¿Qué va a pasar con la economía de cara a las elecciones?

Los próximos meses son clave para que el Gobierno demuestre -o no- que puede manejar la economía. No podemos ignorar que el bolsillo de los argentinos es un factor clave a la hora de dirigirse a las urnas.

El crecimiento de la economía argentina es aún perezoso y no se palpa en la calle, pero toma envión de cara a las elecciones de octubre. Las líneas divisorias entre sectores ganadores y perdedores que marcaban los primeros “brotes verdes” tras la salida de la recesión son hoy más difusas. Más sectores se expanden. Poco, pero lo hacen. Sin embargo, esos retoños siguen siendo esquivos a algunas de las actividades que más empleo generan, como la industria y el comercio.

El informe sobre nivel de actividad del Indec afirmó que el producto bruto interno creció 0,3% en el primer trimestre del año. Se trata de una expansión vegetativa. Sin embargo, fue la primera cifra interanual en verde desde comienzos de 2016.

Más allá de la foto, la tendencia es esperanzadora. La suba de 1,1% en el primer trimestre frente al cuarto trimestre de 2016 según el dato desestacionalizado fue la tercera tasa positiva consecutiva en un encadenamiento que refleja un síntoma incremental: este último aumento es además el más elevado desde que asumió Mauricio Macri. Por otro lado, esa variación del PBI duplicó lo proyectado por el Estimador Mensual de la Actividad Económica para el mismo trimestre (0,6%).

De acuerdo con lo registrado por el organismo estadístico, la gran estrella de este período fue la inversión, que mostró un aumento del 3% interanual. En el Ministerio de Hacienda afirmaron que, tomando el dato desestacionalizado, la inversión creció a un ritmo anualizado del 7 por ciento. “Éste es su mayor crecimiento en un trimestre en los últimos dos años”, argumentaron. Pese a que en el interanual las exportaciones cayeron 1,8%, el número desestacionalizado -según la cartera que dirige Nicolás Dujovne – mostró en el primer trimestre un aumento anualizado de 12%.

“Es importante que sean las exportaciones y la inversión quienes lideran el crecimiento, ya que esto hace que la expansión sea sostenible”, consideraron en Hacienda. Fue por esto que Dujovne festejó ayer en su cuenta de Twitter. “Los datos oficiales del Indec determinan que el crecimiento de nuestro PBI en el 1er trimestre de 2017 fue de 1,1%. Cada día un poco mejor”, celebró el ministro. El consumo público subió un 1% interanual en el primer trimestre, mientras que el privado avanzó 0,9%, primer dato positivo en siete trimestres. Se trata de un ritmo anualizado de 5,7%, según el cálculo de Hacienda. Otro número destacable fue la suba interanual de las importaciones de bienes y servicios, que mostraron un alza de 4,3 por ciento.

“Hay sectores con muy buen dinamismo, como agricultura (+4,3%) y pesca (+31,1%)”, indicó Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis.

“Otros todavía presentan una mala performance, como la industria manufacturera (-2,2%) o minas y canteras (-5,4%)”, dijo, y agregó: “Se va otro trimestre de crecimiento. Algo a destacar es que la inversión mostró un buen desempeño. Para el segundo trimestre esperamos más crecimiento. El agro va a seguir en positivo por la buena campaña y el sector público va a estar dinámico por la construcción”.

“Los datos de actividad vienen mejor de lo esperado”, indicó Fausto Spotorno, director de Orlando Ferreres y Asociados. “El 1,1% es un muy buen número”, afirmó el especialista, que espera un crecimiento de entre 3% y 3,5% para este año. Se trata de una proyección similar a la que tiene hoy el Gobierno.

“El consumo parece venir rezagado, pero los números ahí están algo mezclados. Hay caídas en ventas de shoppings y supermercados, pero aumentos en restaurantes, autos y motos. No me queda claro que esté creciendo, pero tampoco que esté cayendo. Cuando se afiancen las paritarias, después del aguinaldo de julio, va a haber seguro una tendencia más clara”, concluyó.

Diego Giacomini, director de Economía & Regiones, también remarcó el impulso del campo. “Es una lección para el Gobierno. Les sacaron dos impuestos, el cepo y las retenciones, y se convierte en el sector más dinámico. ¿La moraleja? El tibio crecimiento está apuntalado por pocos sectores a los que se les bajaron los impuestos. Para hacer esto con otros sectores, antes hay que bajar el gasto público, y para eso se necesita un Estado más chico”, dijo el economista, al que le llamaron la atención los avances del consumo privado y de la inversión.

Canastas en aumento

El ingreso mínimo de una familia tipo necesario para no caer bajo la línea de pobreza aumentó 1,1% en mayo con relación a abril y alcanzó a $ 14.665,88, según informó ayer el Indec. Para esa misma familia, la línea de indigencia fue de $ 5986 en el mismo período, lo que implicó un incremento del 1,1 por ciento.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido