Aprendé a invertir a pesar de las malas noticias

La exclusión de la Argentina como mercados emergente cayó como un yunque a nuestras inversiones, pero no es más que una ventana que se abre para enseñarnos una lección.

La decisión del MSCI de dejar por fuera a la Argentina de los mercados emergentes es algo que nadie esperaba, una mala noticia que nos sirve para enseñarte cómo invertir en escenarios llenos de natividad.

Respecto a esta noticia puede decirse que gran parte de la suba que veíamos en el mercado local estaba basada en la expectativa de que la Argentina regresara al selecto grupo y que, a partir de ahí, grandes flujos de dinero entraran al país.

Pero la mala noticia desinfló esas expectativas y ahora nos espera un gran carrusel de volatilidad y probables caídas para el Merval.

La mala noticia llega en un contexto de mercado alcista y nos hace preguntarnos ¿cómo invertir en este escenario?

De la euforia a la depresión…

Imaginá lo siguiente: los mercados se mueven como una especie de péndulo que oscila entre el optimismo y el pesimismo o de la euforia a la depresión.

El piso del mercado suele coincidir con un gran pesimismo, una crisis económica o conflictos sociales. Cuanto más se satura el mercado con malas noticias, mayores son la sposibilidades de que el mercado inicie un ciclo alcista.

Al contrario, el techo del mercado se da en medio de la euforia y el optimismo, cuando todo marcha bien en la economía y sus gobernantes gozan de gran popularidad, pero el mercado castiga al consenso e inicia un ajuste.

Cuando leemos lo que hemos comentado nos suena bastante parecido a lo que decía Warren Buffett, quien sostenía que era codicioso cuando todos eran temerosos y era temeroso cuando los demás eran codiciosos.

¿Qué conclusión podemos sacar?

Una forma alternativa de ver las malas noticias

Una mala noticia nunca es el techo del mercado y una buena noticia nunca es el fin. Creemos que podés hallar un modo de invertir en este escenario.

Lo que va a ocurrir ahora es lo siguiente: es probable que el mercado genere un gran ajuste ahora y limpie las expectativas que se arrastraban a partir de descontar la inclusión a emergentes.

Por eso tendríamos que empezar a entender las bajas del mercado como una oportunidad de compra para un portafolio a mediano o largo plazo.

Tendríamos que evaluar próximos movimientos del mercado pero con la lupa puesta de dónde pueden las acciones retomar su senda alcista que traía en los últimos años.

Eso sí, no sucederá un cambio estructural a partir de la no inclusión a emergentes y la clave pasará por el éxito del gobierno en las elecciones legislativas que vienen.

Si el gobierno consolida la victoria se generaran renovadas expectativas que le permitirán a los inversores mantener una visión optimista para los próximos años y el mercado podrá mantener la tendencia alcista de cara a mediados de 2018.

Invertir ante las malas noticias

El MSCI consideró que el país reúne los requisitos para conseguir la reclasificación, pero le hace falta tiempo.

Así es como el MSCI hace referencia al riesgo político de las elecciones legislativas aumentando las primas de riesgo de los títulos públicos y por ende acomodando a la baja las valuaciones de las acciones.

Es así como sale a la vista el bono a 100 años. La emisión de 2.750 millones de dólares cayó por sorpresa para la mayoría de los inversores dado que recibieron ofertas por 9.750 millones, un gran apetito demostrado.

El rendimiento del Globant 2117 asciende a 8%. Se repaga a inversores en cuestión de 12 años, convirtiéndolo en una apuesta atractiva si la inflación siga a la baja y sos paciente.

Una segunda opción que podés ver de cerca es el bono del Tesoro en pesos, atado a la tasa de política monetaria al 2020 que paga cupones trimestrales en función al interés que fija el Banco Central mensualmente.

Lo que es seguro es que la volatilidad observada durante las últimas jornadas en el mercado argentino probablemente continuará en los próximos días, lo que hace que sea necesario adoptar una estrategia de protección. a la espera de mejores oportunidades, tanto en bonos como en renta variable.

Los mejores bonos en pesos

En Apertura.com nos señalan títulos como el TC21 o el Discount que vence en 2033, cuyos rendimientos son de 1% a 3,5% sobre la inflación de 2017

En caso de que quieras arriesgarte un poco más, los bonos provinciales tienen un premio adicional que no reúnen los nacionales de similar plazo.

El mejor ejemplo que te podemos dar es Córdoba, que tuvo un superávit fiscal en 11 de los últimos 13 años y ofrece un rendimiento de 6,5% por un bono en dólares con vencimiento en 2021.

Sin embargo, lo mejor para vos es invertir en pesos y a medida que se acerquen las elecciones legislativas pasarte a dólares.

¿Qué hacer cuando toque dolarizar tu cartera? Esa es la pregunta que nos hacemos ahora e intentamos responderla a través del informe especial que elaboramos de forma totalmente gratuita para vos.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido