¿Qué hacer si estoy posicionado en Brasil?

Los activos brasileños sufrieron increíbles bajas luego de que se dieran a conocer pruebas que implican al presidente Michel Temer en el caso de corrupción más grande del país. ¿Qué debe hacer un inversor?

Brasil volvió a hundirse en el escándalo. Probablemente ya estés al tanto de lo que sucedió, pero en caso de que no sea así hagamos un repaso de los últimos hechos. Veamos qué pasó esta semana.

¿Listo?

El miércoles, el diario O Globo reveló la existencia de audios en los que se escucha al presidente Michel Temer respaldar sobornos de un empresario a un testigo que podría implicarlo en el Lava Jato.

Dicho encuentro habría tomado lugar el 7 de marzo en la residencia presidencial. Allí había ido el empresario Joesley Batista, uno de los propietarios del frigorífico más importante de Brasil: JBS. Pero Batista tenía un grabador escondido en el bolsillo.

De acuerdo con O Globo, Batista le admite a Temer haberle dado dinero a Eduardo Cunha, ex presidente de la Cámara de Diputados e impulsor del impeachment a Dilma Rousseff. Temer habría dicho “tiene que mantener eso, ¿vio?”

Y entonces estalló el caos en el país.

Como era de esperarse, hubo grandes manifestaciones pidiendo la renuncia del presidente de Brasil. El jueves, la Corte decidió abrir una investigación sobre Temer por el audio que Batista entregó a la justicia.

Luego de todo esto, uno esperaría que Temer renunciase, ¿no?

Pero el presidente por cadena nacional anunció que no lo hará. “No compré el silencio de nadie y exijo una investigación rápida”, expresó.

¿Qué pasó en los mercados?

Ante tal escándalo las acciones sufrieron importantes caídas. Por ejemplo, el dólar en Brasil se disparó 7,4% y alcanzó máximos de 3,41 reales. Por su parte, las acciones provocaron un fuerte ajuste con bajas del 16% para el índice de Brasil en dólares (EWZ).

Ahora la pregunta del momento es cuál será el verdadero impacto para el futuro de los activos de Brasil y su economía.

Rubén Ullua, director de la consultora RJ Ullua, le dijo a El Cronista que para él esta caída será más profunda a corto plazo ya que el mercado está reaccionando inmediatamente a la noticia.

 “No vemos que se haya cambiado el escenario de recuperación de largo plazo y entendemos que los pisos vistos a comienzo de 2016 han sido significativos. Esta baja sirve para corregir parte de las ganancias acumuladas de 2016 en bolsa y para la moneda de Brasil”, analizó Ullua.

Ullua cree que el inversor tiene que ser cuidadoso a corto plazo y ver el desenlace de la crisis actual como una oportunidad de compra de mediano plazo. Es decir, se producirá una depuración temporal en la bolsa y el dólar y no habría una perforación de piso de mínimos de 2016.

Agustín Arreguy, Jefe Estrategia de Dracma SA, explicó en El Cronista que la caída del 16% del EWZ tiene dos componentes. Uno sería la liquidación que se produce por las bajas en las acciones del Ibovespa de la bolsa de San Pablo y el otro sería el retroceso del real de 7% contra el dólar. En tan solo dos días se perdieron todas las ganancias en el año y el EWZ pasó a negativo.

De acuerdo con Arreguy, ya hay signos de una próxima recuperación en los números de la economía y si Brasil logra salir rápidamente de esta crisis, y la corrección no es tan profunda, podría haber una venta de oportunidad en el mercado argentino en bonos y en acciones.

Por su parte, el Economista Jefe, Diego Martínez Burzaco cree que con la situación actual es mejor no hacer nada hasta tener una mayor certeza aunque sin dudas esto cambie el panorama de corto plazo en Brasil.

“Si son posiciones especulativas de corto plazo y hay ganancias en el medio, aprovecharía el rebote de hoy para vender y esperar afuera”, recomienda Burzaco. “Pero si se trata de un inversor de mucho mayor plazo con posiciones en el mercado de Brasil, esperaría”, concluye.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido