Lo que tenés que saber sobre los fondos comunes bimonetarios

Al día de hoy, si alguien tenía dólares y quería comprar Lebacs en un FCI, tenía que cambiar esos y comprar las Letras. Ahora todo es distinto y abre una gigantesca oportunidad.

Es un hecho. La Argentina necesita más inversores extranjeros y nos despertamos con una noticia que deja un buen sabor de boca en ese sentido: la CNV autorizó la suscripción de fondos comunes bimonetarios. ¿Querés saber más?

Es el segundo paso que da la Argentina en la misma dirección en menos de una semana. Aparentemente, la intención es mandar una fuerte señal a los inversores extranjeros.

La semana pasada se postergó el Impuesto a la Renta Financiera, un tributo a los inversores extranjeros en la Argentina, que preocupa mucho.

De hecho, causó que fondos de inversión levantaran sus colocaciones en activos financieros locales para irse a Brasil u otros destinos donde las ganancias no se vean amenazadas por gravámenes.

¿Qué son los fondos comunes bimonetarios?

Lo cierto es que la Comisión Nacional de Valores (CNV) autorizó la suscripción de cuotapartes de Fondos Comunes de Inversión (FCI) en distintas monedas.

Así contribuye al desarrollo de la industria y vuelve más eficiente la oferta de esos productos financieros al público inversor.

Hasta este momento, no era posible invertir en una moneda diferente a la del fondo, pero ahora podrás ingresar en divisas, sin limitaciones.

“La medida permitirá una mayor participación de inversores extranjeros en fondos nacionales, que se canalizarán hacia el desarrollo productivo y económico”, decía la CNV en un comunicado.

Los fondos comunes de inversión en la Argentina

Los fondos comunes de inversión son alternativas diversificadas. Colocan el dinero en numerosos instrumentos para reducir el riesgo a niveles mínimos.

En otras palabras, se trata de un patrimonio constituido por los aportes de diversas personas. Lo administra una sociedad gestora responsable de su gestión.

El patrimonio es administrado por profesionales, quienes se encargan de alcanzar más rentabilidad con el objetivo de maximizar el beneficio y minimizar el riesgo.

Dentro de las principales ventajas se destaca que podés entrar con mil pesos y la de realizar el rescate de la inversión en cualquier momento, disponiendo del dinero en un plazo de hasta 72 horas.

En la Argentina, el mercado de fondos comunes de inversión representa 4,5% del PBI y esperan que con la medida, el sector tome dimensiones acordes con el promedio de la región.

En Brasil, la industria de FCI alcanza al 40% del PBI y en Chile, el 17%.

¿Cómo funcionarán los fondos bimonetarios?

Mediante la Resolución General 698, la CNV permite la suscripción de FCI en distintas monedas siempre que garanticen el resguardo de los intereses de los cuotapartistas.

También establece el pago de los rescates en la misma moneda y jurisdicción donde fuera realizada la suscripción.

En rigor, se restablece una posibilidad que existió hasta 2013, cuando estaban autorizados los fondos comunes bimonetarios.

Hasta entonces, la administradora de fondos registraba de forma interna la moneda de suscripción de cada inversor. Si era en pesos, siempre sería en pesos, por ejemplo.

¿En qué consiste el nuevo método?

Es tan simple como que se emite una cuotaparte distinta según la moneda y jurisdicción de la suscripción.

¿Cómo hacen los fondos comunes de inversión que ya están en funcionamiento?

Su procedimiento también es sencillo: deben adecuar sus reglamentos. La CNV habilitará hasta el 15 de septiembre un trámite express.

Lo atractivo de los fondos comunes bimonetarios

La cuestión interesante es que se beneficia al ahorrista que a partir de ahora podrá invertir en dólares o pesos, lo que permite disminuir los costos de transacciones.

Si alguien tenía dólares y quería comprar Lebacs, tenía que cambiar a pesos y compras las Letras.

A su vez, se blanquea la posibilidad de suscribir fondos con activos, o sea, entrar a FCI de acciones, directamente con sus propias acciones.

Gracias a esto, el margen para crecer se ha abierto…

Durante el último año, la industria de fondos comunes de inversión presentó un ascenso de 113%, desde 248 mil millones de pesos hasta los 481 mil millones en junio pasado, según la CAFCI.

¿FCI en pesos o en dólares?

Históricamente los inversores tienen predilección por fondos en renta fija. Hoy en día, destacan los FCI en pesos, conformado por Lebacs.

De todos modos, para los extranjeros habrá que ver si son habilitados a suscribir este tipo de fondos porque en 2016, el BCRA limitó la venta de Lebacs a extranjeros para desacelerar la fuerte demanda que tenían las Letras.

Otra alternativa son los fondos en renta fija, pero en dólares, conformados por Letes, y bonos de mediano o largo plazo.

Toda la deuda argentina es muy tentadora para inversores extranjeras, en un escenario de tasas bajas alrededor del mundo.

Dentro del mercado, se allana el camino para aquellos inversores dolarizados que quieren Lebacs, y para ahorristas con pesos que buscan fondos con activos en divisas.

¿Aún tenés dudas sobre si invertir en un FCI o no? Te recomendamos acceder al informe especial que elaboramos gratuitamente para vos. Vas a despejar todas tus dudas.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido