Wall Street se debate entre los éxitos y fracasos de Donald Trump

El mandatario republicano se ha anotado un par de derrotas en el Congreso a la hora de alcanzar sus reformas, pero la temporada de balances continúa y pone los pelos de punta a todos los inversores.

La temporada de balances del segundo trimestre en los Estados Unidos abrió a la baja, a la luz de un nuevo fracaso político del presidente Donald Trump y mantiene en vilo a muchos en Wall Street, pero te contamos a dónde tenés que dirigirte.

¿Cuál es ese fracaso del que hablamos?

Bueno, la propuesto de reforma sanitaria impulsada por el Gobierno de los Estados Unidos se quedó sin posibilidades aparentes de progresar en el Senado después de que un par de legisladores republicanos anunciaran su oposición al texto, dejando en minoría a la bancada.

El fracaso de Donald Trump y Wall Street

Es la segunda propuesta que fracasa en el Congreso. La anterior contemplaba fuertes recortes a las ayudas para el programa de acceso sanitario a los más pobres, conocido como Medicaid.

Son dos promesas realizadas en campaña -rebaja fiscal y plan de inversiones- y que en esencia, crearon expectativas entre los inversores que son la causa de las fuertes subas en la Bolsa desde el mes de noviembre de 2016.

En fin…

Los números rojos fueron para Goldman Sachs, Banks of America y descensos para Johnson & Johnson, cuyas ventas no han alcanzado lo esperado por los analistas.

Ganancias para Wall Street en 2017

Con la agenda fiscal y sanitaria de Donald Trump paralizada hasta nuevo aviso y la Reserva Federal norteamericana debatiendo la suba gradual de tasas, todas las miradas se posan en la temporada de resultado. ¿Esperanzas vanas?

La FED subió las tasas cortas a mediados de junio y las tasas largas se desmoronaron como si se hubiese dañado un nervio crítico.

Lo cierto es que las cuentas a presentarse correspondientes al segundo trimestre tendrán un beneficio de 23%, según Estrategias de Inversión.

De llegarse a confirmar tan buen dato, estaríamos en presencia del mayor aumento desde el año 2010.

En concreto, se reportarían casi 339 mil millones de dólares de ganancias en el segundo cuarto de ejercicio, frente a los 274 mil millones de dólares del mismo período del 2016.

Además, durante el primer trimestre, el acumulado del índice S&P 500, el que mejor representa a la economía de los Estados Unidos, subió 16% respecto a 2016.

¿Sabés dónde se concentrarán las mejores ganancias?

¿Ya viste lo que hacen los grandes de Wall Street?

¿No?

Deberías…

Alphabet, Facebook, Amazon, Microsoft y Apple, conocidas como empresas blue chips, que conseguirán un trimestre récord de ganancias si cumplen con las previsiones.

El término blue chips en economía bursátil se utiliza para referirse a empresas bien establecidas, que tengan ingresos estables, valores sin grandes fluctuaciones y que no precisen de grandes ampliaciones de su pasivo. Se usa para hablar de empresas estables con alto nivel de liquidez.

En fin, en conjunto, solo estas empresas mostrarán un beneficio de 28 mil 796 millones de dólares, 23,6% más que el mismo período de 2016.

De todos modos, ninguna hace sombra a Apple, cuyo beneficio es superior al esperado para Facebook, Amazon o Microsoft, en conjunto.

Sectores interesantes en medio de la temporada de balances

Las proyecciones son optimistas para empresas cíclicas, como bancos o compañías industriales.

En estos sectores es donde podemos encontrar más sorpresas. Ya sufrieron un estancamiento en sus resultados durante 2016, por lo que existe un mayor margen para mejorar estas pérdidas respecto al año pasado.

Esta sería la única forma de superar las estimaciones previas del mercado, según El Confidencial.

Además, los sectores más defensivos, como serían el de servicios o telecomunicaciones, obtendrán un menor margen de mejora, dado que mantienen un nivel de ingresos más estable, lo que reduce las posibilidades de sorprender positivamente a los inversores.

La clave para aprovechar la temporada de resultados

Tenés que aprender a diferenciar entre un reporte negativo que obedece a algo puntual que afecte a la empresa o si se trata de un período con datos malos, en líneas generales.

Si una compañía pierde mercado frente a la competencia o si la industria está en declive, podría enfrentar un problema de largo plazo. En ese caso, mejor evitá ese papel.

Tanto al alza como a la baja, durante la temporada de la balances suelen producirse movimientos pronunciados en los precios de las acciones.

En otras palabras, es un período de mucha volatilidad…

Esto genera un incremento del riesgo para los inversores porque las Bolsas tienden a exagerar la reacción inmediata tras conocerse los balances y las cotizaciones caen más de los niveles lógicos.

Si estás dispuesto a analizar en detalle la información y operar en contra de esos movimientos del mercado, entonces podés ganar mucho.

¿Querés un buen refugio para la temporada de balances? Accedé al informe especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos y te daremos todos los detalles que necesitás para triunfar en el mundo bursátil.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido