La inesperada acción que el limón a EEUU podría impulsar

La visita de Mauricio Macri a Donald Trump tuvo oculta en su agenda la reanudación de la exportación de biodiésel a base de soja que enfrenta una investigación. Se trata de la principal exportación local en Norteamérica.

Los limones argentinos ingresarán una vez más a los Estados Unidos tras 15 años. Todo se destrabó tras la visita de Mauricio Macri a Donald Trump, cuya agenda trató, en secreto, otro tema que podría hacer explotar una acción en la Bolsa local.

Vamos, como siempre, por partes. La posibilidad de enviar cítricos al mercado norteamericano funciona como una patente que ratifica la confianza.

En otras palabras, la autorización para volver a exportar, en este caso limones, tiene un efecto de reputación y de contagio que le devuelve a la Argentina la confianza necesaria para acceder a otros mercados.

En Tucumán, de donde proviene más del 80% de la producción local de limones, 1,5 millones de toneladas aproximadamente, no paran de festejar.

San Miguel y el limón a EEUU

Confirmaba el Servicio de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Aphis-USDA, por sus siglas en inglés) que la autorización rige a partir del 26 de mayo.

Pero los productores tucumanos creen que recién en 2018 podrán exportar, debido a que la campaña citrícola de este año está muy avanzada -va de abril a julio- y es necesario realizar distintos pasos previos a la comercialización.

Y ya te habíamos contado cuál es la acción más favorecida de la Argentina con esta medida…

Se trata de San Miguel (SAMI), una de las recomendaciones más frecuentes en 2016. No es para menos. Durante los últimos 5 años, las acciones de la citrícola acumularon una suba de 1.870%.

La agenda oculta de Macri y una oportunidad de oro

Si bien los limones ocupan gran parte de nuestra agenda, hoy te queremos contar algo adicional que también se discutió entre Macri y Trump durante su reunión. Se trata de nada menos que la principal exportación argentina a los Estados Unidos, cuyo futuro es incierto.

El biodiésel a base de soja argentino enfrenta una denuncia por supuesto dumping y subsidios en los Estados Unidos que frena operaciones.

¿Sabés qué es el dumping?

Se trata de una práctica comercial que consiste en vender un producto por debajo de su precio normal, o incluso por debajo de su coste de producción, con el fin de eliminar a la competencia y apoderarse del mercado.

La investigación al biodiésel argentino

¿Consecuencia? Penden de un hilo las exportaciones a los Estados Unidos por más de 1.000 millones de dólares.

Y si bien no hubo inconvenientes a la hora de aceptar la entrada del limón a EEUU, los funcionarios norteamericanos fueron distantes al tratarse del biocombustible.

Simplemente repitieron que hay una investigación en curso y que una comisión independiente definirá el 8 de mayo si avanza o no con sanciones contra la Argentina.

Si avanza en una pericia más profunda, según TN.com.ar, Estados Unidos adoptaría barreras arancelarias provisorias. Una lanza al pecho de la exportación argentina.

Todo se remite al pasado mes de marzo cuando la cámara de productores de biocombustibles de los Estados Unidos denunciaban que las exportaciones argentinas ingresaban a precio de dumping y acusaban al país de subsidiarlas.

Durante 2016, según datos de TN.com.ar, la Argentina exportó a los Estados Unidos 1.073 millones de dólares en biodiésel, 29% del total de las ventas a ese país.

Pero a diferencia del caso del limón a EEUU, en el mercado no hay muchas empresas ligadas al biodiésel porque la mayoría son grandes aceiteras que no cotizan, sostuvo Diego Martínez Burzaco, presidente de MB Inversiones.

Una acción a la espera

La única empresa que tiene un impacto directo con la investigación al biodiésel argentino es Molinos, que tiene producción orientada a ese sector.

En su página web, Molinos Río de la Plata explica que el biodiesel es la energía renovable de mayor crecimiento en el mundo durante los últimos años.

Además, se trata de un importante eslabón en la cadena de valor de la sola y desde 2007, la compañía invirtió en la construcción de una planta de biodiesel y celebró convenios de producción que le permitían realizar exportaciones a importantes clientes de alcance mundial.

En 2010 Molinos Río de la Plata se incorporó a la empresa RENOVA, donde junto a Glencore y Vicent´n operan la planta más grande biodiesel de la Argentina, en la localidad de San Lorenzo y con una capacidad instalada de 480 mil toneladas anuales.

De acuerdo con Martínez Burzaco, las acciones de Molinos Río de la Plata están muy quietas en los últimos meses y necesita alguna noticia que la haga subir. “Quizá el retorno a los Estados Unidos pueda o, si no, el balance que debería estar por entrar”.

Casualmente Molinos recibió una noticia que probablemente le beneficie. ¿Querés saber cuál es? Accedé al informe especial que hemos elaborado gratuitamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido