IVA, suponiendo que es de 16%, lo único que tenemos que hacer es sumar 16% al valor del artículo.

    Supongamos que tenemos un determinado valor antes de sacarle el impuesto.

    Lo que hacemos normalmente es multiplicar el valor por 0,16.

    Luego sumamos el resultado al valor inicial que nos dan.

    La cifra que obtenemos entonces el valor del producto con impuesto.

    Sin embargo, este procedimiento se puede acortar al multiplicar por 1,16, más no por 0,16, y obtendremos el mismo resultado.

    En el caso de que un artículo tenga un Impuesto al Valor Agregado del 20%, el procedimiento a realizar es igual a si fuera del 16.

    Multiplicamos el precio del producto por 0,20 y sumamos, o de la forma rápida multiplicamos de una vez por 1,20.

    También podemos averiguar el valor neto del producto, es decir, el valor antes de aplicar el IVA.

    Para eso procedemos de manera inversa, dividiendo.

    Si el IVA es de 16%, el valor neto lo obtendremos al dividir por 1,16.

    Reforma tributaria: IVA

    A fuego lento.

    Así se cocina la reforma tributaria que prepara el Gobierno para debatir en el Congreso.

    Mientras tanto, los funcionarios de Hacienda la van trabajando puertas adentro.

    No se habla de subir o bajar impuestos, pero sí se ha dicho cuáles son los objetivos.

    Y las conclusiones son alarmantes.

    ¿Querés un adelanto?

    Bueno, la carga fiscal de la Argentina es del 32% del PBI.

    Eso supera en 40% el nivel promedio de América Latina y el Caribe, que se ubica en 22,8%

    Y al mismo tiempo es un nivel parecido a los países que integran la OCDE, donde llega al 34,3%.

    Queda confirmado: la Argentina paga tantos impuestos como en Europa, pero para recibir servicios del tercer mundo.

    Como la evasión tributaria es tan alta en la Argentina, las alícuotas impositivas tienden a ser necesariamente más elevadas.

    ¿La prueba?

    En la Argentina el IVA es del 21% y recauda el 7,2% del PBI.

    En Nueva Zelanda, el Impuesto es del 15%, seis puntos menos que en la Argentina, pero recauda casi 10% del PBI.

    ¿Querés saber cuáles son los cambios que se vienen?

    Te recomendamos acceder al Informe Especial que hemos preparado donde vas a encontrar la reforma tributaria en camino

    Comentarios

    Articulos Relacionados

    Compartido