Inflación en junio: ¿cuáles son las oportunidades ideales para vos?

Ahora que la aceleración de precios ha comenzado a mostrar mejores resultados, los especialistas se debaten entre Lebacs, Letes, bonos CER o Fondos Comunes de Inversión. Te contamos cuál es la mejor.

La inflación finalmente da su brazo a torcer. La expectativa de mayo es que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec cierre en 1,8%, un mejor dato que el 2,6% de abril. ¿Sabés cuáles son las mejores recomendaciones de los especialistas?

La expectativa de desaceleración de ahora en adelante es bastante clara, pero tampoco estamos afirmando que será fácil alcanzar las metas impuestas por el Banco Central, una inflación oscilante entre 12% y 17% para 2017.

No necesitás ser un experto para determinar que el interés de los inversores sigue puesto por las Lebacs o las Letes, pero ¿qué sucede con los instrumentos altamente ligados a la inflación?

¿Conviene invertir en bonos CER?

Según los especialistas, los bonos ajustables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) y están vinculados a la evolución de la inflación, resultan muy atractivos.

Esa recomendación se origina en el hecho de que el BCRA ha mantenido la tasa de interés en 26,25%, deteniendo las subas que venían ejecutándose, de modo que al menos en el corto plazo no iniciaba su camino descendente.

Claro, lo que muchos pensarían es que el pésimo dato inflacionario de abril generó un fuerte debate sobre la conveniencia de bonos atados a la inflación.

Muchos analistas consideran que la inflación de 9,1% acumulada en el primer cuatrimestre obedece a la suba de precios regulados y en el segundo semestre debería desacelerar.

En ese caso sería consecuente achicar nuestras inversiones en Bonos CER dado que estaríamos a la espera de una disminución en el retorno.

¿Cuál es el mejor momento de los bonos CER?

Lo que sucede es que hay quienes consideran que el momento estratégico para invertir en bonos CER es cuando las tasas alcanzan su punto máximo y entran en una dinámica descendente.

Títulos como el Discount (DICP), Par (PARP) o Cuasipar (CUAP) en pesos han acumulado una suba de 10% hasta hoy.

El interés de muchos se cierne sobre la inflación de mayo, estimada en 1,8%, un número que aún puede beneficiar nuestras inversiones.

Si el resultado finalmente está por el orden del 1,5% entonces sí podría disminuir el apetito de los inversores por los bonos CER.

El bono más buscado

En el universo de bonos, uno de los que más ha llamado la atención de los inversores es el DICP 2033, que tiene un cupón de 5,83% y una duración de 8 años y un spread sobre inflación de 4%.

El Discount en Pesos tiene una amortización estipulada en cuotas semestrales ajustadas por CER en junio y diciembre de cada año.

Es de los que llamamos Bonos amortizables, aquellos que devuelven en cuotas parte del capital prestado. Por tanto, además de los intereses, el bono puede pagar un monto extra de amortización.

Fondos Comunes de Inversión para batir a la inflación

Según iProfesional, el segmento de Fondos Comunes de Inversión creció más que apuestas tradicionales como los plazos fijos, gracias a una combinación de activos triunfadores como Lebacs, Letes o bonos.

Te lo hemos dicho antes: invertir en un FCI es sumamente fácil. Para un ahorrista basta con abrir una cuenta en una sociedad gerente.

Los FCI de los bancos concentran la mayor participación minorista ya que tienen cautivos a los individuos con paquetes de productos bancarios.

Pero también hay FCI de sociedades de bolsa y generalmente trabajan con inversores institucionales.

Si bien el mínimo a la hora de entrar en un FCI es de 1.000 pesos, lo que normalmente se recomienda es colocar unos 20 mil pesos para obtener rentabilidad que valga la pena, más allá de los costos de administración que son muy bajos, una comisión a la hora de ingresar al fondo.

Quien ingresa a un Fondo Común de Inversión tiene invertido sus ahorro en los distintos activos que forman parte de ese fondo, que puede estar formado por distintos porcentajes de Lebacs, Letes o bonos provinciales.

¿Conviene dolarizar la cartera?

El mercado ve con buenos ojos dolarizar las carteras en la medida en que se aproximan las elecciones legislativa y los bonos brillan a los ojos de los inversores.

Ahí tener opciones como el Bonar 2025 y el Bonar 2037, dos nuevos bonos que salieron hace nada al mercado, el primero a una tasa de 5,75% y el segundo a 7,62%.

Según Nery Persichini, economista jefe de MB Inversiones y editor de Revancha Argentina, sostuvo que la reapertura de estos dos bonos contribuyó al programa financiero de 2017.

Al Bonar 2025 normalmente se le considera una alternativa para quien busca mejores rendimientos que los otorgados por el Bonar 2024, mientras que el 2037 representa una variante si buscás exponerte al riesgo, especialmente al acelerar el ritmo de suba de tasas de interés de la FED.

De todos modos, ¿querés saber cuáles son tus mejores alternativas en el momento en que la inflación cae en picada? Te lo contamos en el informe especial que hemos preparado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido