¿Ya viste esta alternativa que le gana a las Lebacs?

Los bonos CER son una interesante oportunidad tras el respaldo al gobierno de Mauricio Macri en el Congreso. Te mostramos las alternativas más apropiadas y con menos riesgo.

¿Querés ganarle a la inflación y buscás una oportunidad que rinda mejor que las Lebacs? No se hable más. Te presentamos una alternativa de fácil acceso y cuyas ganancias impresionan a más de uno en la Argentina.

Se les conoce como “bonos CER”, títulos de deuda que ajustan según el Coeficiente de Estabilización de Referencia, calculado por el Banco Central (BCRA), que refleja la evolución diaria de los precios.

Evidentemente es la fórmula ideal de ganarla a la inflación. A su vez, la tasa del cupón o el interés del bono se paga en relación al valor ajustado del capital.

Pero desde el inicio de la administración de Federico Sturzenegger en el Banco Central, las Lebacs le han ganado siempre a la inflación, aunque por poco margen.

Lo que ocurrió tras las PASO

La baja del dólar, más la inyección de liquidez procedente de las Lebacs, potenció la demanda, ante precios atractivos para la divisa.

El dólar acusó un drástico ajuste de precio tras las elecciones primarias, que permitieron avizorar un horizonte político con firme respaldo en las cámaras del Congreso durante los próximos dos años.

Esta garantía electoral para el oficialismo y las inciativas que lleva descomprimió la demanda en el mercado de cambios, exacerbada desde junio, tras la postulación de Cristina Kirchner para ocupar una banca en el Senado.

El recorrido de las Lebacs

Desde el 1 de enero hasta el 31 de julio, las Lebacs habían brindado una tasa acumulada de 1% por encima de la inflación.

En otras palabras, fue así: 15,10% para las Lebacs, versus 13,73% de la inflación y 11,64% del dólar.

Para asegurar un rendimiento por encima de la inflación, aún mayor al que brinda las Lebacs, se deben usar los bonos que ajusten de acuerdo al CER.

Así funcionan los bonos CER

Se trata de un indicador elaborado por el BCRA, similar al Índice de Precios al Consumidor, que publica el Indec, y mide el nivel de inflación.

El capital de estos bonos ajusta a diario en base a la evolución del CER. Si a principio de año el valor del capital del bono era de 100 pesos y el año cierra con una inflación del 20%, entonces el valor pasará a ser de 120 pesos.

Paralelamente, la tasa del cupón se paga en relación con el valor ajustado del capital. Si es del 3%, y asumiendo que solo paga una vez al año, se pagará un interés de 3 pesos más.

¿Cuáles son los bonos CER?

Los bonos CER más conocidos son el Bogar 2018 y el Discount, que muestran una suba cercana al 20% y 25%, respectivamente.

También podés encontrar el Boncer 2021, un título atado a la inflación que el Ejecutivo colocó por primera vez en una década y despertó el interés del mercado que evalúa como atractiva la tasa inflacionaria.

Lo bueno y lo malo de los bonos CER

Según el Cronista, en Econviews esperan una compresión de márgenes en los próximos meses con la publicación de números de IPC todavía altos para las metas inflacionarias.

¿Cuáles son los bonos CER más apropiados?

Depende de cada quien, pero en la lista que escogen los especialistas suelen lucirse nombres como el Boncer 2021 o el Discount 2033, con algo de frecuencia.

Lo negativo en comparación con las Lebacs es que se está invirtiendo a mayor plazo. Las Lebacs más operadas son a 35 días, mientras que el Boncer tiene un plazo de 4 años.

Casi podría decirse que están hechas para dos clases de inversores.

Lo que sucede es que las alternativas a corto plazo suelen ser menos volátiles que las de mayor plazo, dado que sus cobros se comprometen a un tiempo mayor y presentan más incertidumbre.

Podríamos decir que las Lebacs se comportan como un plazo fijo, prácticamente sin volatilidad, mientras que el Boncer 2021 experimentaría mayor volatilidad en su precio, por lo cual no es adecuado si buscás liquidez.

Lo que esperamos

Con un escenario optimista para el oficialismo de cara a las legislativas de octubre, y con un ajuste en el tipo de cambio, lo adecuado es incrementar posiciones en pesos.

Ahí se lucen no solo los bonos CER, sino también las Lebacs.

Ante el panorama que tenemos, los bonos CER representan una interesante alternativa en pesos en un contexto en el que seguramente baje la tasa de interés, conforme ceda la inflación.

Si las metas inflacionarias del BCRA no son alcanzadas, como se prevé, los bonos CER retribuirían una mayor tasa de interés a los inversores que otras alternativas locales.

Al tener en cuenta la divergencia entre metas de inflación del BCRA y expectativas de mercado, se crea una oportunidad para el inversor de incorporar bonos CER a la cartera, dado que pueden generar una capacidad de ganancia.

Eso sí, tenés que estar preparado si baja la inflación. ¿Querés conocer cuáles son las mejores inversiones en el instante en que esto suceda?

Te lo contamos en el informe especial que preparamos de forma totalmente gratuita para vos. No te quedes sin conocer las respuestas que te llevarán a la independencia financiera.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido