Bonos argentinos y la FED: ¿cómo afectan tus inversiones?

La suba de tasas de la Reserva Federal suele causar estragos en los activos emergentes mientras los capitales vuelven a Norteamérica a devengar la tasa.

La tasa de los bonos de los Estados Unidos a 10 años pasó de 2,21% a 2,38%. Un ahorrista promedio lee el titular y pasa a la siguiente noticia, pero esto te interesa, porque la medida golpeó los bonos argentinos. ¿Querés saber dónde se esconden las oportunidades?

Vamos a contarte un poco la noticia antes para que estés totalmente enterado. Desde el 14 de junio, cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos aumentó su tasa de interés y, como consecuencia, los bonos argentinos a largo plazo sufrieron.

Recordemos que no fue la primera vez que ocurría en 2017. El 15 de marzo, la FED subió la tasa de interés en medio de un crecimiento económico sólido, un mercado laboral saludable y una creciente inflación.

Lo que pasa tras una suba de tasas

La suba de tasas de la FED causa estragos en los activos emergentes, Argentina entre ellos, mientras los capitales vuelven a los Estados Unidos a devengar la tasa.

Por lo general, tras una suba de tasas hay mayor interés en el mundo por parte de los capitales del mundo a regresar a Norteamérica.

Es algo que el presidente Donald Trump se ha puesto entre ceja y ceja por si no lo sabías…

Cambios tras la suba de tasas de la FED

Es simple: se trata de una regla de tres, los inversores desarman posiciones en el resto de las monedas, se ve una suba del dólar y una devaluación del resto.

El fortalecimiento del dólar genera desequilibrios en las economías locales y hay más cautela en los mercados emergentes. Nadie quiere mover un dedo por miedo a que todo explote.

Entonces ahora sabés porque no es habitual que una suba de tasas de la FED sea una oportunidad de compra fuera de los Estados Unidos, pero más adelante te contamos algo que nos sorprendió a todos…

¿Por qué salen golpeados los mercados emergentes?

Lo que ahora sabemos es que la mayoría de los mercados emergentes sufrieron los golpes del aumento en las tasas de los Estados Unidos.

Brasil, por ejemplo, aún está inmerso en una crisis política y sumó 12 puntos a su riesgo país, ya que pasó de 281 a 293 unidades.

En Perú, en cambio, subió de 133 a 136 puntos en el mismo período. La excepción a la regla fue Uruguay, cuyo riesgo cayó de 195 a 191 puntos en el período.

Lo que ocurre es que el alza de tasas en los Estados Unidos vino asociada a las expectativas de retiro de estímulos por parte de la FED pero, en el caso de la Argentina, hubo factores locales que colaboraron para subir el riesgo.

Entre ellos, la decisión de MSCI de no mejorar la calificación del mercado y el clima electoral. Hasta la colocación de bono a 100 años, el 19 de junio, venían subiendo las tasas de corto plazo y bajando las de largo. Después, esto cambió y las tasas de largo plazo también subieron.

¡Ojo! El bajo rendimiento de los bonos argentinos también se aceleró después de que Cristina Kirchner anunciara su candidatura al Senado y antes de las elecciones legislativas es probable que persista la volatilidad.

Riesgos y oportunidades con la FED

La expectativa de una suba de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos desencadenó un viaje de la tasa de interés a 10 años de los bonos del Tesoro de EEUU.

El aumento de la tasa de interés libre de riesgo global, el primer ladrillo sobre el que se construye la tasa de los países emergentes, tuvo un efecto amplificado sobre el rendimiento de los bonos locales.

Afortunadamente, la señal de una FED que irá muy lento en el recorrido alcista de la tasa de interés de referencia hasta llegar a una tasa neutral de largo plazo le pone anestesia al movimiento alcista de las tasas de los bonos largos en los Estados Unidos.

Lo último es una buena señal para bonos emergente una vez digerida la corrección en los mercados frente al nuevo equilibrio de tasas en los Estados Unidos.

Lo que realmente pasó tras la suba de tasas

Entre 2012 y 2015, los mercados emergentes cayeron 19% en dólares, según el índice de bonos en dólares de JP Morgan.

¿Qué sucedió cuando la FED empezó a subir la tasa?

A inicios de 2016 los bonos empezaron a recuperarse, alcanzando hasta 14,5% en el último trimestre del año pasado.

Sí, es llamativo que ocurriera justo cuando la FED subió las tasas por primera vez en casi una década…

Luego los bonos cayeron con fuerza tras la victoria de Donald Trump, pero encontraron su piso cuando en marzo pasado la FED alzó la tasa como te contamos.

Esa noticia fue suficiente disparador para que los bonos emergentes tuvieran un ajuste de 4,5% al alza.

Lejos de generar una salida de capitales, la suba de tasa fue leída como una oportunidad de compra para el corto y mediano plazo.

Entonces ¿querés saber cómo escoger los bonos argentinos? Te lo contamos en el informe especial que hemos preparado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido