La mejor oportunidad en dólares para capitalizar tus ahorros

Los bonos argentinos a largo plazo nos permiten multiplicar nuestro dinero a lo largo de 30 o hasta de 100 años, pero también implica un mayor riesgo. Te contamos sobre la mejor alternativa inversora tras las PASO.

Las PASO no solo midieron el humor político, sino que despejaron una espesa niebla que se cernía sobre el mundo financiero. Ahora que podemos ver claramente sabemos cuál es la inversión más rentable de la Argentina.

¿Te interesa saber cuál es?

Se trata de los bonos a largo plazo, especialmente en dólares, que cobraron gran atractivo tras el resultado de las PASO.

¿Qué tienen que ver los bonos en dólares con las PASO?

Es sencillo: la administración de Mauricio Macri consolidó su capital político en octubre y eso le permite llevar adelante reformas que aún están engavetadas.

No es sólo eso. Los datos que nos revela el Banco Central confirman que los brotes verdes de la economía empiezan a crecer.

¿Querés saber cómo invertir en bonos?

Los bonos son títulos de deuda. Imaginá una promesa de pago que te hace quien los emite. Prestás dinero al emisor y recibís el pago de un interés más la devolución del dinero que diste.

Para operar bonos en la Argentina, tenés que abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa y luego elegir el bono adecuado a tu perfil de riesgo.

¿Y cuáles son los bonos más interesantes tras las PASO?

Tras las primarias, los bonos en dólares se han disparado hasta 3,5%. El escenario con tasas de interés internacionales tan mediocres y la expectativa de un gobierno con margen para construir capital político ayudaron a reducir el riesgo país.

Así es como los bonos de largo plazo, que tienen precios sensibles al movimiento de las tasas de interés, se han vuelto irresistibles.

Invertir en bonos de largo plazo

Por ejemplo, el Bonar 2037 creció 3,5%, mientras el Bonar 2046 ganaba 2,4%. Con tasas de retorno por encima del 7% anual, estos títulos aún tienen margen para prolongar su escalada.

Más allá de esto, son dos los bonos a largo plazo, y en dólares, que amasan el visto bueno de los inversores argentinos. ¿Querés saber cuáles son?

  • Bonar 2046

Cuando la Argentina salió del default se endeudó por 16.500 millones de dólares, una cifra que la administración macrista colocó en bonos.

Los cuatro bonos emitidos por el Ejecutivo para pagar a los holdouts cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Son conocidos como “Bonos Internacionales de la República Argentina bajo Ley de Nueva York” a vencer en 2019, 2021, 2026 y 2046.

El más vistoso fue el último, el Bonar 2046. ¿Qué lo hizo tan seductor?

  • Tiene un cupón anual de 7,625% en dólares, una cifra sustancial en comparación con otros países.
  • Su interesante tasa interna de retorno (TIR) cercana al 7% en dólares
  • También es atractivo su riesgo de duration, una medida que indica la vida promedio del bono y la sensibilidad del precio ante cambios en la tasa de interés.

Pero ojo que los bonos post default eran una inversión vip, dado que se destinaron a inversores institucionales que pudieran colocar 150.000 dólares.

De todos modos, podés comprar estos bonos a través de fondos comunes de inversión que los tengan entre sus tenencias.

  • Bono a 100 años

El bono en dólares colocado 100 años con un rendimiento del 7,9% cosechó críticas al decir que el costo era elevado por el riesgo país.

La idea detrás del Globant 2117 era balancear el endeudamiento y entrar en el foco de las calificadoras de riesgo.

Este bono a 100 años fue presentado al Gobierno por los bancos HSBS, Santander, City y Nomura, y tuvo unos 200 interesados.

Uno de ellos fue el fondo Marathon, que desde que la Argentina cayó en default, aparece en operaciones de deuda y se interesa en inversiones contrarias al interés del país.

¿Cuál es el riesgo de los bonos a largo plazo?

Lo cierto es que los bonos así suelen tener una mayor volatilidad. Sin embargo, los conservadores, esos que apuestan por Lebacs o Letes, los buscan con frecuencia.

Un bono a largo plazo es aquel que tiene una fecha de vencimiento a 10 años. Comúnmente pagan rendimientos más alto porque nuestro dinero se ve restringido.

De esta forma el riesgo al que nos exponemos es mayor porque la tasa de interés es totalmente impredecible.

A medida que aumenta el plazo de inversión, los rendimientos son mayores, sí, pero los ojos riesgos también escalan.

Lo cierto es que todo queda superado por las buenas perspectivas para el Gobierno que generan los resultados de la PASO.

Las elecciones primarias desataron un gran apetito en los inversores de riesgo, y la suba de las últimas semanas de las tasas en pesos mantendrían equilibrada la cotización del dólar hasta octubre.

Si tenés un perfil un tanto más conservador o moderado, los bonos de largo plazo no suelen estar moldeados para vos.

¿Cuáles son los títulos en que te conviene posicionarte?

Bien, deberías ver bonos cuyos vencimientos sean más cercanos de forma que los cambios en la tasa no afecten tu cartera.

¿Querés conocer algunas de las mejores alternativas?

Ingresá al informe especial que preparamos de forma totalmente gratuita para vos y enterate de todo lo que necesitás para triunfar en este mundo financiero.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido