Bicicleta financiera: ¿un negocio redondo o riesgo innecesario?

Conocido como carry trade en la jerga financiera, son muchos los ahorristas que se suman a esta inversión alabada desde el extranjero como un símbolo de la era macrista.

Unos tocan a la Argentina con cuidado de quemarse de la “riesgosa bicicleta financiera” y  otros creen que es un mecanismo válido de resguardo, pero ¿cómo funciona esta inversión y por qué hay tanta diferencia entre el modo en que la ven unos y otros?

Vamos a partir desde el nivel más básico y pasamos a nociones más complejas: ¿en qué consiste la bicicleta financiera?

Bien, la bicicleta financiera es una estrategia usada en el mercado de compraventa de divisas que consiste en aprovechar las diferencias en las tasas de interés de una moneda y otra.

Un ejemplo, un inversor toma un préstamos en yenes en Japón a una tasa de interés muy baja y los convierte en pesos argentinos al invertirlos en moneda local a una tasa de 25,5% anual.

La bicicleta financiera y sus riesgos

Pero hay quien dice que jugar con las tasas de interés tiene un alto costo…

Toda operación con divisas que apuesta a una tasa de interés es susceptible de incurrir en pérdidas si el tipo de cambio es desfavorable.

Los ahorristas venden sus dólares que hubiesen rendido hasta 3% anual colocado en Letes para invertirlos en pesos a través de oportunidades como las Lebacs, donde pueden obtener una tasa de interés superior al 25,5%.

La bicicleta financiera: el símbolo de Macri

Las noticias sobre la economía en la Argentina van y vienen por el mundo. Esta semana, la BBC publicó que la bicicleta financiera ha terminado por convertirse en un símbolo del gobierno macrista gracias a una tasa de interés “únicas en el mundo”.

En la nota se cuenta que la bicicleta es una “enorme operación” que favorece a la city. Cuentan que banqueros e inversores han pedaleado con fuerza en los últimos meses.

Todo ocurre gracias a un sistema cambiario flotante y la posibilidad de sacar provecho de una alta tasa de interés que es única en el mundo.

Pero desde los medios de comunicación, los críticos al macrismo denuncian una fiesta financiera que favorece a los “lobos de Wall Street”, a costa de trabajadores y consumidores de clase media, en medio de una política de ajuste inédita.

¿Cómo funciona la bicicleta financiera?

En la jerga financiera, se le conoce como carry trade. Suele dar en contextos de apertura económica y tasa de cambio estable.

Recordemos que la Argentina volvió al mundo financiero en 2016, tras alcanzar un acuerdo con los holdouts.

Ese fue el punto de partida para que el Estado, provincias y empresas emitieran millones de dólares en deuda externa para financiar sus proyectos, según iProfesional.

Ha sido una verdadera lluvia de dólares que ha mantenido al dólar en total estado de letargo, pero la estrategia macrista para reducir la inflación, que se suma a las altas tasas de interés para promover el ahorro.

Pero es normal que para algunos despierten los peores temores…

¿Nos quedamos lejos de la bicicleta financiera?

No se trata de un término nuevo. Durante los años 70 y los 90, los inversores pedalearon animados y siempre terminó en una dramática devaluación y fuga de capitales.

Claro, en el BCRA sostienen que estamos en un escenario totalmente diferente a esos años, porque la tasa de cambio entonces era predecible.

¿Es así?

Si bien el dólar se mantiene planchado por la lluvia de dólares, el peso se mueve durante el año por factores ajenos como la elección de Donald Trump o la crisis en Brasil.

Pero como siempre sucede, hay ganadores y perdedores…

Ganadores y perdedores de la bicicleta financiera

Con un dólar planchado, ganan importadores y viajeros locales, pero pierden los exportadores e industrias manufactureras.

Si las tasas de interés en pesos son altas la inflación quedará contenida, pero el consumo cae, como ha ocurrido, y aumenta el desempleo.

Pero hoy todos están de fiesta comprando Lebacs sin saber si el día de mañana el Banco Central tendrá alguna forma de pagar ese interés que se forma.

¿Conviene blindarse a través de la bicicleta?

Va así: hacés el carry trade de dólares a pesos y luego te resguardás nuevamente en billetes verdes.

Lo lógico es hacer un seguro de cambio para fijar una rentabilidad en dólares y así anulás la incertidumbre acerca de cómo estará la tasa cambiaria en un plazo de no más de un año.

¿Cómo hacerlo?

Bueno, básicamente comprás el famoso dólar famosos utilizado por muchos para anticiparse a la devaluación.

¿Invertir en pesos o en dólares?

La realidad indica que cada día son más quienes invierten pesos, dado que empiezan a percibir que vale la pena ahorrar en moneda local.

A esto le podemos agradecer al Banco Central que ha concentrado esfuerzos en brindar al ahorrista a una tasa de interés positiva, algo básico en cualquier país.

Esa es la clave a entender por el ahorrista que coloca sus ahorros en dólares. El BCRA busca proteger nuestros ahorros contra la inflación, de modo que la clave es hacer rendir nuestros pesos.

La conveniencia entonces para invertir en pesos dependerá de la política monetaria del BCRA que se concentra en mantener el poder adquisitivo del peso.

Claro que no toda inversión es definitiva. En el informe especial que preparamos gratuitamente te contamos de una que sigue ganando fuerza y es más segura día a día.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido