Qué va a pasar con el dólar según quién gane las elecciones

El proceso electoral que comenzará el próximo 13 de agosto ya generó que la cotización del dólar experimente fluctuaciones. Desde hace varios días, la divisa norteamericana no para de subir y lo que todos quieren saber es cuáles son las proyecciones a futuro.

Parece que siempre tenemos algo para decir en cuanto al dólar. Si está estancado, porque está estancado; si se dispara, porque se dispara.

La realidad es que eso responde a la gran preocupación que existe entre los Argentinos por el comportamiento de la divisa ya que cuando éste comienza a subir sin parar, suele tratarse de la antesala de una crisis económica.

En la última semana la gente volvió a mirar al dólar: la divisa norteamericana, que había mantenido cierta estabilidad desde principios de año, saltó en el comienzo de la semana y preocupó a inversores con su disparada.

Sin embargo, el dólar recortó la suba el viernes luego de haber tocado niveles máximos históricos en la semana, pero varios analistas del mercado estimaron que una acotada volatilidad podría continuar hasta las elecciones legislativas de octubre.

Sobre el mediodía del jueves la escalada alcista comenzó cuando algunos bancos privados salieron a vender divisas, al considerar que sobre $17,30 se había tocado un techo de corto plazo para el avance del billete verde.

La moneda se había apreciado más de 6% en ocho jornadas consecutivas de alzas, desde los $16,42 del cierre del viernes 23 de junio hasta los $17,51 al promediar la rueda del 6 de julio.

Según el diario Ámbito Financiero, el dólar se ubicaría en unos 17,50 pesos antes de las PASO. Hasta $18 para las elecciones de octubre. Y 19 pesos para diciembre.

En principio, esa es la idea oficial y debería ser hacia delante la evolución del dólar durante el segundo semestre de 2017. Esto se habló, y consensuó, este fin de semana, en conversaciones cruzadas desde Hamburgo y Buenos Aires. Desde la ciudad alemana donde Mauricio Macri participó de la cumbre del G-20, donde Argentina recibió la presidencia pro témpore del bloque por primera vez desde que es miembro; el jefe de Estado monitoreó las reuniones que vía Skype cruzaron el Atlántico; y resolvieron la estrategia para lo que resta del año.

Nuestro analista económico Iván Carrino coincide con estas proyecciones y dice que “mirando el mercado de futuros, que lo pone a 18,15$ para dicho mes, me parece que los inversores están incluyendo en los precios la posibilidad de un triunfo de Cristina, o bien que haga una buena elección”.

“En este sentido, creo que en la medida que estos miedos se apacigüen, si es que lo hacen, el dólar debería estar algo por debajo de ese nivel. Me parece que no vamos a llegar a octubre con un dólar por encima de 18 pesos”.

En otras palabras, Carrino pronostica que si el escenario después de las elecciones es una “Cristina fuerte” el dólar va a subir hacia arriba de los 18 pesos, sin embargo, si el gobierno es el que se muestra mejor posicionado, la divisa norteamericana no superaría esa barrera.

Desde Hamburgo, donde participó de la Cumbre del G20, el propio ministro de Hacienda Nicolás Dujovne salió al cruce de una eventual tensión por la disparad del tipo de cambio. “No hay motivo para preocuparse cuando el dólar se mueve. El tipo de cambio cada vez va a influir menos en la formación de precios”.

Pablo Gao, analista de Riesgo & Beneficio, puntualizó en un artículo publicado en Infobae que “la fuerte suba del dólar en los últimos días es un buen indicador de que seguimos pensando todo en dólares y el menor ruido que surge a nivel económico y político, el mercado se refugia en él con la misma velocidad de siempre”.

La abundancia de divisas que ingresaron al sistema financiero en la primer parte del año por emisiones de bonos públicos y corporativos y la inyección de dólares del blanqueo fiscal congeló el tipo de cambio frente a una inflación que siguió alta y por encima de las metas del Banco Central.

Ante la proximidad de las elecciones, que plantean un desafío para la continuidad del proyecto político de Macri, y después de haber obtenido excepcionales rendimientos en pesos, los inversores vieron la posibilidad de concretar ganancias en moneda dura a modo de cobertura.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido