Estamos con el POTUS

Trump insinuó por Twitter que el gobierno debería apagarse. Lo apoyamos, es la mejor medida que podría tomar.

Pobre Donald Trump.

No parece importar lo que diga, la prensa está al acecho con él.

En uno de sus tweets, afirmó: “Nuestro país necesita un buen ‘apagón’”

Los comentaristas no lo podían creer. Era “impensable”, dijeron, que un presidente sugiera ¡cerrar su propio gobierno!

El apagón es el cierre de las operaciones del gobierno por tiempo ilimitado.

Por eso, de nuevo, estamos con el POTUS (por las siglas en inglés de “President of the United States”).

“El Donald” tiene razón: Un apagón es lo que necesita el país.


Sin dinero para el pantano

Hay que cerrar todo el asunto.

Que se acabe el dinero para el pantano. El dinero para los amigotes del poder, para los zombies. Que se paralice la sanción de reglas de empleo… salarios mínimos… regulaciones, SEC…

Mandar a los metidos de la NSA y la CIA a su casa. Dejar de recolectar impuestos. Dejar de decirles a todos qué hacer.

Parar con los acuerdos ganar-perder.

Wow… nos emocionamos solo con pensar en eso.

Los lectores dirán que Trump está siendo irresponsable y que un apagón sería “desastroso”.

Piensa en todos los museos y parques que estarían cerrados. Piensa en la señal de TV Pública fuera del aire. Piensa en todos los despilfarros, acuerdos y lindos contratos que serán puestos en pausa.

El Departamento de Trabajo ¡de repente sin trabajo! El Departamento de Educación… se va a su casa. El Departamento de Agricultura… sacado de las raíces. El Departamento de Energía… sin gas.

Sí… ¡suena bien!


Todavía en el negocio


La mayoría de lo que hace el gobierno no es “esencial”.

Incluso en un apagón, los federales todavía estarían funcionando – tomando nuestro dinero, espiándonos, haciendo preguntas maleducadas en los aeropuertos y vigilando extranjeros.

Si el presidente de verdad quisiera mover las cosas, debería cerrar estos servicios “esenciales” también.

Por ejemplo, el Departamento de Seguridad Nacional.

Por favor. ¿Esencial?

Veinte años atrás, no existía. Ahora emplea a 240.000 personas.

Si Trump quisiera engrandecer a Estados Unidos, se desharía de él. Estábamos más seguros antes de su creación.

Y enviaría de nuevo a los soldados a sus barracas. Veinte años atrás, la guerra contra el terror no existía. Ahora somos U$S 7 billones más pobres pero no más sabios.

Trump prometió un nuevo tipo de política extranjera, un cierre del gobierno sería un muy buen comienzo.

Cierra Obamacare de paso.

Eso no existía 20 años atrás. No recordamos, ¿la gente caía muerta en las calles entonces?

¿Qué tal eso como reforma radical? Deja que la gente pague por sus propias pastillas.


¿Perfecto Presidente?


Pero espera…

El presidente dice que quiere un apagón… en septiembre.

¿Por qué esperar hasta septiembre?

Si no es ahora, ¿cuándo?

Querido lector, no nos gusta decepcionarte. Pero aunque estamos con POTUS, POTUS mismo no lo está. No habrá un serio shutdown del gobierno federal. No ahora. No en septiembre.

No lo habrá por la misma razón por la que no habrá serios recortes de gastos. Ni recortes en los asuntos extranjeros. Ni en el gasto doméstico.

Como se esperaba, Trump ha terminado con el mismo programa – más o menos – de todos los demás presidentes del siglo XXI.

Él empujará sus proyectos preferidos. Castigará a sus enemigos pero no desafiará al poder real detrás del gobierno federal estadounidense.

En las últimas semanas, hemos aprendido que Trump cree que la OTAN no es tan mala… que China probablemente no es una “manipuladora de divisas”… que el “gran y hermoso muro” puede esperar… que puede trabajar con el acuerdo de Irán… y que Obamacare no tiene que ser eliminada sino que necesita ordenarse un poco…

¿El Estado profundo podría haber encontrado un presidente más perfecto?

El problema con Hillary era que ella estaba obviamente en el bolsillo de los insiders. ¿Pero Donald? Sus fans creen que está de su lado.

Y no hay un programa de estupideces o política ventajera tan tonta y tan contraproducente que no obtenga eventualmente una aprobación y más dinero de la Casa Blanca.


Tomadores, no hacedores


Es decir, no importaba, ¿no?

La elección.

Durante el fin de semana llegó más evidencia. Los federales pasaron una ley de gasto de billones de dólares para mantener en funcionamiento a las estafas y despilfarros hasta septiembre.

Izquierda, derecha y centro – todos se unieron para asegurarse que nada cambie mucho.

Todas las agencias familiares y programas seguirán recibiendo dinero – incluso Planned Parenthood.

Todos los bichos del pantano seguirán siendo alimentados, especialmente los dos más grandes: Wall Street y el Pentágono (que recibirá más dinero).

¿Hillary habría hecho algo diferente? No.

Aquí en el diario no adherimos a ningún partido. Odiamos a ambos en igual medida.

Ambos son tomadores y no hacedores. Ambos prometen alimentar a los pobres pero ninguno ha hecho crecer nada en ningún campo.

Ambos prometen mejor salud pero ninguno ha cambiado una cama de hospital.

Ambos prometen más trabajos, pero ninguno ha empezado un negocio rentable o ha pagado un sueldo.

Solo pueden darte algo al sacárselo de sus dueños correspondientes.

Tuvimos una corazonada de que no importaba quién ganase la elección en noviembre.

Aparentemente, esa corazonada tenía razón.

Atentamente,

Bill Bonner

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido