La oportunidad que la inflación nos presenta hoy

Con la aceleración de precios que no para, los títulos más atractivos a la vista de todos son los bonos CER. Te contamos cuáles son las mejores opciones.

La inflación no da su brazo a torcer. En abril fue de 2,6% y encendió más de una alarma. Lo más probable es que los inversores corran a dolarizar sus carteras o se posicionen en Lebacs para ganar la carreras, pero se olvidan de una alternativa interesante: los Bonos CER.

En concreto, lo que sucedió fue lo siguiente: el índice del Indec fue de 2,6%. Si bien Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, advirtió a tiempo que abril sería un mes delicado, el dato sorprendió a todos.

Por ejemplo, en el Relevamiento de Expectativas del Mercado, los analistas proyectaban que la inflación sería de 1,9%. Quien más se arrojaba era Bloomberg al sostener que ascendería a 2%, no más.

Una meta inflacionaria inalcanzable

De ahí que Diego Martínez Burzaco, presidente de MB Inversiones y editor de Mercado en 5 Minutos, sostuviera que es prácticamente imposible ya alcanzar las metas inflacionarias del BCRA. “No es una cuestión de pesimismo. Tiene raíz en los números”.

Te lo contamos así:

Inicialmente desde el BCRA nos decían que 2017 cerraría con una inflación que oscilara entre 12% y 17%, pero en 4 meses acumulamos 9,1%.

¿Sabés cuánto tiene promediar para que todo calce perfectamente?

0,88% mensual a partir de mayo. Solo así Sturzenegger podrá cumplir con su objetivo. Se ve bastante complicado, por no decir que imposible. Este ritmo es nada más que un tercio de lo que fue la inflación en abril.

Un gusto a Lebacs

Ahora lo más probable, según los analistas, es que se reafirme el trabajo del BCRA en el mercado secundario de Lebacs y continúen, por un tiempo, la suba de tasas.

En otras palabras, es seguro que el BCRA tomará medidas en el mercado para atacar lo que demuestra ser una inflación persistentemente alta en 2017.

También existe la posibilidad de que el dato inflacionario no fuera más que una demostración de que el BCRA se había adelantado ya a los hechos con sus intervenciones diarias en el mercado secundaria de Lebacs, iniciadas en marzo.

Ya lo vimos una vez. La tasa de referencia de las Lebacs subió 150 puntos básicos en abril pasado, tras un terrible dato inflacionario de marzo.

Lo que hace el BCRA casi a diario es absorber liquidez al vender Lebacs en el mercado secundario, con el objetivo de subir una tasa de interés que atrae más pesos que los pases, sobre la que se apoya la tasa de referencia de la política monetaria.

Lo negativo con este movimiento es que paraliza la actividad económica, en particular por un repunte del consumo que tarda en llegar.

En cambio, el valor de agregado que pueden resaltar las Lebacs es el hecho de que quien las emite es el Banco Central, que tiene la potestad de imprimir pesos, así que son muy seguras.

Otra de sus ventajas es la liquidez inmediata: quienes poseen letras del Banco Central pueden venderlos o hacerse con el dinero de forma inmediata.

Bonos CER

Con la inflación convirtiéndose en un hueso duro de roer, sostiene Martínez Burzaco, se vuelven realmente atractivos los títulos cuyo rendimiento se ajustan al nivel de precios que indica el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

¿Conocés cuáles son los bonos CER?

En el grupo se encuentran el Bogar 18, el Bocon 2024, Discount en pesos, el Par en moneda local y los Boncer a 2020 y 2021.

Este mismo año vimos un escenario muy parecido, ya que en febrero un interés pronunciado por los Boncer. La demanda fue tal que la tasa real bajó un montón. Esto ocasionó que perdieran atractivo ante las Lebacs, que también ofrece un rendimiento en pesos.

En concreto, los bonos son una alternativa interesante porque, por un lado obtienen cobertura de poder adquisitivo y, por el otro, conseguir una tasa por encima de la inflación.

Martínez Burzaco añadió que por su estructura, los bonos CER actualizan el capital en función del encarecimiento del costo de la vida. Sobre esa base, devengan intereses semestrales.

Los mejores bonos CER

Quien invierte en pesos y quiere mantener el poder adquisitivo de la moneda tendría que razonar así: un bono en pesos a tasa fija paga un interés promedio del 15% para los próximos 3 años.

Luego si restamos un punto que pagan los Boncer adicionalmente a la inflación, da como resultado que el mercado espera que en los próximos 3 años el mercado promedie el 14%.

La verdad es que la inflación seguramente estará por encima de estos cálculos de modo que serán preferibles bonos CER en el mediano plazo.

Lo más atractivo, según Martínez Burzaco, se ve en el tramo largo, con el Discount en pesos (DICP) que rinde 4% por encima de la inflación. En cambio, la parte corta de la curva se ve muy cara debido al gran ascenso del año pasado.

¿Querés un par de alternativas a los bonos CER? Hemos elaborado un informe especial en el que te contamos todo sobre dichas alternativas. Te invitamos a acceder dado que es totalmente gratuito.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido