¿Cuál es el plan del Gobierno para las elecciones?

Las PASO se avecinan y el oficialismo comienza a diseñar su estrategia de cara a ellas. ¿Querés saber qué planea Mauricio Macri y compañía para dar pelea en agosto y octubre? Lee a continuación.

Como bien sabés, en Argentina este año se celebran las elecciones legislativas. Sin embargo, hace ya algunos años, el sistema ha cambiado y ahora, el proceso electoral es más complejo.

Antes de adentrarnos a lo que es específicamente la estrategia oficial, vamos a repasar lo que tenés que saber acerca de las elecciones y de las PASO.

¿Por qué PASO? 

Las elecciones primarias abiertas y simultáneas, también llamadas primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) fueron creadas en el 2009, tras la aprobación de la Ley Electoral № 26.571.

En la misma se definen básicamente dos cuestiones: cuáles partidos están habilitados a presentarse a las elecciones nacionales, que según la ley son aquellos que obtengan al menos el 1,5% de los votos válidamente emitidos en el distrito de que se trate para la respectiva categoría. También quedará definida la lista que representará a cada partido político, de ahí lo de interna abierta.

Las elecciones primarias son:

Primarias: Porque, en lugar de definirse cargos, primero se determinan las candidaturas oficiales.

Abiertas: Porque todos los ciudadanos participan en la selección de candidatos, estén o no afiliados en algún partido político.

Simultáneas: Todos los precandidatos por las distintas posiciones dirimen su postulación para la elección general en simultáneo la misma fecha y en el mismo acto eleccionario.

Obligatorias: Para todos los ciudadanos que tengan entre 18 y 70 años a la fecha de la elección nacional y para todos los partidos y alianzas que pretendan competir en las elecciones nacionales aún para aquellos que presentan una única lista de precandidatos. Adicionalmente, el voto en las primarias es voluntario para los mayores de 70 años y para los jóvenes desde los 16 a los 18 años; no obstante, la justicia electoral de algunas provincias —como Córdoba y Tucumán— no lo permite en el caso de los jóvenes.

¿Cómo planea el Gobierno llegara a las PASO?

El macrismo ya está procesando la favorable noticia acerca de la división del peronismo y comenzó a diseñar una estrategia de campaña para aprovechar las debilidades de la ex presidenta Cristina Kirchner, la principal adversaria electoral con la que el macrismo polarizará el debate, y vincularla con las mafias que Cambiemos propone combatir.

Mientras tanto, se analiza un posible anuncio de las candidaturas bonaerenses uno o dos días antes del cierre de las listas, que será el sábado 24 del actual.

“Para nosotros es una fiesta, no lo imaginábamos tan favorable. Habrá que ver cómo decanta hasta el 24”, dijo al diario La Nación un alto funcionario de la Casa Rosada y principal estratega con miras a las elecciones del 22 de octubre. “Cuando el adversario se equivoca no hay que interrumpirlo”, señaló.

Asimismo, los macristas también empezaron a imaginar estrategias para ayudar a Florencio Randazzo, precandidato del PJ para las elecciones primarias del 13 de agosto. Presumen que Randazzo podría sacarle votos a Cristina Kirchner, que sería precandidata del Frente de Unidad Ciudadana, sin el peronismo.

De todas formas, en Balcarce 50 también ponen una luz amarilla. Muchos intendentes que respaldan a Randazzo serían presionados de manera agresiva por operadores kirchneristas para pasarse de bando y respaldar a Cristina Kirchner, a cambio de no tener problemas en sus concejos deliberantes con eventuales denuncias y destituciones.

“Va a tener presiones. Quizá lo ayudemos, pero no tanto. Sólo para que le saque votos a Cristina, no para que se agrande tanto”, dijo un alto funcionario al mismo diario.

Si bien trascendió que Macri podría anunciar las listas de candidatos a senadores y diputados bonaerenses de Cambiemos uno o dos días antes del sábado 24, fecha de cierre, algunos funcionarios mantenían el misterio y señalaban que podían comunicarse ese mismo día de la inscripción.

Por ahora, Esteban Bullrich, ministro de Educación, es el primer candidato a senador. Pero Macri no descarta recurrir a la titular de Acumar, Gladys González, a quien aprecia más de lo que se sabe por su combate contra las mafias sindicales. Es decir, no está del todo definido el orden del binomio.

En cambio, José Torello, jefe de asesores presidenciales, será primer candidato suplente. Y la dirigente Helena Estrada, del grupo G-25, segunda suplente. Alguno de ellos podría asumir si en el futuro Bullrich o González fueran convocados a otras funciones.

Torello, aclararon en la Casa Rosada, suele ser primer suplente de las listas más importantes en todas las elecciones: es una cábala entre Macri y su íntimo amigo. Lo hizo en varias elecciones anteriores, aunque no en todas.

Para diputados circulan los nombres de Facundo Manes, Graciela Ocaña y Guillermo Montenegro, aunque todavía no está definido el orden de las candidaturas.

“La campaña va a ser muy austera. Queremos recoger el mandato de la gente de un cambio. Cambiar la manera de ejercer el poder en la Argentina. No más funcionarios todopoderosos, sino personas comunes que tienen el honor de ejercer un cargo”, dijo un funcionario para anticipar uno de los lineamientos discursivos de la campaña electoral.

En contraposición con ello, intentarán aprovechar errores de Cristina Kirchner e identificarla con los sistemas de mafias. Se apelará a muchos archivos periodísticos de los doce años del kirchnerismo.

Para avanzar en los ejes de campaña, hoy se reunirá el Consejo Nacional de Pro en el partido bonaerense de Pilar con las principales cabezas políticas del macrismo: Marcos Peña, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, funcionarios y dirigentes partidarios.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido