Flash crash en la Bolsa porteña: ¿por qué las acciones cedieron repentinamente?

Una toma de ganancias se conjugó con un error de sistema en ByMA, sumiendo a los inversores en una gran confusión. Te contamos lo sucedido con Millenium, el esquema traído de Londres para operar.

22.624,41 puntos llegó a marcar la Bolsa porteña en un claro récord histórico, pero no solo retrocedió ante una toma de ganancias, sino que las acciones argentinas sufrieron lo que se llama un flash crash este martes. ¿Acaso el mercado da señales de cansancio?

Vamos por partes. Muchos atribuían los nuevos máximos históricos, no solo de la Bolsa porteña, sino al “efecto Trump” en los mercados alrededor del mundo, luego de datos optimistas sobre la manufactura y el empleo en los Estados Unidos.

Lo cierto es que el índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires cayó 0,39% hasta situarse en 22.355,6 unidades.

Entre lunes y martes, la actividad bursátil local arrastra una pérdida del 0,73%, liderada por las acciones energéticas. ¿Será el momento de retirarnos?

Una toma de ganancias

De momento, podés estar tranquilo. Solo hubo una toma de ganancias, algo que sucede cuando el mercado sube mucho y aparecen vendedores en busca de sus beneficios.

Vamos a explicarte un poco más en detalle en qué consisten las tomas de ganancias y luego pasamos a contarte el flash crash que afectó a las acciones argentinas…

Es entonces cuando suelen verse caídas proporcionales a las subas previas, sin que esto afecte la tendencia del mercado.

Se trata de algo bastante saludable a la hora de comprar acciones baratas y subirse al tren ante futuras subas, siempre que la toma de ganancias no se convierta en un cambio de tendencia.

Pero esto no solo ocurre cuando el mercado va en meteórico ascenso, los ajustes suceden también cuando va al revés, después de varios días malos se observan alzas grandes por compras de gangas.

Incertidumbre a la vista

Lo cierto es que son momentos de cautela a la hora de invertir en la Bolsa porteña, dado el escenario de incertidumbre por las elecciones legislativas de octubre y la posible vuelta de Cristina Kirchner a la palestra política.

También influye el escándalo político en Brasil a la hora de manejarse con cautela e invertir en la Bolsa porteña.

Pero también es un potencial buen momento, ya que en cuestión de dos semanas la Argentina recibiría su recategorización de mercado de frontera a emergente, algo que lleva esperando desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia.

Error en el ByMA

Lo cierto es que las acciones argentinas despertaron con una sorpresa poco grata que nada tiene que ver con una toma de ganancias…

En pleno condicionamiento del nuevo mercado bursátil, un error en el sistema de ByMA complicó la operatoria de la renta variable.

Fue la Comisión Nacional de Valores (CNV) quien lo detectó y exigió explicaciones al ByMA.

En la plataforma de Millenium, sistema traído directamente de Londres, se fijaron precios erróneos de los cierres de las acciones, y en la apertura figuraron valores inferiores a los reales, de manera que por la mañana empezaron a dispararse órdenes programadas previamente.

Evidentemente, los inversores empezaron a buscar información sobre algún evento internacional que hubiera desatado tal caída, como un atentado terrorista o la renuncia de Michel Temer en Brasil, pero no había nada.

En detalle, a medida que bajaban los precios de las acciones , empezaron a dispararse los stop loss, herramientas que permiten vender un título cuando toca un precio determinado para así contener pérdidas.

Las acciones más afectadas

Las acciones más tocadas fueron Pampa y Grupo Financiero Galicia, con caídas de 8,55% y 7,88%, respectivamente.

Con el pasar de los minutos, las acciones empezaron a recuperarse de la nada, lo que explicaba un error tecnológico que motivó este movimiento sin contexto, que tuvo efectos colaterales.

La explicación de ByMA fue la siguiente: “se trató de un error humano en momentos en que se adecúa el sistema”

Si bien Millenium funciona para la renta fija, estará operativo a partir de mañana para la variable -ofrecía funciones, pero no negociación-, por eso es que se dispararon las operaciones.

De todos modos, las transacciones fueron revertidas. “En los mercados siempre hay algún error y se pueden revertir las operaciones”, sostuvieron desde la CNV a El Cronista.

De hecho, esto tiene un antecedente en los Estados Unidos. El Dow Jones, principal índice de referencia de Wall Street para industriales perdió casi 1.000 puntos (9%) a falta de poco más de una hora para el cierre del 6 de mayo de 2010 debido al error de un bróker, que ejecutó una orden de venta de Procter & Gamble, cuyos papeles perdieron inmediatamente 23% de su valor. A ese día se le conoce como flash crash.

Lo cierto es que el flash crash argentino ocurre en un momento en que la Argentina apuesta al desarrollo de su propio mercado de capitales. ¿Querés saber cuál es el potencial que se cierne delante para nuestras acciones? Dejanos adelantarte algo: es gigantesco.

Accedé al informe especial que hemos preparado de forma totalmente gratuito y encontrá toda la información que necesitás sobre el gran paso que la Argentina está por dar.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido