¿Invertir o no en Apple? He ahí el dilema

El gigante tecnológico causó estragos en la Bolsa al publicar su último balance financiero. Pero ¿qué tan mal andan sus cuentas? A continuación te contamos todo al respecto.

En Wall Street, cuando un gigante cae, el impacto se hace sentir en todo el mercado.  

Justamente eso fue lo que sucedió con Apple, firma que luego de dar a conocer sus resultados financieros del último trimestre, se desplomó en la plaza bursátil y arrastró al índice Nasdaq, dentro del cual cotiza.

El miércoles pasado, la Bolsa de NewYork tuvo una jornada agridulce, debido en parte al disgusto que generaron los últimos resultados difundidos por la compañía de la manzana.

La tecnológica, que anunció el martes que en el último período había vendido menos teléfonos iPhone de los que se esperaban, terminó cayendo 0,3%.

Considerando el peso de la firma, la de mayor capitalización en el mundo, el descenso de Apple lastró al Nasdaq y a títulos claves del sector tecnológico, como Microsoft, que perdió 0,32 %, y Amazon, que cedió 0,62 %.

Los números de Apple

La firma dio a conocer resultados económicos que generaron cierta decepción en el mercado, principalmente por una ralentización en las ventas de su producto estrella, el iPhone, a pesar del ligero aumento en sus beneficios.

La compañía informó que en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal terminado el 1 de abril, vendió 50,76 millones de teléfonos, que generaron ingresos de 33.249 millones de dólares, lo que representa el 63% de todos sus ingresos.

Los datos suministrados no cumplieron con las estimaciones de expertos, que esperaban unas ventas de 52 millones de smartphones.

En el mismo trimestre del año pasado, Apple vendió 51 millones de iPhones, y lo anunciado hoy está aún más lejos de los 61,2 millones del mismo período de 2015.

Según el máximo directivo de Apple, Tim Cook, la “pausa” en las ventas está ligada al hecho de que muchos clientes potenciales del iPhone están a la espera del nuevo modelo que se espera para septiembre de este año.

Pero ese elemento siempre se tiene en cuenta cuando se analizan los resultados de Apple, y si en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal las ventas del iPhone no han sido como se esperaban, los resultados del siguiente trimestre pueden ser peores.

Si en el primer ciclo de su ejercicio fiscal la empresa había anunciado un descenso del 2,6% en sus beneficios netos, en el trimestre más reciente pudo reponerse de esa caída y anunció que su ganancia neta creció un 4,9%, hasta los 11.029 millones de dólares.

La firma anunció que el consejo de administración ha autorizado una ampliación de su programa de recompra de acciones, desde los 175.000 millones de dólares anunciados el año pasado, hasta los 210.000 millones de 2017.

También informó sobre un aumento del 10,5% en el dividendo trimestral, que llegará a 63 centavos y será pagado el 18 de mayo a sus accionistas.

Pero ni Tim Cook ni su jefe financiero, Luca Maestri, dieron muchas pistas sobre qué otras medidas puede adoptar Apple para utilizar la ingente cantidad de efectivo que tiene la compañía, que llega a unos 172.000 millones de dólares, descontando montos adeudados.

Según cálculos de medios especializados en finanzas a nivel internacional, el 90% de ese efectivo se encuentra fuera de los Estados Unidos, ya que Apple aprovecha ventajas fiscales en otros países, algo que ha sido muy criticado por la nueva administración de Donald Trump.

Es importante destacar que todos estos datos, difundidos al cierre de Wall Street, así como las explicaciones dadas por Cook, no convencieron demasiado a los analistas.

De hecho, después de que terminara la conferencia telefónica con inversores, los títulos de Apple caían un 2% en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de la plaza neoyorquina.

¿Qué esperar de Apple a futuro?

Es importante tener en cuenta que a pesar de los retrocesos, los resultados financieros de Apple siguen siendo envidiables.

Y es que la compañía de la manzana facturó un 5% más que el año anterior, alcanzando los  52.900 millones de dólares ya mencionados y un beneficio neto de 2,10 dólares por acción.

Estos datos sirven como sustento a la tesis de que Apple dejó de ser una compañía en crecimiento para convertirseen una firma sólida y por ende, no puede expandirse al mismo ritmo que en el pasado.

No obstante, esto no significa que no podés invertir en ella. Si estás buscando valor más que crecimiento para tu cartera a largo plazo, esta acción podría ser una opción a considerar.

Lo mejor de todo, es que estos resultados pudieran proyectarse durante todo el año porque es claro que los cultores de Apple siguen respaldando a sus productos más populares.

Dentro del amplio espectro de las acciones tecnológicas, existen muchas otras que han subido considerablemente en los últimos meses. En ese sentido, surge el interrogante sobre si siguen teniendo potencial de avance.

Descubrilo en el siguiente Informe Especial totalmente gratuito, preparado exclusivamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido