Si gana Cristina, esto pasará con tus inversiones…

Una firma cree que las probabilidades de que Kirchner sea electa en un cargo público es del 70%. Eso ya lo sabe el dólar, pero ¿qué hacen los inversores?

Las elecciones legislativas están a la vuelta de la esquina. Tensión e incertidumbre es lo que se respira en el mercado, porque la posible vuelta a un cargo de Cristina Kirchner desestabilizó a los mercados. ¿Cómo aterrizaría su victoria en nuestras inversiones?

Sabés por qué analizamos esto, ¿verdad?

Las últimas semanas, las chances de que Cristina Kirchner sea electa, una vez más, en un cargo público, ascendió a casi 70%.

Cristina Kirchner sobre el dólar

Eso ha desestabilizado, especial énfasis mediante, el mercado de cambios.

Desde que Cristina Kirchner confirmó su participación en las PASO, a disputarse el 13 de agosto, el dólar tuvo un recorrido alcista que, además de batir un récord tras otro, rozó los 18 pesos.

Eso obligó al Banco Central a intervenir vía tasas de interés y mediante las ventas de divisas, con el objetivo final de que la devaluación no se traslade a precios.

Lo que pasará al dólar si gana Cristina Kirchner

Si en el último año y medio de mandato macrista, quienes apostaron por los bonos argentinos no creían que Cristina Kirchner volvería tan rápido a la primera plana política.

Según Alberdi Partners, la divisa se ubicaría en niveles de 19,40 pesos para finales de octubre si Kirchner resulta victoriosa.

En caso de darse, todo indica que se aceleraría por lo menos en el corto plazo el proceso de dolarización que se dio en las últimas semanas.

Pero en caso de que gane Cambiemos, el peso se apreciaría para finalizar el año en niveles de 17,50 pesos, es decir por debajo del nivel actual.

Eso sí, en caso de que gane el Gobierno entonces la mejor opción será posicionarse en pesos, por ejemplo, al invertir en Lebacs.

En ese caso, no solo se obtendría una ganancia por la alta tasa de interés, sino también por la disminución de la divisa.

Las chances de ganar las PASO

Los encargados de medir lo que han llamado el “Cristinómetro” son de la firma Alberdi Partners. La evolución de ese porcentaje ha sido de 43% de probabilidades en junio a 70% ahora.

¿Y cómo llegan a esa conclusión?

La forma simple de explicarlo: se usaron los precios de spot y de futuros, además de la estimación de valores de las opciones.

El punto en común entre Kirchner y Macri

Los votantes fieles de Cambiemos dicen que la economía está mejor y estará aún mejor en el futuro.

Pero los electores duros del kirchnerismo se posicionan en la vereda del frente y sostienen que está mucho peor.

No parecen tener nada en común.

Y todo cambia cuando se les habla de precios.

Sí, todos están de acuerdo en que aumentaron. Es la variable más crítica incluso desde los que son optimistas respecto a la economía.

¿Cómo cae la victoria de Cristina?

Del mismo modo, la evolución del dólar según la postura de Kirchner ha sido: el 23 de junio, el dólar mayorista valía 16,20 pesos; el 28 de julio llegó al pico de 17,82 pesos y cerró la jornada del miércoles en 17,61.

Pese a ese último retroceso, la depreciación del tipo de cambio desde finales de junio fue de 8,7%

Digámoslo en otras palabras: el mercado ve una victoria de Cristina como algo peor que una de Cambiemos.

¿Y las inversiones extranjeras?

Credit Suisse también se ha enfocado en el debilitamiento del tipo de cambio a raíz de la participación de Kirchner en las elecciones.

En un informe explican que una victoria de Kirchner conduciría al deterioro de las inversiones locales y extranjeras.

“El sostenido debilitamiento de la moneda podría complicar los esfuerzos del BCRA para reducir la inflación, obligándolo a mantener las tasas de interés en niveles altos por más tiempo de lo anticipado”, sostuvieron en Credit Suisse.

Así es que los inversores encuentran más atractivos a los instrumentos financieros que a la economía real.

¿Y qué pasa? Ese contexto de políticas intervencionistas generaría más aprehensión a los inversores extranjeros, con una apuesta en el país que ha aumentado apenas 2.600 millones de dólares en 12 meses.

Por eso es que el banco indicó que este escenario amplificaría sus preocupaciones sobre un crecimiento sostenible del PBI de 2018 en adelante.

Hoy por hoy, Credit Suisse espera que el déficit primario se reduzca a 3,5% del PBI en 2018, desde el 4,2% del PBI en 2017, frente a la meta del 3,2% del PBI del Gobierno.

Si queremos un movimiento conservador, ¿apostamos a dólares o pesos? Te lo comentamos en el informe especial que hemos preparado gratuitamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido