¿Cuánto atractivo le queda a la bicicleta financiera?

Durante mayo, el avance del dólar dañó los pedales del carry trade, pero el beneficio de 25,5% que ofrecen las Lebacs continúa siendo bastante llamativo para esta oportunidad.

¿Cuántas veces hemos escuchado que la bicicleta financiera es el mejor negocio de la Argentina? El negocio es muy simple: basta con desarme posiciones en dólares, adquirir Lebacs, aprovechar las altas tasas de interés en pesos y recomprar billetes verdes, pero ¿cuánto durará esa fiesta?

El festival especulativo de la bicicleta financiera suele terminar en crisis. El retorno de la bicicleta financiera proviene del propio instrumento en pesos y el cambiario.

A mayor beneficio en pesos -la tasa de Lebacs es de 25,5% a corto plazo-, más ganarás en dólares, pero si la devaluación es mayor, como sucedió en mayo, el retorno en billetes verdes será inferior.

Sí, el factor cambiario es crítico para montarse en la bicicleta financiera, porque determina el precio de salida para cambiar los pesos valorizados por los dólares.

Pero la bicicleta financiera tiene sus peligros…

Advertencia sobre la bicicleta financiera

En el corto, se mantiene el dólar artificialmente bajo por el ingreso ingente de divisa s a la economía y se continúa generando un endeudamiento vía Lebacs, a través de múltiples licitaciones del BCRA.

Además, la jugada solo nos conduce a una mayor inflación: el dólar se estanca y cuando vuelve a su cauce, hay una nueva aceleración de precios.

Este año, con las elecciones legislativas en octubre, es probable que la bicicleta financiera pierda atractividad a medida que nos acerquemos.

El dólar en mayo

Ya se dio la primera señal: mayo fue un mes en el que no convenía tanto invertir en la bicicleta financiera, dado que requiere de un tipo de cambio estable.

Pero en mayo, el dólar despertó al registrar la suba más alta desde que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

El estímulo en esta ocasión fue el nuevo escándalo político en Brasil en manos de Michel Temer, lo que aceleró la dolarización de carteras.

¿Quiere decir que las ruedas de la bicicleta financiera frenaron?

Según iProfesional, los inversores seguirán comprando Lebacs para beneficiarse de las tasas superiores al 25,5% pese al tropiezo de mayo.

El atractivo detrás de la bicicleta financiera

  1. Dólar: la suba de la divisa durante mayo dio una nueva vista del mercado. Corrigió un tanto el atraso cambiario, de modo que una nueva alza sería más controlada.

  2. Stock: el total de Lebacs que circulan supera los 900 millones de pesos, algo que quita margen de maniobra al BCRA.

  3. Tasa de interés: si baja los tipos, es difícil que el BCRA logre conseguir compradores para sus títulos.

  4. Vencimiento: 85% del abultado stock tiene un horizonte de apenas 60 días de plazo. Peligroso.

Por eso se cree que Sturzenegger la tendrá difícil si desea bajar las tasas de interés en el corto plazo.

Y una tasa de interés del 25,5% es un premio más que suficiente como para tomar ese riesgo. Ninguno de los fondos de inversión ha pedido bajarse de las Lebacs, sino todo lo contrario.

¿Cómo repercute el calendario electoral?

Según iProfesional, las acciones ya han ganado 30% en dólares este 2017, ¿cuánto más podría quedarles?

Por eso es que la gran alternativa para ganar y apostar a lo seguro simultáneamente es ir a las tasas de estos títulos.

¿Hasta cuándo las Lebacs?

Los inversores disfrutan de altas tasa de interés que obtienen de la compra de las Lebacs, pero no prestan atención a la bola de nieve generada.

Incluso Cristina Kirchner escogió el tema para pegarle al Gobierno sustentando sus críticas en el hecho de que el nivel de Lebacs ya supera el total de pesos en la economía.

Si el BCRA decide no renovar las Lebacs al vencimiento, necesitará inyectar más pesos al mercado de los que están en circulación. Sinónimo de inflación.

Es lógico entonces que nos preguntemos hasta cuándo, sobre todo si el exceso puede derivar en una experiencia traumática.

Los más pesimistas creen que el BCRA es preso de una estrategia que lo llevó a tener que pagar tasas excesivamente altas.

Por eso no es que no quieran bajar las tasas de interés, sino que le cuesta, ya que el mercado no las compraría.

¿Convienen las Lebacs?

Cautela es la palabra principal a la hora de recomendar Lebacs al entender que los títulos no podrán usarse para siempre.

Cuanto más grande sea la bola de nieve, más caro resulta seducir a inversor, dado que existe un rendimiento más elevado.

Hay quien incluso teme una crisis inflacionaria porque cuando el público pida los pesos que representan las Lebacs adquiridas, el BCRA tendrá que emitirlos.

La emisión de Lebacs, en definitiva, es una forma de ganar tiempo mientras se aplica la estrategia gubernamental de ajuste gradualista.

De momento conviene preguntarnos qué tan atractiva es la bicicleta financiera argentina en comparación con otras. Te lo contamos en el informe especial que hemos elaborado de forma gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido