¿Será verdad que los salarios le ganarán a la inflación en 2017?

Los sueldos subieron 4,5% en mayo en comparación con un alza del 2,5%, según el Indec. La duda que surge es si esta tendencia sabrá sostenerse en el tiempo o decaerá.

¡Que las buenas noticias no paren! El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ha prometido que los salarios destronarán a la inflación durante 2017, ¿pero será cierto?

Claro, por ahí vienen las PASO y luego las elecciones legislativas. ¿No será parte de la campaña electoral?

Salarios vs inflación en 2017

Bueno, dicha sea la verdad, por tercer mes consecutivo, el índice del Indec que mide la variación del promedio de salarios de la economía, en blanco y negro, arrojó un incremento superior a la tasa inflacionaria.

El efecto de las paritarias que en todos los casos cerraron con ajustes superiores a la pauta de alza de precios al consumidor que se fijó el Gobierno, como la reactivación económica, aunque desde niveles bajo, y en particular la desaceleración del ritmo de alza de la inflación.

En mayo, particularmente, los salarios privados subieron 4,5% en comparación con 2016, y 2,5% en el promedio de los primeros cinco meses.

Lo que nos cuenta el Indec

Eso sí, los salarios del sector público registraron un alza por debajo de la inflación hasta mayo, dado que se expandían 9,7% mientras los precios subían 10,5%.

Según el Indec, al otro extremo, los que mejor estuvieron de enero a mayo fueron los trabajadores del sector privado no registrado, llamados “trabajadores en negro”.

La expansión en sus salarios promedió 12,2%, según el Indec, seguidos por los del sector privado en blanco, que crecieron 12%.

¿Vencerán los salarios?

Pero ¿tendrá Dujovne suficientes razones para ser optimista?

El Ministro de Hacienda sostuvo que los últimos movimientos que ha observado sobre la evolución del índice y precios y las remuneraciones son muy positivos.

¿Cuándo empezó la tonificación de los salarios?

La respuesta corta sería en marzo, coincidiendo con el inicio de la actividad a régimen normal, luego del estacional receso de las vacaciones de verano.

El índice total registrado mostró un crecimiento de 11,1% en los primeros cinco meses del año, medio punto más que la inflación del período.

Se desagregó en 12% de alza en el caso del sector privado registrado y 9,7% en la administración pública nacional, mientras que en negro repuntó 12,2%.

Esas mejoras de los salarios explican la reactivación moderada de los índices de consumo. Primero lo habían hecho los durables, como la demanda de automotores y motos, y también la compra de departamentos, y más recientemente se extendió a perecederos.

Salarios vs inflación: ¿Se sostendrá la tendencia?

Iván Carrino, analista económico y editor de El Diario del Lunes, señaló que han evolucionado los salarios positivamente, y en la medida en que baje la inflación, cosa que sucederá en el segundo semestre, el poder de compra irá en ascenso.

“En la medida en que baje la inflación, como proyecta el Ejecutivo, y se estabilice la economía, el salario tiene una tendencia ascendente”, anotó Carrino.

Lo cierto es que básicamente se trata de un nuevo fenómeno nuevo…

Salarios vs inflación en el kirchnerismo

El año 2016, por ejemplo, estuvo plagado de dificultades, que en números se resumen en una caída de dos puntos de la actividad económica, una profunda recesión en sectores que gravitan en los niveles de empleo como la industria y la construcción.

Distintos informes que analizan la dinámica del mercado laboral en la Argentina coincidieron en una pérdida de poder adquisitivo del salario real de 7%, luego de que los incrementos de sueldos acordados en 2016 no alcanzaron el ritmo de la inflación del período.

Por ejemplo, en 2016, la remuneración bruta de trabajadores privados fue de 20.658 pesos, 35% superior a los 15.304 pesos que recibían un año antes, según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

El estudio puntualizó que el Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires para igual período registró un incremento acumulado de 45% y, en consecuencia, el salario real del sector privado cayó 7% en 2016.

Inflación a la baja

Lo cierto es que los números empezaron a sonreírle al Gobierno y la recuperación de la economía ya es un hecho.

Tras la suba de julio, estimada en 2%, en agosto puede esperarse un valor alto. El piso para el mes que ya arrancó estaría en torno al 1,5%.

Y uno de los temas que más pesan es el aumento en alimentos que se notó sobre todo en las últimas dos semanas de julio pero que impactará en el índice de agosto.

¿Cuál sería el objetivo inflacionario?

Hasta julio, la suba acumulada es de 14% y se proyecta un piso del 23% para este año. El número es sustancialmente más alto respecto del 17% que estableció el BCRA como techo para la meta de inflación planteada para este año.

Por cierto, ¿querés conocer uno de los más grandes mitos sobre la inflación? Accedé al informe especial que hemos preparado de forma totalmente gratuita para vos.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido