Todo lo que creías saber de las Lebacs ahora cambió

Hasta la última intervención del Banco Central, los plazos más cortos ganaban una mayor tasa de interés que los más largos, pero ahora se ha invertido. ¿Conocés las implicaciones?

Todas las licitaciones de Lebacs antes del 15 de agosto tenían un punto en común: los ahorristas se volcaban al corto plazo. ¿Quién podría culparlos? Era la opción más atractiva. Ahora todo ha cambiado.

Todo empezó cuando las Lebacs empezaron a rendir 38% a 35 días. Volvamos año y medio en el tiempo para situarnos en ese escenario.

Por entonces, se empezaba a hablar de la curva de rendimientos “invertida”. ¿Qué significaba esto?

¿Qué es la curva de rendimientos invertida?

La curva de rendimientos invertida se traduce en que los plazos más cortos pagan una tasa de interés superior que los tramos largos, estimulando la colocación de plazos breves para aprovechar las ganancias que ofrece.

Pero el martes 15 de agosto quizá haya sido la última licitación de Lebacs con una curva de rendimientos invertida. En esa fecha, el Banco Central adjudicó 453 mil millones de pesos, de los cuales 59% fueron a los tramos más cortos.

El BCRA ha cambiado la estrategia a partir de esa licitación a través de intervenciones en el mercado secundario.

¿Recordás qué es el mercado secundario?

Un mercado secundario se dedica a la compraventa de valores que ya fueron emitidos en una primera oferta pública o privado.

Lo último sucede en un mercado primario, ese en el que entidades que necesitan financiamiento instantáneo emiten deuda, como lo son las Lebacs.

Luego, tanto bancos como fondos de inversión que compraron esas Lebacs las ponen en venta para que otras entidades o pequeños ahorristas las compren.

Muy fácil, ¿cierto?

Las Lebacs a largo plazo

Lo cierto es que el Banco Central intervino y aumentó en más de 100 puntos básicos el retorno de las Lebacs a largo plazo. Eso llevó a que la curva de rendimientos tenga ahora una pendiente positiva.

Y bien, ¿cómo estaban las Lebacs?

Hasta el viernes de la semana pasada, las Lebacs rendían 26,15%, mientras que las más largas generaban 25,91%.

¿Cómo quedan las Lebacs ahora?

La tasa a 27 días quedó ahora en 27,15%, pero a partir de diciembre, cuando el plazo es a 118 días, paga 27,20%.

Los retornos del resto de los plazos, es decir, 146, 181, 209, 247 y 265, respectivamente, terminaron en 27,35%.

¿Cómo lo logró el Banco Central?

El BCRA colocó 11.500 millones de pesos, principalmente en los plazos de noviembre, enero, febrero y mayo, intentando absorber más pesos y tranquilizar la inflación núcleo, esa que no cuenta precios estacionales o regulados.

Fue así como convalidó las subas de hasta 100 puntos en las tasas de plazos más largos, llevándolas por encima de los rendimientos de los más cortos.

¿Qué persigue el Banco Central?

Lo que busca el BCRA luce bastante claro: intenta incentivar a los inversores para que adquieran letras de mayor plazo y no se vea en la obligación de renovar enormes sumas de dinero en cada concurso.

Recordemos lo que fue justo después de las PASO. El martes posterior a las primarias vencían títulos por 534 mil millones de pesos, 56,6% del stock total. Al final, el BCRA renovó 84,7% del monto.

¿Qué está detrás de todo esto?

Bien, la inflación ha sido un hueso duro de roer para el BCRA. El cambio en la curva de rendimiento apuesta a reducir la aceleración de precios.

Un segundo objetivo busca desactivar la bomba que se ha creado con el stock de Lebacs a corto plazo. Ahora la presión sobre el BCRA disminuiría.

De esta forma, no solo se apunta a una normalización de la curva de rendimiento sino a evitar que la autoridad tenga un test de renovación del stock cada mes.

¿Querés ganarle a la inflación?

Todo va a depender de dos factores: confianza en el Banco Central y rebote en el crecimiento económico

Además, que el BCRA haya hecho más atractivas las tasas de interés a largo plazo envía una señal al inversor interesado en la bicicleta financiera para que se pase a la nueva modalidad.

Lo cierto es que en una proyección a dos años es razonable imaginar que el dólar va a perder en la competencia contra la inflación, más aún si el BCRA busca abatirla.

Lo cierto es que el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) sostiene que la inflación esperada para los próximos 12 meses es del 17,1%. Las Lebacs pagan hasta 8 puntos porcentuales más.

Por ende, el carry trade de Lebacs continúa revitalizado gracias a la victoria electoral de Mauricio Macri y la positiva pendiente en la curva de las Letras.

¿Querés aprovechar la inversión que causa furor en la Argentina? ¡Te enseñamos! Y de forma totalmente gratuita.

Lo único que tenés que hacer para acceder a nuestra completísima guía sobre cómo invertir en Lebacs es acceder al informe especial que preparamos para vos.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido