Todos los inversores están detrás de estos bonos

La Argentina parece inmune a las calamidades extranjeras. Ni la crisis brasileña tumbó los títulos públicos locales. Te contamos cuáles son las mejores alternativas para los próximos meses marcados por una baja de la inflación y elecciones legislativas.

La Argentina es una musa para los mercados. Poco importó el escándalo político en Brasil, pues tanto acciones como bonos siguen siendo la opción ideal de los ahorristas para degustar ganancias. ¿Querés saber cuáles son los títulos públicos preferidos de los inversores?

Después de todo, si una conclusión podemos sacar de las últimas semanas es que al mercado poco le importan los shocks externos. La Argentina fue ajena a la crisis política que estalló en Brasil o la investigación del FBI en los Estados Unidos.

Y según los especialistas del mercado, lo más recomendable a la hora de armar una cartera equilibrada es que 30% de los activos sean en dólares y 70% en pesos, según nos cuenta El Cronista.

¿Cuáles son los bonos más atractivos en pesos?

En primer lugar, están los bonos pesos linked, emisiones de compañías argentinas en mercados extranjeros, pero pagan en dólares según la tasa de interés en pesos que se guía por la Badlar.

La Badar no es una tasa conocida por todos, pero se trata del tipo de interés que usan los depósitos superiores a un millón de pesos.

Van orientadas a quien busca acceder a altas tasas en pesos, cuyo rendimiento está atado a la tasa Badlar, levemente por debajo del 19%.

Bonos ajustables por inflación

Pero también resultan atractivos los bonos ajustados por CER, un acrónimo para el Coeficiente de Estabilización de Referencia que sigue la evolución de la inflación.

La última recomendación obedece a que el BCRA decidió mantener la tasa de interés en 26,25%, de modo que al menos en el corto plazo la inflación aún no inicia su camino descendente.

Lo cierto es que el mal dato de inflación de abril generó un fuerte debate sobre la conveniencia de bonos atados a la inflación.

Hay analistas que entienden que la inflación de 9,1% acumulada entre enero y abril se debe a la suba de precios regulados y, por ende, en el segundo semestre debería desacelerar.

De ser así, sería consecuente achicar posiciones en Bonos CER al esperar una rápida disminución en el retorno.

Pero también hay otros que consideran que el momento estratégico para posicionarmie en bonos CER es cuando las tasas alcancen su punto máximo y entran en una dinámica descendente.

¿En qué bonos conviene invertir?

Vamos a ver qué nos dice la experiencia…

Los bonos atados a la inflación son más atractivos cuando la inflación comienza a dar signos de recalentarse  y da signos tempranos antes de desacelerar.

En cambio, los bonos más tradicionales otorgan mejores rendimientos cuando la economía experimenta algún capítulo recesivo o los bancos centrales tienen una política expansiva.

De todo el universo de bonos, sin embargo, uno de los que más ha llamado la atención es el DICP 2033, que tiene un cupón de 5,83% y una duración de 8 años y un spread sobre inflación de 4%.

El Discount en Pesos tiene una amortización estipulada en cuotas semestrales ajustadas por CER en junio y diciembre de cada año.

Es de los que se llaman Bonos amortizables, aquellos que devuelven en cuotas parte el capital prestado. Por tanto, además de los intereses, el  bono puede pagar un monto extra de amortización.

¿Qué tal van los bonos provinciales?

Se trata de uno de los mejores vehículos si querés posicionarte ante una eventual desinflación, pero si buscás arriesgarte un poco más, entonces prestá atención a los bonos provinciales que tienen un premio adicional.

Un ejemplo es el de Córdoba que generó un superávit fiscal en 11 de los últimos 13 años y ofrece un rendimiento de 6,5% por un bono en dólares con vencimiento en 2021.

De todos modos, los bonos que ya te hemos comentado resultan convenientes a la hora de invertir en pesos y luego, entre más se acerquen las elecciones legislativas, tenés que pasarte a dólares.

¿Y si dolarizamos la cartera?

El mercado ve con buenos ojos dolarizar las carteras mientras se aproximan las elecciones y los bonos brillan por su novedad. El primero a tasa de 5,75% con vencimiento en 2025 y el segundo a 7,62% que vence en 2037.

Para Nery Persichini, economista jefe de MB Inversiones, sostuvo que la reapertura de los Bonar 2025 y 2037 contribuyó al programa financiero de 2017.

Al Bonar 2025 lo considera una opción atractiva para quienes buscan mejores rendimientos que los otorgados por el Bonar 2024, mientras que el 2037 representa una variente si querés exponerte al riesgo, especialmente cuando acelera el ritmo de suba de tasas de interés internacionales.

¿Querés saber cuál es la inversión que derrota a todas las demás cuando empiece a desacelerar la inflación? Te lo contamos en el informe especial que elaboramos gratuitamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido