¿Cómo aprovechar la temporada de resultados en Wall Street?

Cada tres meses las empresas se enfrentan a un período de volatilidad, sea a la suba o a la baja, y en esta ocasión lo hacen en un contexto donde las acciones parecen no poder crecer más.

Se acerca la temporada de resultados en Wall Street, ¡el período más volátil para los mercados financieros! ¿Querés que te adelantemos cómo va y de qué modo ganar en este período de nerviosismo para las empresas?

La temporada de presentación de resultados en el segundo trimestre arranca oficialmente este viernes con tres grandes: Citi, JP Morgan y Wells Fargo.

Las cuentas se antojan claves ante la exigente comparativa con el arranque del año, el elevado valor de las acciones y la reciente debilidad de sectores como el tecnológico.

Ya las previsiones fueron superadas por Nike y PepsiCo con previas a la temporada de presentación de resultados, posibles catalizadores para un mercado que no termina de perder ese resorte alcista.

Las proyección de temporada de resultados

El consenso espera que el beneficio por acción de las compañías del S&P 500 registre un crecimiento de entre el 7% y 8% interanual.

Lo que parece claro es que ante las elevadas valoraciones alcanzadas por las diferentes Bolsas, especialmente en Wall Street, y la incertidumbre que genera una eventual corrección, todo apunta a que se cumplan expectativas positivas.

Mención aparte merecen las acciones tecnológicas, así como el sector energético, ante el hundimiento en el precio del petróleo.

La tendencia positiva que inició en el último trimestre seguramente se confirmará en el segundo. Sin embargo, cabe destacar que los números esperados son inferiores a los del anterior período.

¿Cómo se mueven las acciones en una temporada de balances?

En fin, tanto al alza como a la baja, durante esta temporada se producen movimiento pronunciados en los precios de las acciones, lo que genera un incremento del riesgo para los inversores.

Eso sí, pueden ser fuente de oportunidades con una perspectiva de largo plazo…

En general, las Bolsas tienden a exagerar la reacción inmediata tras conocerse los balances de las empresas y las cotizaciones pueden caer más de los niveles lógicos.

Por eso el inversor dispuesto a analizar en detalle la información y operar en contra de los movimientos del mercado, puede capitalizar precios de entrada interesantes…

¿Acercarnos o alejarnos de la Bolsa?

La clave es diferenciar si un reporte negativo obedece a algo que afecte directamente a la empresa o si se trata de un período en el que los datos están por debajo de lo estimado.

Si la compañía pierde mercado frente a la competencia o si la industria se encuentra en declive, podría estar ante un problema de largo plazo y, en ese caso, es mejor evitar el activo.

Tené en cuenta que los analistas de Wall Street ajustan sus estimaciones de ganancias en la medida que las empresas reportan datos por encima o debajo de estas expectativas.

Eso sí, si una firma muestra varios trimestres continuados por encima de lo que se creía, modificarán al alza sus pronósticos.

En algunos casos, podría decirse que lo que falló fueron las predicciones de los especialistas y no la performance de la empresa.

Si las ventas y ganancias son sólidas y en crecimiento, entonces un reporte por debajo de las expectativas causaría una caída de precios sin que esto refleje un serio problema.

¿Te contamos un dato interesante?

Podrías comparar los datos del período en moneda local frente a la que reporta sus resultados. Una compañía norteamericana, por ejemplo, lo hará en dólares, pero es probable que su negocio tenga alta exposición a Latinoamérica, lo que causa un crecimiento en sus oportunidades de negocio.

Por ejemplo, si las ventas son elevadas en la Argentina y el peso se depreció frente al dólar durante el trimestre, sus ventas expresadas en billetes verdes pueden resultar muy bajas.

Pero el efecto del tipo de cambio puede ser solo un tema puntual de un lapso en lugar de una cuestión de fondo.

Tenés que estar pendiente de esto…

Analizá con detenimiento cuando una compañía invierte mayores sumas en rubros como marketing o investigación y desarrollo, algo que suele tener un efecto negativo en los números del trimestre.

Pero a mediano plazo puede redituar en un incremento en las ventas y sus acciones pueden ser interesantes y estar a buen precio para vos.

Los lanzamientos de nuevos productos tienen costos pero no implican que dejen de ser una decisión correcta para la marcha del negocio.

Si bien los precios de las acciones suelen caer abruptamente ante un reporte decepciones, eso no siempre representa una oportunidad de compra dado que puede ser señal de un deterioro para el negocio.

Pero hay casos donde esos descensos se deben a cuestiones transitorias y, por lo tanto, se presente una oportunidad para sacar provecho con un horizonte de inversión a mediano y largo plazo.

De todos, lo que más conviene es estar preparados: ¿querés aprender  a invertir en una corrección de mercado?

Te lo contamos en el informe especial que preparamos de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido